1

3,372 vistas

Julio 06, 2019 18:00 hrs.

Dayerlin Sosa López › guerrerohabla.com

Derechos Humanos Nacional › México Ciudad de México



06/07/2019

Puede que los abuelos sean un pilar fundamental en la vida de todo niño, pues ¿qué sería de la vida sin la complicidad de estos seres con vasta experiencia sobre la vida? Es común encontrar en ellos amor y compresión, uno diferente al que se halla en los padres.

Abuelo dando un abrazo a su nieto

Desde el momento del nacimiento, los nietos y los abuelos tienen un vínculo especial, es un amor diferente el paternal, pues para estos ’ancianitos’ de cabellos plateados, los hijos fueron la práctica perfecta para detectar los errores y los nietos son la forma de corregirlos.

Actitudes de los abuelos hacia sus nietos
Consentir es uno de los verbos que caracterizan a los abuelitos, ellos están repletos de amor y mimos para sus nietos, incluso hasta después que dejan de ser bebés. Es típico encontrar el apoyo entre los brazos de los abuelos, cuando los padres intentan ser duros con los chicos, los abuelos siempre hallan la manera de ponerse del lado del nieto para que las cartas salgan a su favor.

Más empatía con el niño
Los abuelos no suelen ser realmente estrictos con los nietos, como lo fueron con sus hijos, al parecer es una tarea más paternal, lo que les permite generar mayor empatía con ellos. La experiencia de abuelos, lleva siempre a que los más jóvenes acudan a ellos en busca de consejos sabios, siempre tienen una solución a todo y lo mejor es que siempre tendrán una buena historia o anécdota que contar acerca de cualquier tema.

También puedes leer: Las 12 leyes del karma que pueden cambiar tu vida
Tienen la palabra justa
Nieta confidente de su abuelo

Son muy buenos narrando cuentos y tienen la paciencia de un ejército de mamás, por lo cual, en general, los nietos sienten mayor tranquilidad y confianza al compartir con sus abuelitos. Es por ello que se dice que los abuelos dejan huellas en el corazón, ya que tienen la enorme capacidad de posicionarse en ellos desde el momento en que el niño llega al mundo, con muestras de afecto y apoyo incondicional.

Todos alguna vez, pasaron tardes, días y noches enteros con sus abuelos, quizá comiendo la receta secreta de la abuela o escuchando las historias del abuelo, el hecho es que tienen una forma especial de cuidar a las próximas generaciones.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor