1

1,980 vistas

Septiembre 05, 2019 20:41 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Se jugó en la última jornada de la temporada 2010-11 y el Deportivo habría buscado evitar el descenso

+Hay 42 acusados de ambos cuadros

+Se atisba posibilidad de nulidad del proceso

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).– ’El Zaragoza abusó de mi confianza’, aseguró el mexicano Javier Aguirre, exentrenador del Zaragoza, durante el tercer día del juicio por el supuesto amaño del Levante-Zaragoza que se jugó en la última jornada de la temporada 2010-11, digno de guion de novela policiaca, que involucra una espinosa triangulación de transferencias económicas. La Fiscalía Anticorrupción pide dos años de prisión y seis de inhabilitación para los futbolistas.

La acusación sostiene que ante el riesgo de descender, el presidente del Zaragoza, Agapito Iglesias, y dos consejeros, Francisco Porquera y Francisco José Checa, planearon –con el director deportivo, Antonio Prieto, el entrenador, Javier Aguirre, y los capitanes del equipo, Gabriel Fernández, Leonardo Daniel Ponzio y Jorge López–, sobornar al Levante.

El titular de Penal 7 anunció hoy que resolverá en la sentencia la posible nulidad del proceso a raíz de la actuación del presidente de poderosa Liga de España, Javier Tebas, quien supuestamente vulneró el secreto profesional como abogado al traicionar a un cliente para presentar la denuncia por el supuesto amaño del partido Levante-Zaragoza, según sostienen abogados defensores de los futbolistas.

De esta forma, la decisión acerca de una nulidad, al haberse puesto en juego el derecho a un proceso con todas las garantías, se aplaza hasta el final del procedimiento.

Tebas, de hecho, es uno de los testigos que declarará durante la vista. El dirigente llevó el caso a la Justicia después de reunirse con un jugador del Zaragoza cuya identidad se desconoce. Previamente, Iglesias, presidente del Deportivo ya le había comunicado sus sospechas acerca de la manipulación del encuentro.

Así, en la Ciudad de la Justicia de Valencia, ya han declarado el director deportivo del Zaragoza, Antonio Prieto, el entrenador del Zaragoza, Aguirre, el ex capitán del conjunto maño, Jorge López, el ex capitán Gabi Fernández y los futbolistas Maurizio Lanzaro, Paulo Da Silva, Ander Herrera, Braulio Nóbrega, Leo Ponzio y Diogo.

La declaración del Vasco era una de las más esperadas durante este tercer día de juicio. El acusado ha negado que conociera las primas que pactaron sus jugadores, los 725 mil euros que se pagaron en efectivo por la permanencia. De hecho, no le correspondían por su puesto.

Respecto a las transferencias que recibieron todos los jugadores, el entrenador ha explicado que el presidente le llamó un día y le dijo que le iba a ingresar una prima.

Sin embargo, Aguirre le adelantó que no lo iba a aceptar y le dijo que lo devolvería. Así lo hizo, según ha explicado, y desde el banco le llamaron para decirle que ya estaba todo solucionado, que habían devuelto esa transferencia al club.

Lamentó que abusaran de su ’confianza’ con la firma de unos recibos por haber sacado el dinero en efectivo de la cuenta, pero que él nunca lo hizo.

Esto ha sido lo más destacado del resto de los testimonios:

Gabi Fernández era el primer capitán de la plantilla del Zaragoza en el momento de los hechos. En el mes de noviembre se pactaron unas primas con el presidente porque el equipo iba muy mal en la clasificación. Había riesgo de bajar de categoría

’Era un incentivo para que empezáramos a ganar’, ha declarado. Todo se acordó de manera verbal. El Zaragoza, como al resto de futbolistas de aquella temporada, le debía dinero. La Fiscalía Anticorrupción le ha exhibido el documento que supuestamente firmó el capitán como primas en efectivo para mantener la categoría.

’Lo firmé el 1 de junio, el día de mi despedida. El Zaragoza me engañó’, acusa.

Con ese documento, se pretendía justificar el pago anterior de las primas semanales que se iban abonando por los resultados. ’No se trata de una prima especial para la categoría. Eso que dijo el presidente es mentira’.

El interrogatorio ha avanzado a las ya famosas transferencias trianguladas a los futbolistas, que luego deben devolver al club. Aquello no respondía a una prima ni reconocimiento. La explicación coincide con la que ofrecen sus compañeros para devolver el dinero al club en efectivo.

’No le di más importancia. Pero la verdad es que ahora visto en su conjunto…Es raro’, reflexiona.

La defensa del futbolista ha insistido en que la cantidad que figura en el documento es exactamente la misma que cobró Gabi por los puntos obtenidos. El capitán firmó ese papel para demostrar que el dinero abonado durante el año eran primas y no parte del salario, tal y como temían que iba a hacer el club.

El siguiente acusado ha sido Leo Ponzio. El argentino ha admitido que había unas primas por puntos obtenidos que se pagaban por el banco. Estas eran, en realidad, las únicas compensaciones económicas que reconocen haber recibido los jugadores del Zaragoza.

El club le debía, acepta, ’muchísimo dinero’.

Ha negado, como el resto de sus compañeros, que les pagaran una prima por permanencia y que esta fuera en efectivo. El jugador militó durante seis años en el club maño. Respecto a las transferencias bancarias de 90 mil euros ha insistido en la misma idea que sus compañeros de vestuario.

’Me llamó el presidente y me reuní con él y me dijo que me iban a ingresar un dinero y le tenía que hacer un favor. Que lo sacara del banco y lo devolviera para hacer frente a entradas y autocar’, precisa.

Los jugadores del Zaragoza celebran la permanencia en 2011.

El dinero se lo entregó a una persona de confianza del presidente, pero ha dicho que no recuerda su nombre ni en qué departamento trabajaba.

Braulio Nóbrega fue otro de los jugadores del Zaragoza que estaba en la convocatoria de aquel partido bajo sospecha contra el Levante. ’En 16 años de profesional nunca recibí nada en efectivo’, ha declarado al juez.

Su versión ha coincidido con la del resto de futbolistas.

Devolvió el dinero al presidente del club porque le aseguró que había sido un error y que no iba a tener consecuencias económicas para él. De igual modo, ha reconocido como un equívoco que no reclamara un documento para certificar que ese dinero había sido reintegrado al club. Ha subrayado que el partido fue ’intenso y muy disputado’.

Seguirá la novela policíaca.

(Con información de la página web lavozdeasturias.es)

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor