Postigo

Aguapuerto, discusión superada

José García Sánchez

Aguapuerto, discusión superada

Temas clave / Columnas

Política

Noviembre 19, 2018 10:15 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
José García Sánchez › diarioalmomento.com

2,461 vistas

El escándalo que empresarios y una clase media que adopta el pensamiento empresarial como propio debió también crear la indignación generalizada entre la burocracia, ya que el dinero que sí llegó a la obra, el dinero del que se echó mano de inmediato era del ahorro de los trabajadores de la iniciativa a través de las afore y de las pensiones de los empleados del sector público.


Los empresarios que manipularon todos los medios así alcance para considerarse los mártires del aeropuerto, prácticamente lo único que perdieron fue tiempo cuando asistieron a firmar los contratos, mismos que en la práctica nunca funcionaron en su gran mayoría.


Así que las plañideras que en nombre del progreso ficticio y el desarrollo, en realidad no tenían razón para armar tanto alboroto.


El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenó al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), que dé a conocer la cantidad invertida involuntariamente por los trabajadores en el Fondo Nacional de Pensiones de los Trabajadores al Servicio del Estado (Pensionissste) que se destinaron para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.


También solicita el INAI que se informe sobre las autorizaciones que se dieron para que se usaran dichos recursos.


El comisionado Rosendoevgueni Monterrey Chepov, señaló que la publicidad de las inversiones que se realizaron con dinero de los trabajadores para construir el polémico proyecto abona a transparentar el actuar en el manejo de los recursos por parte del Pensionissste.


Pensionissste es una de las cuatro afores que, junto con Inbursa, Profuturo y Banorte, participan en la emisión de la Fibra E, con una cantidad que asciende a un total de 13 mil 500 millones de pesos para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, cuya situación actual, ante la inminente cancelación de la obra, tiene todavía una superior relevancia, es decir, aquí queda claro que las pérdidas de los empresarios, el impulso al desarrollo nacional y la llegada de una modernidad entendida como el medio para que los que tienen mucho tengan más, son mentiras.


El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Cuidad de México era el más costoso de entre las 26 terminales aéreas de este tipo que se construyen en todo el mundo.


Según El Heraldo de México, el aeropuerto de Texcoco tendría un costo estimado de 13 mil 300 millones de dólares en su primera etapa, cifra que supera los 12 mil 700 millones que costará la nueva terminal de Estambul, en Turquía. Sin embargo, el NAICM dará servicio a unos 70 millones de pasajeros al año, mientras que el aeropuerto turco movilizará a 90 millones de personas.


Según esta información el NAICM tenía una relación costo-beneficio menor a otras terminales en construcción. Mientras que la inversión por cada pasajero será de 190 dólares, en el nuevo aeropuerto Navi Mumbay de India sólo se invertirán 24 dólares.


Otras terminales también resultarán más económicas en este rubro, como la de Islamabad, en Pakistán, con 67 dólares, o la de Varsovia, en Polonia, con 96 dólares, sigue el diario.


La discusión acerca de la viabilidad del aeropuerto de Texcoco, su significado como bandera de la modernidad y muestra ficticia de un desarrollo que no existe, debe quedar superada.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor