La Hoguera

AMLO deja al PRI a un paso de la extinción

Emmanuel Ameth

AMLO deja al PRI a un paso de la extinción


Política

Julio 02, 2018 11:33 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

1,991 vistas

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), con todo y sus aliados, quedó en tercer lugar de las elecciones presidenciales a 37 puntos del puntero; encima, no se mira por dónde el sentimiento antipriista que inunda el país disminuya en el corto y mediano plazos, donde si bien cuentan con la mayor parte de gobernadores y presidentes municipales, si los recursos son vigilados con lupa en los comicios, los llevarán a su extinción como partido.

Y es que el PRI sin dinero -es decir, sin recursos que puedan usar de forma discrecional- dista de ser competitivo. El partido nunca ha competido de forma justa y no sabe cómo hacerlo, es como si tal palabra fuera antinatural a sus principios.

Lo que sí está en su naturaleza y estuvo presente fue la traición. Hubo dinero para ‘operar’ y aún así este no se ocupó el día de las elecciones. Con su simpatía efectiva (la contabilizada) más los votos que deja la marrullería, habrían quedado en segundo lugar, un membrete con el que se puede negociar con el partido vencedor y del que ahora carecen por ser una tercera fuerza, una ninguneable y hasta ‘apestada’.

Por eso Peña estuvo al borde del llanto en su mensaje, primero por impotencia y segundo porque es el villano en la historia del priismo no por actuar ‘bien’ y contradecir sus principios, sino por ser el peor de los peores, un impresentable que terminó incluso con las simpatías de los propios.

La gran ‘agencia de empleo’ y escuela del crimen se quedará sin su mayor activo: espacios institucionales para sostener a sus estructuras, a las cuales solamente les era evaluada su valía en términos de operación electoral.

Por eso el PRI al borde de su desaparición, porque al no ser capaz de seguir ofreciendo una ‘contraprestación’ que permita aceptar sus fechorías para sus propios integrantes, el abandono de sus filas está garantizado.

Por décadas sometieron al país y aunque no ostentan el monopolio en malas conductas, sí representan lo peor de la clase política del país. El cambio no será inmediato pero el mensaje es claro: no más de sus robos, de su cinismo, de su atropello, de su soberbia… no más de ellos.


Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor