AMLO sube a todos al Tren Maya



Dueños de las tierras por donde pasará el Tren Maya, podrán tener ingresos por propiedades

| Francisco Nieto Balbino | Desde guerrerohabla.com
AMLO sube a todos al Tren Maya

Temas clave / Presidencia

Gobierno

Noviembre 21, 2018 19:52 hrs.
Gobierno Nacional › México Ciudad de México
Francisco Nieto Balbino › guerrerohabla.com

2,870 vistas


noviembre 21, 2018

Para que comience la construcción del Tren Maya, el gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador propuso convertir en ’socios’ a los propietarios de los tramos donde aún no cuentan con el derecho de vía.

’Se buscará asociar a los propietarios con el proyecto para reciban ingresos por su patrimonio’, detalla el documento Tren Maya.


En el caso de las estaciones por donde pasará este tren, que será turístico y de carga, también se busca que los propietarios aporten sus terrenos con la condición de que sean parte del desarrollo local de este proyecto.

El Tren Maya, según el plan maestro, tendrá 15 estaciones, contará con mil 525 kilómetros vías, correrá a una velocidad promedio de 160 km/h y tendrá un costo de inversión entre 120 a 150 mil millones de pesos, recursos que se obtendrán de un esquema de inversión mixta, es decir, público y de sector privado nacional e internacional.

El recorrido de este tren, que pasará por los estados de Tabasco, Campeche, Yucatán, QuintanaRoo y Chiapas, será dividido en tres tramos denominados selva (que tendrá 426 kilómetros); caribe (con 446 km) y Golfo (con 653 km).

En ese sentido, el proyecto consiste en un nuevo servicio de transporte férreo que interconectará las principales ciudades y zonas turísticas de la península yucateca y la intención es generar una derrama económica local, creándose oportunidades labores y evitando que toda la riqueza se concentre en sólo punto, como es Cancún.

Sin embargo, hay tramos por donde pasará el tren donde hay ’invasiones’, pero ya se está buscando un ’acuerdo benéfico con los grupos sociales que, por necesidad, se hayan visto obligados a asentarse irregularmente’.

Y aunque este proyecto ha tenido distintas críticas, especialmente por los impactos negativos en el medio ambiente, el documento sostiene que el Tren Maya se basa en un modelo de desarrollo sustentable que impulsa el crecimiento económico sin depredar el entorno.

’Procura medidas de mitigación, compensación y protección del entorno -como la creación de corredores ecológicos en el margen de la Reserva de la Biósfera de Calakmul para contener la presión del crecimiento poblacional’.

Además, las estaciones se adecuarán a las necesidades y características de cada zona.

Intelectuales piden frenar el proyecto

Más de un centenar de académicos, científicos, artistas y ONG exigieron al presidente electo,Andrés Manuel López Obrador, detener la consulta ciudadana para este fin de semana y donde se ratificaría la construcción del Tren Maya y desarrollo comercial del Istmo de Tehuantepec.

En una carta, explicaron que existe preocupación por la degradación del entorno donde se construirán estos proyectos y agregaron que los siete estados donde se harán estas dos obras están considerados como ’hábitats críticos que abarcan áreas con alto valor de biodiversidad’.


’Queremos expresar nuestras preocupaciones y hacerle la petición expresa de no hacer, por lo pronto, consulta alguna respecto de ambos proyectos, y menos iniciar obras’, detalla.

Las principales preocupaciones de este grupo se basan en perder importantes terrenos de selva, manglares y bosques, ’por ello los sitios de alta biodiversidad deben preservarse bajo los más estrictos estándares internacionales y reconociendo los saberes de los pueblos originarios quienes han sido garantes de sus territorios y depositarios de la riqueza natural y cultural del país’.

En este contexto, continúan los especialistas, preocupa que el proyecto del Tren Maya y el del Corredor Comercial y Ferroviario del Istmo de Tehuantepec tengan características similares a las de otros megaproyectos como los que fueran promovidos dentro del Plan Puebla Panamá, localizados en los ecosistemas del trópico mesoamericano y mexicano para ofrecer ’progreso y desarrollo’.

Este tipo de macroproyectos han sido rechazados por su carácter mercantil, por el daño ecológico que ocasionan y los conflictos sociales que generan.

Asimismo, proponen la participación de instancias como la Secretaría de Medio Ambiente, Instituto Nacional de Ecología, a la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), a la Conagua, a la Secretaría de Cultura y al INAH, entre otras.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor