1

1,668 vistas

Julio 01, 2019 19:57 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Deporte donde siguen imponiéndose roles de masculinidad

+Jugadoras mundialistas han derribado las barreras, en apoyo a la comunidad LGBTTTI

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/agencias).– ’Lo que no haces por amor’, respondió Pernille Harder a la publicación en Twitter de la fotografía donde porta la playera de Suecia y celebra con un beso a Magdalena Eriksson, defensa de la selección femenil de Suecia.

Harder también es futbolista, pero ella nació en Dinamarca. Sin embargo, su amor por Magdalena la hizo portar la playera del equipo sueco en el partido de los octavos de final del Mundial Femenil y celebrar el pase a los cuartos de final ante Canadá.

El idilio continúa, toda vez que las suecas ya están en semifinales.

Eriksson es una de al menos 34 futbolistas que han expresado abiertamente su orientación sexual y que participan en el Mundial de Francia 2019. La cifra se encuentra dentro del rango del porcentaje que señalan estudios y activistas en temas de diversidad de género sobre la población que pertenece a algún espectro de la comunidad LGBTTTI.

Al menos 0.48% de la población se identifica como lesbiana, gay, bisexual, travesti, transexual, transgénero e intersexual. En el Mundial de Francia están registradas 552 jugadoras y de acuerdo con el índice existirían al menos 26 jugadoras identificadas en el espectro LGBTTTI.

’En el futbol siguen dominando los roles tradicionales’, indicó Urban Uberschar, integrante de la Fundación Friedrich Ebert de Alemania. El dirigente alemán se refiere a que los roles de masculinidad y fuerza se siguen imponiendo, incluso en los torneos femeniles, pero en los últimos años en disciplinas como el futbol, atletismo, natación más deportistas declaran sus preferencias sexuales.

En este sentido, el Mundial de Francia se posiciona como la competencia con mayor apertura de diversidad sexual, sobre todo al nivel de expresiones como el beso de Harder y Eriksson, o las publicaciones de Megan Rapinoe en Twitter.

De acuerdo con el sitio Outsports, las selecciones nacionales que tienen a jugadoras que se han convertido en activistas de los derechos de identidad sexual son: Argentina (1), Australia (4), Canadá (4), Chile (1), Escocia (1), España (1), Estados Unidos (5), Inglaterra (3), Noruega (1), Nueva Zelanda (3), Países Bajos (5), Sudáfrica (1) y Suecia (4). Mientras que las entrenadoras que se identifican como LGBTTTIQ pertenecen a los equipos de Suecia y Estados Unidos.

El sitio especializado en identidad de género en el deporte indica que es posible que existan más futbolistas que se identifiquen dentro del espectro, pero debido a las condiciones sociales de sus países de origen no hagan públicas sus preferencias.

Sin embargo, el ambiente del futbol femenil es más abierto a la identidad sexual en comparación con el varonil, donde no se ha registrado a seleccionados nacionales que hayan expresado abiertamente su preferencia sexual al momento de la competencia o antes.

Casos como Thomas Hitzlsperger, seleccionado alemán y mundialista en el 2006, pero fue hasta un año después que se declaró abiertamente homosexual.

En otras disciplinas, como la natación, destaca el nadador australiano Ian Thorpe, que después de su retiro sufrió depresión, adicción al alcohol y las drogas. Pasó por rehabilitación hasta que pudo declararse gay.

También hubo casos de deportistas que aprovecharon su rol como figuras para dar un mensaje de inclusión y decidieron expresar públicamente su preferencia sexual, como Tom Daley y Amélie Mauresmo, tenista francesa que mantuvo sus patrocinios con Nike y Reebok después de anunciar su preferencia sexual, mientras que el clavadista es una figura en su país y tiene más de 2 millones de seguidores en Instagram.

’Creemos que hay muchos atletas homosexuales que no han aceptado abiertamente que lo son, por miedo a las repercusiones que tendrá en sus carreras’, dijo Damian Collins, presidente de la Comisión de Cultura, Medios y Deporte de Reino Unido.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor