1

810 vistas

Junio 09, 2019 18:54 hrs.

De la redacción › tabloiderevista.com

Salud Nacional › México Estado de México


Canaliza JAPEM a beneficiario con fundación para costear los gastos de una prótesis.
• Dispone beneficiario, con la donación de este aparato ortopédico de mejores condiciones de vida para sacar adelante a su familia.

Toluca, Estado de México, 9 de junio de 2019. Hace 15 años Jair Ramírez Herrera sufrió un accidente en su jornada laboral como policía municipal, percance que le cambió la vida.

’Estábamos haciendo unas prácticas antisecuestro, desafortunadamente en esos momentos tuve un percance en el que caí en medio de dos piedras, al caer me quedé atrapado, y se me rompió la tibia, provocándome una fractura expuesta’, dijo.

Debido a que la lesión estuvo mal tratada, las heridas de las fracturas no cerraron lo que le causó una infección en el hueso, por lo que Jair tuvo que quedarse en cama por tres años, sin poder hacer ningún tipo de actividad.

’Es una cuestión tan difícil ser una persona que tiene que depender de otras para poder moverte, o hacer tus necesidades o tener que estar en la cama haciendo todo’, comentó.

Durante esos tres años le realizaron 12 cirugías y varios tratamientos. Gracias a ello pudo volver a caminar, sin embargo la herida no sanó del todo.

’Deciden amputarme la pierna, después de 14 años, el médico tomó esta decisión porque ya la infección se me estaba pasando a la sangre, entonces ya era una decisión de vida, el determinar si quería vivir muchos años más’, expuso.

Ante tal noticia pasaron muchas cosas por su cabeza, principalmente cómo le iba a hacer para proveer el recurso económico para su esposa y sus hijas.

’Sentí que ya no iba a poder hacer muchas cosas, que literalmente yo me iba a volver un estorbo para la familia, sentí que ya no iba a ser lo mismo’, compartió.

Fue el amor hacia su familia, el principal motor que lo impulsó a querer superarse y salir adelante. Con su ayuda pudo aceptar la situación y en él surgió el deseo de seguir siendo una persona productiva.

Así fue como llegó a la Junta de Asistencia Privada del Estado de México (JAPEM), organismo sectorizado de la Secretaría de Desarrollo Social, el cual lo canalizó con la Fundación Vamos a Dar, IAP.

Después de hacerle varios estudios socioeconómicos, la fundación lo contactó aproximadamente tres meses después para informarle que la prótesis que necesitaba ya estaba pagada y que debía presentarse en León, Guanajuato.

’Fue un sueño que no pensé que se fuera a realizar tan rápido, nosotros pensábamos que íbamos a ver pasar mucho más tiempo para ver un resultado, pero la verdad me cambió la vida este gran apoyo, ya que no solamente me lo dieron a mí, sino también a mi familia, nos dieron la oportunidad de seguir luchando y de salir adelante’, compartió Jair.

Actualmente trabaja en un taller mecánico y como chofer. Gracias al aparato ortopédico ahora tiene una vida más activa y su situación económica ha mejorado, por lo que puede disfrutar de la compañía de su familia.

’Se lo agradezco mucho a la JAPEM, a la Fundación, pero se lo agradezco a todos aquellos que pusieron su granito de arena para contribuir a mejorar mi calidad de vida’, expresó.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor