Tras la puerta del poder

Apuros legislativos

Roberto Vizcaíno

Apuros legislativos

Temas clave / Columnas

Periodismo

Septiembre 14, 2018 21:59 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Roberto Vizcaíno › guerrerohabla.com

17,853 vistas


Los coordinadores de las mayorías legislativas de Morena en el Senado y la Cámara de Diputados, Ricardo Monreal en la alta y Mario Delgado en la baja, han entrado en una euforia de urgencias que le demuestren a su jefe político, Andrés Manuel López Obrador y a los más de 30 millones de mexicanos que votaron por él, quién de ellos es él que saca primero de la Constitución la gran reforma de las muchas que se aprobaron en el ya casi muerto sexenio de Enrique Peña Nieto.

Así, mientras Monreal batalla en el Senado para llegar a acuerdos con la escuálida oposición senatorial para integrar ya, de una vez por todas, las más de 40 Comisiones ordinarias y así poder generar las iniciativas que requieren los cambios prometidos por AMLO, en la Cámara de Diputados Mario Delgado y el viejo costal de mañas que es Pablo Gómez, rescataron ayer un dictamen de hace 8 años y rápido lo habilitaron para ser votado en el pleno.

Así ayer, en la primera sesión de más de 8 horas en esta naciente legislatura, se aprobó entre consignas la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

Con ello (si es que la Suprema Corte no la echa atrás por sus muchas inconsistencias y fallas en el proceso legislativo), en adelante ningún funcionario público podrá ganar más que el Presidente de la República.

Una de las promesas centrales de Andrés Manuel López Obrador en su larga campaña de casi 18 años.

Con este madruguete legislativo Mario Delgado se pone enfrente en su carrera contra Ricardo Monreal y posiciona a sus diputados de Morena por sobre los senadores de su mismo partido comandados por el zacatecano.

Pero como Monreal no es un cojo intelectual ni político, va avanzado en lo de su impulso en el establecimiento de una Política de Austeridad de Estado, que obligue a todos los niveles de gobierno (es decir, gobernadores, alcaldes, senadores, diputados federales y locales; ministros de la Suprema Corte y jueves de todos los tamaños), a conducirse con sobriedad y lejos de excesos y lujos.

Monreal va también ya adelantado en lo de ir el mismo, y meter de lleno a su poderosa fracción, y al Senado mismo, en el combate contra la corrupción y su objetivo para demostrarlo es abrirle una investigación a fondo a través de la integración de una Comisión Legislativa a Rosario Robles, titular de Sedatu y ex secretaria de Sedesol.

Robles tiene una malquerencia de parte de Lopez Obrador desde que ambos pasaron a finales del siglo e inicio del siguiente por los mismos cargos: la presidencia del PRD y la Jefatura de Gobierno del entonces DF.

Hoy Andrés Manuel es el presidente electo y ella pronto será ex funcionaria.

Pero por encima de eso Rosario Robles ha estado durante ya casi 6 años en el centro del escándalo por supuestas multimillonarias desviaciones denunciadas por la Auditoría Superior de la Federación y múltiples trabajos periodísticos.

Hoy otro diario acaba de publicar que de su secretaría salieron más de 700 millones de pesos en efectivos que fueron a casas donde opereraban empresas fantasma.

Oootra vez el mismo método. Rosario al parecer se puso de nuevo de pechito.

Y Monreal ya olió que, si la lleva a la cárcel, le puede dar a AMLO el primer gran trofeo en su incipiente combate contra la corrupción.

Y a eso va.

Pero esto es una carrera contra el tiempo y para demostrarle a López Obrador nada más y nada menos quién de ambos es el más ducho para cumplirle con sus promesas.

Por ello Mario Delgado declaró que él mismo y sus diputados se encargarían de que de la Reforma Educativa de Peña Nieto, no quede ni una coma.

Orale!!!

Se trata, dijo, Delgado, de que se cumplan los compromisos de campaña del presidente electo.

El principal, lo ha dicho el propio López Obrador es echar abajo la reforma educativa ’y no va a quedar ni una coma de la reforma’, subrayó.

Para el coordinador de los ya casi 260 (pronto, dice, superará esa cifra) diputados de Morena, el compromiso es muy claro: ’es la abrogación total y se está trabajando ya en unos foros para escuchar a los maestros y a los padres de familia, algo que no se hizo en la presente administración’.

Es por ello, indicó, que primero irán por la derogación de la reforma constitucional, y ya busca consensos entre los coordinadores de los otros grupos parlamentarios de oposición, para luego irse contra la Ley General del Servicio Profesional Docente.

La meta para antes de que concluya el año, es presentar una reforma totalmente nueva.

Una que surja de una participación junto a los maestros, padres de familia y el equipo de AMLO.

Pero como en este empeño no hay exclusividades, Ricardo Monreal ya ayer logró que el Senado emitiera un exhorto al mismo presidente Enrique Peña Nieto y a Otto Granados, secretario de Educación Pública para que detengan la evaluación docente programada del 3 al 25 de noviembre.

Luego de ir con un punto de acuerdo de urgente resolución, que fue aprobado con 58 votos a favor, 33 en contra y 12 abstenciones, el Pleno demandó la suspensión de la evaluación para el ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia de los maestros en tanto no se replantee la reforma educativa en donde se incluya a todos los sectores involucrados.

Durante el trámite legislativo, el senador Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política, desde la Tribuna, dijo desde la tribuna que la propuesta de una nueva Reforma Educativa ya se prepara con la participación de expertos y padres de familia en foros que se realizan en Oaxaca, Michoacán, Chiapas, Durango y Nayarit.

La propuesta, explicó, incluye cambios de fondo y ’quizá vayamos a la reforma del artículo tercero Constitucional, esa es la propuesta.

’En ésta no habrá simulaciones’, dijo.

Y si es necesario ’se va a abrogar todo el contenido de la reforma actual y vamos partir de cero.

’Se plantea elaborar la reforma con los maestros, padres, investigadores, pedagogos, y legisladores el andamiaje jurídico o normativo que recupere la confianza de los maestros’, precisó.

La carrera entre Monreal y sus senadores y Delgados y sus diputados para quedar bien con ya saben quien, es sin límite de tiempo ni límite en cuanto a temas.

En medio de todo quedamos quienes les seguimos la pista.

Y todo México también.

rvizcainoa@gmail.com
www.endirecto.com.mx
@_RVizcaino
facebook.com/rvizcainoa

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor