ACENTO

Atenco y Amlo

Salvador Flores Llamas

Atenco y Amlo

Temas clave / REPORTAJES

Política

Octubre 05, 2018 14:49 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Salvador Flores Llamas › Club Primera Plana

914 vistas

Desde 2006 López Obrador politizó la construcción del nuevo aeropuerto. Sabedor, como jefe de gobierno del DF, que Fox construiría en Atenco el aeropuerto internacional, envió a Carlos Imaz, esposo de Claudia Sheinbaum y jefe del PRD capitalino, y a Imanol Ordorika, exlíder de CEU, a alebrestar a los ejidatarios y se armó el zipizape en que metió mano el EZLN.

Aunque vimos en TV cómo vejaban a los policías, hicieron predominar la versión de que violaron a 26 mujeres, hirieron a personas y causaron más estropicios.

El asunto escaló, Amlo hizo desfilar a los de Atenco con machetes izados por avenidas del DF; se salió con la suya, paró la construcción y tuvo que hacerse en otro lado la segunda sección del aeropuerto, que ya es insuficiente.

Para reforzar su oposición al NAIM, mandó a Jiménez Spriú y a Alejandro Encinas a alebrestar de nuevo a los atenquenses, aunque se construye en terrenos federales y ellos no tienen derecho alguno.

Mucho se ha especulado sobre qué pretenden Amlo y su gente, sin ponderar que es asunto de suma importancia para México: si frenan la construcción de NAIM en Texcoco las inversiones extranjeras se van del país y la economía a pique.

Peritajes de expertos reputados de todo el mundo señalan que Texcoco es el sitio indicado y con menos inconvenientes de todo tipo, será sin costo para el gobierno, si se da en concesión, y sobran empresarios que quieran entrarle pues los dividendos serán enormes para ellos y sin par las ventajas para México.

Para justificar la encuesta (en que, se supone, participaremos los mexicanos, aun quienes nunca han usado un avión, y es un asunto meramente técnico, que afecta a los capitalinos, no a todo el país) se encargó realizarla el 28 de octubre a la organización Rosemburg, desconocida entre nos.

Se ve que Amlo sigue hecho bolas con sus promesas de campaña y nuevos planes que lanza sin ton ni son, sin indicar cómo y menos con qué realizarlos. No es lo mismo andar en campaña que gobernar.

A Andrés le pasó lo que a Fox, creyó que dispondría de mucho dinero para cumplir promesas, y a la hora buena se enteró que sólo 14% del presupuesto no estaba etiquetado. Carlos Urzúa, su futuro secretario de Hacienda, vio en esta dependencia que no existía la masa de dinero de que esperaba para sus planes y que los 500 mil millones que esperaba ahorrar con el combate a la corrupción, tampoco se ven.

Los ahorros de la austeridad republicana, aprobada ya por Morena en el Congreso, lejos de dar mucho, ya provocan que la alta burocracia prefiera que la indemnicen y dejará al gobierno sin expertos y especialistas, serán sustituidos por recomendados y cuates, y entorpecerán la buena marcha del país.

A mayor abundamiento, la fastuosa boda de César Yáñez, uno de los más antiguos y cercanos auxiliares del Presidente Electo, el 29 de septiembre en Puebla, fue una bofetada a la austeridad republicana que pregonan, y reveló que dejan la austeridad para otros, no para la nueva élite gobernante.

El costo del banquete se calcula en 20 millones; sólo de pago a Los Tigres del Norte y Matute, que amenizaron, fue de 5 millones, el adorno del rosas con 5 mil rosas, el costo de su difusión en noticieros y revistas del corazón dejó incluso lejos a los dispendios de la familia de Peña Nieto con sus 7 hijos, que han sido tan criticados.

No queda sino repetir: ’¡Primero los Pobres!’

Ministros y magistrados del Poder Judicial anunciaron que interpondrán amparos contra dicha ley, que viola la soberanía de ese poder y no están dispuestos a perder sus ingresos. Precisaron que ofrecieron ahorrar 5,000 millones de gastos secundarios.

Gómez Morín puso a temblar a Anaya

Pese a los obstáculos que pusieron los súbditos de Ricardo Anaya y el inconmensurable apoyo a Marco Cortés de toda la estructura nacional del PAN, Manuel Gómez Morín, nieto del fundador, con 60 mil firmas de panistas (20 mil más de las requeridas) puso a temblar al clan del ex candidato presidencial que hundió al partido en su peor derrota, y lo menos que debió hacer fue retirarse, en vez de empecinarse en seguir controlándolo con su clan como si fuese su feudo.

José Luis Espinosa Piña y Ernesto Ruffo, precandidatos que no lograron las firmas requeridas, decidieron apoyar a Gómez Morín y hacer campaña por él en todo el país.

Cada día que pasa la Comisión Nacional de Elecciones del PAN, presidida por Cecilia Romero, exhibe su parcialidad: rechazó se utilizaran firmas con el índice de los panistas, cuya validación por el INE costó al partido 14 millones de pesos; pero así no sabrían si cumplían los obligados por los dirigentes partidistas a firmar por Cortés Mendoza.

Como éste, Gómez Morín y sus hoy socios encontraron sin fin de obstáculos en comités estatales y municipales de toda la República. Pero están dispuestos a luchar hasta e fin para volver al PAN a su tradición humanista, democrática y de valores, para bien de México.

Como dijo Julio César, al atravesar el Rubicón: ’Allea jacta est’: ’La suerte está echada’.

llamascallao@hotmail.com

@chavafloresll

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor