R Á F A G A

Ayer, ¡fuera!, Leones, Tigres, Elefantes, hoy les toca a los delfines

Jorge Herrera Valenzuela

Ayer, ¡fuera!, Leones, Tigres, Elefantes, hoy les toca a los delfines

Temas clave / Columnistas

Política

Mayo 09, 2018 10:42 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Jorge Herrera Valenzuela › diarioalmomento.com

1,410 vistas

Tradiciones y costumbres sigue cayendo en nuestro México lindo, bajo la bandera de que debemos proteger a los animales, mejorar el trato hacia ellos y no hacerlos víctimas de la explotación humana. Los que abanderan esos movimientos políticos, como los del negocio familiar denominado Partido Verde Ecologista de México, uno de los aliados del PRI, seguramente estarán enterados del abandono en que se encuentran cientos de animales y de la muerte de decenas de ellos, tras ser lanzados del espectáculo circense.
Recordemos que desde el 8 de julio de 2015 los circos dejaron de incluir en sus espectáculos los números en que aparecía la jaula circular en la que había altos bancos de madera donde leones o tigres, según el caso, se montaban al escuchar la orden y los latigazos al aire que daba un domador. Otro número era el de las jóvenes y bellas amazonas haciendo piruetas en torno a los corceles. No podía faltar la presentación de dos o tres elefantes.
Se cumplió al pie de la letra lo publicado el 9 de enero de 2015 en el Diario Oficial de la Federación. Por fin, se termina ’divertir a la población a costa del maltrato a los animales’ y a cambio de ello los funcionarios de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, SEMARNAT, podrían todo su amor por los animales enviándolos a los zoológicos del país. Si en esos lugares, no eran admitidos los ’artistas circenses’, estos recibirían la mejor atención en los Centros para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre, dependientes de la mencionada secretaría.
Están por cumplirse tres años de la medida proteccionista, pero ni la SEMARNAT y tampoco los promotores del desplazamiento de leones, de tigres, de elefantes, de caballos, de osos, de perros, han informado del triste final de la mayoría de los animales sacados de las pistas de los circos. Nadie ha dicho que murieron en total abandono los desplazados animalitos’. A los mencionados Centros tal vez llegaron los animales rechazados, en ese entonces se dijo que ahí se harían cargo de la manutención de los ’animales que ya no podrán ser utilizados en ’sus’ centros de trabajo’.
El gobierno federal y los gobiernos estatales, igual que los municipales, aplaudieron que en los circos no se torturara más a los animales. Nuestras autoridades no advirtieron el cierre de una gama de fuentes de trabajo, desde los médicos veterinarios, los domadores, los ayudantes en la pista, amén de los comerciantes ambulantes que operaban fuera de los circos. Bueno, también mucho tienen que ver los legisladores que aprueban reformas a leyes y reglamentos, simplemente por el manejo de intereses partidistas, siendo ’los verdes y ecologistas’ el mejor ejemplo.
NO MÁS FUNCIÓN CON DELFINES
El sábado pasado, mientras mentalmente recordaba la hazaña de los Zacapoaxtlas derrotando a los poderosos franceses en la Batalla de Puebla, la del 5 de Mayo, se esparció la noticia de que en la Ciudad de México, se acabaron los espectáculos con la participación de los dóciles e inteligentes delfines. Ni una función más en la Capital Mexicana, para cumplir con lo estipulado en la Ley de Protección a los Animales de la Ciudad de México, aprobada en agosto de 2017 por los integrantes de la Asamblea Legislativa.
En dicha legislación se apunta que a partir del pasado sábado procede legalmente ’la prohibición de la explotación de mamíferos marinos en actividades de espectáculos, manejo, adiestramiento, entretenimiento y terapia’. También está aplicable la reformada Ley de Celebración de Espectáculos Públicos en el Distrito Federal.
La Gaceta Oficial de la Ciudad de México, en su publicación sobre esta disposición legal, hizo el señalamiento de que el delfinario de Six Flags, parque recreativo en el Sur de la Capital, tiene un plazo de tres a seis meses para reubicar a 4 delfines y a 7 lobos marinos. Se indica que deben buscar ’que haya un lugar para que los delfines y los lobos marinos vivan en paz’, precisando además que no se permite la reproducción de delfines en cautiverio, así como su captura.
PREGUNTA PARA MEDITAR:
¿Hasta dónde llegarán los gobiernos, los legisladores y los ’defensores de animales’, porque hay carreras de caballos y de galgos, peleas de gallos, corridas de toros?
Jherrerav@live.com.mx



Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor