Postigo

Baja California y Puebla desazulados

José García Sánchez

Baja California y Puebla desazulados

Temas clave / Columnas

Política

Febrero 07, 2019 23:41 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
José García Sánchez › diarioalmomento.com

5,230 vistas

El PAN vive su peor momento. No podrá ni siquiera ganar las elecciones en su más antiguo bastión que es Baja California, primer estado donde un partido diferente al PRI gobernó.

Recordemos que desde el 1 de noviembre de 1989 en Baja California, no ha habido gobernador de un partido diferente al PAN. Esto está a punto de terminar.


La actuación de Francisco Kiko de la Vega de la Madrid, no fue precisamente digna de elogio y una vez que deje el cargo deberá enfrentar algunas demandas penales que podrían convertirlo en un político preso más del PAN o bien en un ex gobernador más en la impunidad.


Por otra parte, el liderazgo nacional del PAN prácticamente no existe. La derrota electoral del 1 de julio fue tan inesperada como contundente y no les quedó otra alternativa que colocar al frente de ese partido al primero que se apuntara para dirigirlo, con las consecuencias que todos conocemos.


El desprestigio del partido, la ausencia de líder, de cuadros, de estrategia partidista y electoral, la mala administración de Kiko de la Vega, y la pasividad de un partido que parece quedarse inmóvil ante la dinámica vertiginosa de una realidad que no termina de entender llevarán al PAN a la derrota.


Son muchos los reveses que ha recibido Acción Nacional en muchos aspectos y no ha sido capaz de enfrentar a sus peores enemigos internos, que finalmente terminaron por renunciar al partido ante la falta de contrapesos adentro de ese instituto político. Y así seguirá en franca decadencia hasta desaparecer.


Ahora, en un hecho inusitado, sólo hay un aspirante del PAN para la candidatura de Baja California, posición que se peleaban a muerte muchos panistas de la entidad. El valiente se llama Óscar Vega Marín, y como es el único que se arriesga a hacer el ridículo, le llaman candidato de unidad, pero no hay otro que por ingenuidad o arrojo quiera ser el candidato del PAN a la gubernatura del Estado, sabe que va a perder.


Lo peor es que lo mismo sucede en Puebla, donde habrá elecciones extraordinarias ante la muerte accidental de la gobernadora del PAN, Martha Ericka Alonzo, y el probable candidato del PAN, asociado con Vicente Fox, y tío de un comediante de televisión, Luis Ernesto Derbez, todavía no confirma su inscripción.


Sea cual fuere el candidato del PAN a la gubernatura cuenta con el 14.5 por ciento de la intención del voto, frente al 44 por ciento de Morena, a pesar de que el candidato no es el idóneo según algunas fuerzas vivas en el estado.


El ex alcalde de Puebla Luis Banck se descartó para competir, se le había mencionado como el más probable ante la irrupción de su figura en el sepelio de los esposos Moreno Valle-Alonzo, muertos en un accidente de helicóptero.


El PAN y su probable candidato espera asociarse para la elección con partidos como el PRD y Movimiento Ciudadano, a los cuales no les interesa en este momento una coalición electoral. Actualmente esos partidos negocian otros problemas más urgentes para ellos con Morena y con el propio gobierno federal.


La derrota en Baja California y Puebla forzará la salida de alguien que nunca debió encabezar un partido político. México, ahora más que nunca, requiere de equilibrios, de una derecha sólida consciente del momento que vive y despierta. Mientras sucede lo inevitable, el PAN bien haría en crear una escuela de cuadros, como lo hiciera hace muchos años, tantos que escapa a la memoria de los actuales panistas.


Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor