1

3,691 vistas

Diciembre 15, 2018 21:53 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


Saúl Grande García, antes de viajar a Venecia, Italia, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Saúl Grande García participará en la categoría 12-13 años en 50 kilos

+En octubre pasado ganó medalla áurea el torneo internacional, celebrado en Cancún, Quintana Roo

+El campeonato es avalado por la Federación Mundial de la especialidad

Ciudad de México, .- Saúl Grande García, vendió paletas y postres en Acapulco, Guerrero, y, con apoyo de medios de comunicación, sociedad civil y funcionarios del gobierno estatal y municipal, hizo realidad su sueño que parecía imposible. Ya se encuentra en Venecia, Italia, para competir en el Torneo internacional de la especialidad del 14 al 16 de diciembre, con la participación de 47 atletas de 25 países, en su categoría 12-13 años, en 50 kilogramos.

A más de 10 mil kilómetros de distancia, Saúl Grande buscará refrendar la medalla de oro conseguida en Cancún, Quintana Roo, en octubre pasado. En este torneo, avalado la Federación Mundial de Karate, los competidores europeos, históricamente, tienen más infraestructura deportiva, preparación y apoyos, en comparación con México.

’Nos llevan de calle’, reconoce Raúl Grande Daniel, su padre y a la vez entrenador.

Pero hay una diferencia, que lo motiva para refrendar su título.

’Él llevará el corazón por delante’, agrega, en entrevista telefónica con Balón Cuadrado, poco después del pesaje reglamentario realizado este viernes en aquella ciudad italiana, conocida mundialmente, por sus iglesias, góndolas, museos y arquitectura.

’Va muy motivado y con espíritu de triunfo por los apoyos recibidos’, reconoce.

Otra adversidad que enfrentará es el clima. La competencia se disputara bajo uno o cinco grados de temperatura. Contrastan con los 32 o 35, promedio, que caracterizan a la ciudad de Acapulco, donde es originario. Por falta de recursos, no llegó con antelación para lograr la aclimatación necesaria.

Saúl está confiado, sin embargo, que sí entrará a las finales. Grande Daniel, también karateca y profesor de educación física, confiesa que tiene amplias posibilidades de ganar medalla. Con férrea disciplina entrena dos horas diarias y ha conseguido más de 30 preseas. Tiene madera de atleta de alto rendimiento.

’Pero más allá de ganar o perder, se irá a divertir’, aclara.

Resultado de imagen para saul grande garcía, karateca
Su padre, aunque no lo dice, intenta que no se convierta en una suerte de Juan Escutia, niño héroe mexicano, que cayó durante la invasión de Estados Unidos, en 1847, envuelto en la bandera. Evitar el histórico patrioterismo del mexicano, sinónimo de derrota. Sobre todo en deportes de conjunto donde México vive en una brillante oscuridad perenne. Donde, por cierto, el Cielito Lindo es himno del fracaso. Sobre todo cuando juega el Tri. En disciplinas individuales es donde más destaca.

Para el viaje a Italia calcularon un presupuesto de 100 mil pesos, unos cinco mil dólares. Fue gracias a la difusión, de boca en boca, que vendía paletas y postres en el puerto, acompañado de su madre, María Haydee García Molina, que los medios de comunicación y páginas en Internet se interesaron en él. Y así llegó la petición de ayuda.

Incluso solicitó apoyo, vía la asociación de karate local que él preside, a principios de noviembre al Instituto del Deporte de Guerrero, que dirige, Román Bello Vargas. Nunca hubo respuesta.

Fue el raíz de que su caso se hizo público a nivel nacional que provocó reacciones favorables. Sobre todo por la difusión de la página Quadratín.com, Televisa-Acapulco y Balón Cuadrado (http://baloncuadrado.com/2018/11/26/karateca-mexicano-de-12-anos-vende-paletas-para-competir-en-italia/), entre otros medios informativos.

’Casi, casi a fuerzas’, lamenta el entrenador, refiriéndose al apoyo oficial.

Por ejemplo, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, aportó una cantidad simbólica que Grande Daniel no quiso hacer pública. Que contrasta, sin embargo, con los 168 millones de pesos del erario, que el mandatario estatal guerrerense donó al polémico Teletón –del 2014 a 2018– que anualmente realiza Televisa y que ha recibido severas críticas de organismos nacionales e internacionales.

El consenso es que el poderoso empresario Emilio Azcárraga Jean, dueño de la televisora, lucra con el dolor humano hace casi dos décadas. Con los ingresos estratosféricos que obtienen anualmente sus empresas, no necesitaría algún apoyo del pueblo ni gobiernos estatales ni municipales para hacer una labor altruista. Mucho menos de la sociedad civil.

También tuvieron respaldo de la presidenta municipal de Acapulco, Adela Román. Así como otros funcionarios porteños y del gobierno estatal.

Un reconocimiento especial tiene Ricardo Taja, ex candidato del PRI a presidente municipal. Otorgó una beca para que deportista tenga garantizados sus estudios y un futuro más promisorio.

Otro momento aciago que vivió la familia Grande fue previo al torneo en Cancún. También compitió Darinka, hermana de Saúl, tres años mayor que él. Debido a una lesión en el tobillo derecho, fue eliminada en semifinales por una joven escocesa.

’Feliz, orgullosa de mi trabajo, a pesar de mi lesión di todo mi esfuerzo para representar a México y mi estado’, expresó entonces Darinka.

Para hacer el viaje también vendieron paletas y golosinas en colegios del puerto acapulqueño. Incluso Darinka dispuso del ahorro que tenía para celebrar sus 15 años y realizar el viaje a Quintana Roo. Su padre había prometido que quien ganara medalla iría al torneo de Italia.

Sólo los allegados saben las dotes deportivas del Saúl Grande. Es atleta nato. También destaca en fútbol, atletismo y voleibol.

Otra pasión lo devora: el estudio.

Familia Grande García, ejemplo de una nación.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor