Balón Cuadrado


Rafael Márquez, ’Juan Escutia’ del Balón


Temas clave / Deportes

Deportes

Junio 29, 2018 19:31 hrs.
Deportes Estados › México Ciudad de México
Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

7,014 vistas

Cerca de cumplir 40 años de edad ( 13 de febrero de 1979), el afamado cinco copas del mundo –cuarto jugador con ese récord–, en la ancianidad futbolera, Rafael Márquez Álvarez, se inmoló en el balón, cual niño héroe mexicano. Denotó que, como ’capitán histórico’ del los Ratones Verdes, tiene la piel muy delgada, y denostó a sus críticos mediante un tuitazo, luego de la fortuita clasificación a octavos de final en Rusia. Tendrán enfrente, este lunes, al pentacampeón, Brasil, otro hueso duro de roer.

Hasta el más fanatizado de sus aficionados vio que llegó a esa ronda de forma casual, tras de la goleada 0-3 ante Suecia, y gracias a la providencial derrota 0-2 de Alemania ante Corea del Sur.

Según la historia oficial –que hay quiénes descreen, pues nada hay fehaciente que lo confirme—, que Márquez debe conocer, Juan Escutia fue uno de los seis niños héroes que defendieron el Castillo de Chapultepec en la Ciudad de México, durante la invasión de Estados Unidos en 1847, lanzándose 30 metros al vacío, envuelto en la bandera nacional.

Los demás eran: Juan de la Barrera, Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Vicente Suárez y Francisco Márquez.

Negar la realidad, en cualquier ámbito de la vida, refleja un grave problema psicológico. Oscila entre mitomanía y deliro. Por ello, el zaguero debe recurrir al español Imanol Ibarrondo, autodefinido como ’coach’ mental (psicólogo), de los roedores.

Porque hay el riesgo de que perdamos a Rafita antes de colgar los botines. Anuncio que, seguro, no estará lejano.

Con la afrenta de ser investigado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, debido a presuntos vínculos con el narco mexicano, y ser una especie de estatua de sal durante concentraciones y entrenamientos (http://baloncuadrado.com/2018/06/20/el-kaiser-michoacano-infernal-cielo-su-quinta-copa-del-mundo/) en un tuitazo escupió, con dedicatoria a 125 millones de mexicanos:

’Los mediocres que nunca han logrado nada en la vida dirán que pasamos de milagro, los que hemos conseguido algo importante en la vida decimos primer objetivo’.

Habló por la supurante herida, y enardeció las redes sociales, cuando faltan alrededor de 36 horas para la elección presidencial de 1 de julio y 48 del juego contra los multicampeones brasileños. Ambos serán cruciales en la vida política, social y deportiva de México, de los últimos 50 años.

Queda la duda si Marquez se refiere, cuando dice la palabra ’importante’, a su exitoso paso por el futbol español, con el Barcelona –luego de ser adquirido, en 2003, por Mónaco–, donde ganó cuatro Ligas de España, dos Champions League, tres Súper Copas y Copa del Rey, así como un Mundial de Clubes–.

O debido a la investigación de que es objeto, hace 10 meses por parte del gobierno estadounidense, que lo llevaron a acaparar las páginas de importantes diarios nacionales e internacionales, radio, tv y redes sociales.

Por cierto el Barsa, pagó al equipo francés seis millones de dólares por él. Aportó la mitad Televisa. Gracias a ello, tenía los derechos de transmisión en México. Fue un tiempo la encarnada joya de la televisora. Por eso, El Káiser michoacano, entre otras cosas, es irredento incondicional de Emilio Azcárraga Jean.

Porque con la Decepción Nacional, con él en la cancha, nada digno de mencionar ha obtenido, que se recuerde. Aunque tal vez sí, pero con algo extrafutbolístico, que marcó su vida, convirtiéndose en un escándalo, y que se refleja, fugaz, amargura eterna, en su rostro. Nada parece borrar.

Fue cuando su ex mujer, Adriana Lavat, tuvo un encuentro sexual en el cuarto de dos seleccionados nacionales, Aarón Galindo y Salvador Carmona. Ocurrió durante la Copa Confederaciones en Alemania, 2005.

Rafita no volvió a ser el mismo.

El problema, hay que decir al capitán, no son los desatinos de él y sus compañeros o del técnico por los necios claroscuros de TRI. En 17 copas del mundo disputadas, 68 años, México ha echado manos de 41 directores técnicos y nada importante ha sucedido. Cada periodo mundialista es la misma receta futbolera: más de lo mismo: irrememdiable mediocridad.

Pero los eternos villanos, no son futbolistas ni dts, como hace creer la mayoría de la prensa nacional. La verdadera canalla son los zares del balón en México, encabezados por la poderosa familia Azcárraga, dueña de Televisa y la conciencia de 125 millones de mexicanos, en connivencia con los demás dueños de clubes.

Ha logrado hacer del balompié nacional una especie de falso diamante milagroso: multimillonario negocio. Cada cuatrienio vende espejitos a la afición de que, ahora sí, el Tri será campeón del mundo. O, mínimo, llegará al quinto juego.

Y Rafita lo cree y actúa en consecuencia.

Por eso su dislate.

Hace tres años, Ignacio Trelles Campos –a punto de cumplir 103 años de edad, siete títulos de liga y 15 años al frente de la selección nacional– en entrevista exclusiva con la revista Etcétera, aseguró que México ’jamás’ ganará la Copa FIFA. Coincidió con él, en declaraciones por separado, Ricardo Ferretti, técnico de Tigres.

El mismo Juan Carlos Osorio acepta que su máxima aspiración al frente del Tri, en Rusia, es disputar las semifinales. Es decir, quedar entre los cuatro primeros lugares de la justa.

No se mira cómo, salvo otro milagro, venza a Brasil.

En Facebook, un usuario escribió con sorna al comentario de Márquez: ’Filosofía de eterno Ratón Verde. Se nota que lee a Paulo Coelho’.

Entre la catarata de críticas a Márquez, a su twitter –porque, en resumen, coincidieron que el papel del capitán debe ser conciliador y alentador entre el equipo y la afición; invitar a la unión y mantener el ánimo positivo, no la descalificación a rajatabla– destacan las siguientes:

Alexis Reyes@resco14:

No es la manera de expresarse, semejante ’líder’, que tenemos , debería cuidar un poco más su manera de hablar, tú por ejemplo le quitaste 4 años a un joven de este mundial, por qué no aceptaste que ya no estabas para jugar?

Marvin Flores@MarvinFP:

Hablas de los aficionados que no ganamos nada más que la satisfacción de ver a un representativo mexicano triunfar. Esos que siempre abarrotan los estadios nacionales e internacionales para apoyarlos. A esos aficionados les dices mediocres. Bravo, ’capitán’.

Francisco García@82pakogar:

Con todo respeto capitán el festejo de la calificación a octavos debe ser con mesura y trabajar en el siguiente partido porque hoy fueron una caricatura de equipo, la humildad debe prevalecer.

JoseRa@joseraentuiter:

No te equivoques Rafita, se pasó por el resultado de otro partido… hoy se jugó muy mal, y alguien le regaló el gol a Corea en el partido pasado. Mérito ganar 2 partidos antes, claro, pero hoy fue un espectáculo terrible.

Ojalá la industria mediática y el presidente de México en turno, algún día, tomen consciencia que el balón no simboliza a un país. Es un negocio redondo, reitero, del que todas las empresas nacionales y trasnacionales, sobre todo, sacan raja a costa del consumismo.

Amén de ser una forma de opio social, más efectivo que cualquier fe, según algunos sociólogos del deporte. No se juega en una pelota el honor de un país.

Quizá algún día… los mexicanos, dejemos de tener el arraigado síndrome de Juan Escutia del balón.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor