1

999 vistas

Noviembre 13, 2019 08:56 hrs.

Sócrates A. Campos Lemus › diarioalmomento.com

Política Nacional › México Ciudad de México


’HOMBRES ARMADOS ROBAN 47 LINGOTES DE ORO CON VALOR DE 500 MILLONES, EN SONORA’

En realidad la caída de Evo Morales debe poner a pensar a muchos sobre futuros acontecimientos que se van a dar en toda América Latina, por supuesto, que se va a cumplir aquello que me comentaba un claro visionario militar de muchos de los acontecimientos que sucederían en el mundo: ’Primero, me comentó, que muchas de las guerra, esto lo hizo por los años ochenta, serían guiadas por las confrontaciones étnico religiosas, después, me dijo, que por las reservas de agua, de energético y alimentos, y posteriormente, por los avances de los grupos migratorios que tratarían de cambiar su situación personal en otros países, finalmente, me comentaba: pues México, será socialista, después de varios días o meses en que los Estados Unidos lo sean, no antes…’

Sin duda, los multimillonarios que siempre han gozado de las relaciones y los recursos y fondos de los países en donde se asientan, ahora, están muy preocupados por las demandas de millones de pobres que reclaman una mejor distribución de las riquezas, por ejemplo, en América Latina, el 10% de la población concentra el 68% de la riqueza, y el sector del infeliciaje, solamente, el 50% de jodidos, accede al 3,5% de la riqueza total y el 1% de los más ricos ricos, concentra el 37% de la riqueza, así, bajo tales circunstancias podemos entender que el encabronamiento es mucho y la desilusión y falta de confianza en los gobierno ’democráticos’ es enorme. Esto es lo que al final de cuentas propicia el que los grupos y liderazgos acumulen la confianza de millones de gentes del infeliciaje nacional, y esto, a su vez, provoca, quieran o no reconocerlo, el que se polaricen las convicciones y se genere un odio a los ricos ricos y un apoyo, a veces sin sentido político y de organización, de los grupos más pobres para las dirigencias mesiánicas….

Ahora, muchos hablan ya de lo que ha sucedido en Bolivia y lo podremos comparar con lo que sucede en los estados, donde los grupos indígenas son importantes, la realidad es que con el abandono de esos grupos se han generado, a su lado, un cacicazgo brutal que controla, bajo el concepto de las costumbres, un enorme poder, sobre todo, cuando esos grupos de caciques son los que tienen el mando político y económico de la región, y para que esto suceda, no importa de donde vengan los recursos, sino de la forma en que se consiguen, muchos de ellos, bajo la presión y las protestas, donde los gobiernos dejan de tener las protestas en la medida en que sueltan dinero a los caciques y dirigentes de esos grupos o ceden a sus pretensiones, al grado de que, ahora, también por este mecanismo, se logra la liberación de muchos delincuentes de la región, por ello, los grupos de la delincuencia organizada les prestan mucha atención, porque se forman barreras de contención que evitan el que las autoridades puedan llegar a las zonas de cultivo, de paso o de comercialización de drogas, armas, dinero y gentes, haciendo de protección a los jefes de la delincuencia organizada, en muchas zonas.

Sin duda, Evo Morales, era un buen dirigente pero se olvidó de que no se puede mantener el poder concentrado por muchos años, si no se puede generar una enorme conciencia de que ya no es dirigente, sino un dictador, tal como sucedió a pesar de los cambios sexenales, en México, cuando los que gobernaban eran diferentes, pero aplicando las mismas ideas en el saqueo y en los negocios, no importando el partido al que pertenecieran, por ello, al arrasarse en las votaciones este complejo manejo de la política y la economía nacional, se arrasaron, también, a los políticos, los partidos y se generó una gran desconfianza en la política tradicional, lo que ha generado, un enorme descontrol en todo el país.

Muchos sostienen que el país está dividido, la realidad es que esto no sucede, estamos divididos de acuerdo a las declaraciones y publicaciones de los medios tradicionales, por el lado de las ’benditas redes sociales’ pues el país se divide entre fifís y gente buena del pueblo sabio, y esto viene generando un clima de inestabilidad que puede llegar a las manifestaciones de violencia o de enfrentamientos de grupos, defendiendo sus puntos de vista. No se podrá negar que el golpe militar en Bolivia, afectará la imagen de México, y desatará los ánimos golpistas de un sector que, si bien no actúa, cuando menos, despotrica, y esto es claro que puede afectar a algunos mandos militares que no están muy conformes con el trato ni con las nuevas condiciones que privan en el ejército, esto no quiere decir que pretendemos alentar el golpismo en el país o que pongamos en tela de juicio la lealtad manifestada por el ejército, marina y fuerza aérea de México, hay lealtades, pero también, hay compromisos que se deben cumplir y tratos que se deben dar a los mandos y a las tropas. No se puede decir que: por ’si, por mi fuera, desaparecería al ejército mexicano, para mostrar que somos una nación pacifista’, esto es un trato innoble a los mando y las tropas, la realidad es que pueden existir cambios para mejorar la seguridad exterior e interior tal como están obligadas las instituciones de seguridad, pero no se puede dar una mayor carga de trabajo, sin tener a cambio, mejores prestaciones y trato, y no al revés, como se viene haciendo con el cuento de que las lealtades obligan a dar mucho mayor esfuerzo que a las demás áreas, y sobre todo, cuando en la vida real, los soldados, son multiusos, utilizados para toda tarea y ocurrencia de los mando civiles, sin existir mejores prestaciones para ellos y sus familias, o cuando se les deja inmovilizados porque la instrucción es que no se puede responder al fuego con el fuego, y esto, les deja en condiciones de inseguridad personal, tal como lo hemos visto en muchos actos donde grupos de hamponcetes, no de pueblo real, sino de hampones, castigan y lastiman a los soldados, porque saben que tienen instrucciones de no responder y aguantar… pero todo tiene un límite, y esto, lo debe saber el presidente, si lo que se quiere es ignorarlo, pues las consecuencias serán brutales y terribles para México, no es que pidamos doblegarnos ante los norteamericanos, pero no demos pretexto para que, por no hacer y actuar, pueda invadir e intervenir militarmente en el país…

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor