Postigo

Caciques en el Edomex

José García Sánchez

Caciques en el Edomex

Temas clave / Columnas

Política

Noviembre 26, 2018 20:11 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
José García Sánchez › diarioalmomento.com

1,589 vistas

Sin duda la tierra de la impunidad es el Estado de México, donde se tiene el primer lugar en feminicidios, en asalto en transporte público, en secuestros, en robo de autopartes. Ese vergonzoso lugar lo tiene desde hace años y no ha habido gobernador que pueda vencer la delincuencia creciente, por lo que llega a pensarse que hay cierta complicidad u omisión, que en este caso es lo mismo.

En el campo del Estado de Méxicos se cometen mayores violaciones a los derechos humanos que en las zonas urbanas, por lo que muchos presentes municipales y comisarios comunales y ejidales se dicen intocables y más poderosos que el propio gobernador. Sus abusos son conocidos por todas las autoridades pero las autoridades superiores no han movido un dedo para solucionar los problemas que pueden crecer en la entidad.

La paciencia de la población mostró su hartazgo en las elecciones del 1 de julio pasado, luego de que hubo un evidente fraude electoral que lleva a la gubernatura al familiar del Presidente Peña Nieto.

Lo cierto es que la apropiación de terrenos por parte de autoridades mínimas es cosa de todos los días en el estado de México y las autoridades no saben por dónde empezar a hacer justicia, y a pesar de que no tienen la calidad de sacar adelante los problemas d ellas entidades rechazan a los delegados federales, quienes en muchos estados serán los únicos que podrán sacara adelante a las entidades conflictivas, como la que se señala.

En el Estado de México hay un sinnúmero de anomalías. En la Villa Donato Guerra, que tiene como cabecera municipal Valle de Bravo, hay violaciones de todo tipo a los derechos de los mexicanos.

El comisariato Comunal, Roberto Ceferino Martínez Jiménez, se dice amigo de López Obrador, dice que en esa comunidad se hace los que él dice y cobra por todo trámite que deba hacer, sin importar que dichos documentos son gratuitos para los habitantes de dicho lugar.

Un cacique que todavía no entiende que el tiempo de los hacendados pasó hace un siglo sigue robando terrenos, realizando medidas de predios, amañadas para quedarse con tierras. No ha habido documento que se le reclame su alteración sobre todo en cuanto a las mediciones, documentos por los que no sólo cobra hasta 50 mil pesos sino que se queda con una parte del terreno y si el propietario original no se defiende el despojo de la propiedad es total.

Las quejas de los habitantes de Donato Guerra han llegado hasta oficinas federales que deberán actuar de inmediato. Ceferino Martínez Juárez se apodera de terrenos, derechos y hasta del tiempo de los habitantes a quienes cita sólo para anunciarles que es un hombre al que deben temer porque él fue narcotraficante en Sinaloa, donde asegura que sembró y cosechó mariguana y amapola y que los ciudadanos de los alrededores deben tener mucho cuidado con él porque es capaz de todo y en ese lugar se hace lo que él quiere.

De caciques como éstos está lleno el campo del Estado de México. No hay fuerza humana que los meta en cintura porqués e trata de verdaderos delincuentes aparados en un cargo que ellos mismo compraron para hacerse de terrenos y de dinero mal habido.


Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor