1

546 vistas

Enero 22, 2019 12:47 hrs.

Sócrates A. Campos Lemus › diarioalmomento.com

Política Nacional › México Ciudad de México


¡QUECONSTE,…SON REFLEXIONES!

POR SÓCRATES A CAMPOS LEMUS.

Hay ya en el ambiente nacional muchas teorías sobre la explosión de Primitivo Tlahualilpan, HIDALGO, que si la ropa se friccionó, que si era un cuatro para culpar a los soldados y a AMLO, que si estaban fumando, que si se cayó un celular a la gasolina cuando alguien convocaba a los otros ciudadanos, que si son muy pobres, que si están manipulados por los huachicoleros, que si el gobierno del estado los tiene muy abandonados , que si nadie les apoya, en fin, cientos de pretextos y de teorías sobre el tema, la verdadera razón es que en este pueblo como en los muchos del Estado de Hidalgo, se ha sufrido por años el cacicazgo familiar de los viejos políticos que han mantenido a los ciudadanos en la peor de las miserias y les conviene que estén jodidos porque así los manipulan y los movilizan a su antojo como los han realizado por años en favor del PRI, más del 55 por ciento de los habitantes en el Estado de Hidalgo están en la pobreza y en la pobreza extrema, a unos cuántos kilómetros de la capital, así, viven en la miseria y la marginación y la explotación y control de los viejos caciques y de sus familias. ¿Por qué razón no empiezan por investigar a las familias de caciques que son los que han manipulado el control del comercio, la industria, la política, el narcotráfico y el huachicol?, pues por ahí se podría entender que Hidalgo tiene es segundo lugar en el manejo de Huachicol y de robos, asaltos y pobreza en el país, por ello, para erradicar la corrupción, se tienen que eliminar a los grupos familiares de caciques pueblerinos que son los que controlan la región, de otra manera, podremos estar en la pendeja sin entender lo que sucede y las razones por las que existen muchos conflictos sociales en todo el estado, recordemos cuando el grupo ’hidalgo’ expropiaba terrenos o compraba los mismos en la zona de Tizayuca porque ahí habían creído que se establecería la nueva refinería que jamás de construyó porque lo que se pretendía era quebrar a Pemex, O CUANDO PENSARON QUE SERÍAN LO TERRENOS IDEALES PARA LA CONSTRUCCIÓN DEL AEROPUERTO DE CARGA y ¡Lástima Margarito!, todo se les vino abajo, hasta que hicieron alianza con el grupo ’ATRACOMULCO’ y, ahí, tenemos los fatales resultados…

La región del Valle del Mezquital es una de las de mayor pobreza y abandono, solamente se controla por medio de grupos de caciques locales y ellos son los que tienen el poder para permitir que los grupos de delincuentes huachituberos o los criminales o los que controlan las drogas o el robo de transporte o los secuestros de la zona se hagan realidad, sin duda, ellos, siguen ahí sentados en sus casas, mientras las gentes y las familias andan angustiadas y tristes buscando a sus familiares y ahí, prevalece la ley del silencio, si alguno habla y denuncia lo más seguro es que él o su familia sufrirán las consecuencias y la represión, por esa razón la lucha contra la corrupción ahí tendrá que tener otras formas y se tiene que investigar seriamente el gran control de los grupos de caciques protegidos por el poder, sino, pues no se podrá avanzar como se pretende en los cambios del país.

En esa región el alcoholismo es una factor importante de control por medio de las plantaciones de maguey pulquero y del contrabando de alcohol de caña que viene de la Sierra y de la Huasteca para embrutecer a muchos miembros de las familias y así, manteniéndoles en los vicios, ellos, son más fáciles del manipuleo y los llevan a realizar actos como el que hemos estado viendo en Tlahuelilpan con esas escenas de horror y de terror, por esa razón, cuando llegaron los soldados y las policías a tratar de controlar el robo, la gente, en forma agresiva y azuzada por los huachituberos, gritaban que deberían de quemarlos tratando de provocar una respuesta de confrontación y de violencia que les hubiera sido de enorme utilidad para desprestigiar la estrategia de la lucha contra la corrupción y el robo de combustibles en el país y les daría material a la derecha, a los que siempre alentaron y soportaron el robo y la corrupción, para continuar jodiendo las estrategias y los esfuerzos para mejorar al país. Si no lo han entendido, el comandante supremo, el presidente, ha ordenado que los soldados jamás estarán al servicio de algún acto de represión en contra de los civiles y ahí está la muestra de su disciplina y patriotismo y, esto, no se ha valorado ante el escándalo que ahora soportamos los mexicanos y el dolor que consume a cientos de familias empobrecidas y manipuladas por el caciquismo hidalguense que sigue en el poder…

Omar Fayad, es un hombre joven que en la política tiene una larga carrera en la entidad y él sabe lo que ha tenido que soportar y luchar en contra de las viejas formas caciquiles en Hidalgo y la brutal confrontación que en ocasiones se tiene que tener contra los grupos que quieren conservar las viejas formas de control y represión, por ello, ahora, tiene la gran oportunidad del cambio y del apoyo y ayuda a la gente, volcando en verdad las acciones en beneficio de todos y no en la protección de los viejos miembros de las familias de caciques hidalguenses…

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor