1

2,803 vistas

Diciembre 24, 2019 22:59 hrs.

Sócrates A. Campos Lemus › diarioalmomento.com

Política Nacional › México Ciudad de México


PUES ESTAMOS JODIDOS: EN MÉXICO, EL LITRO DE GASOLINA CUESTA $19.30 Y en los Estados Unidos $ 12.75, es decir, en México cuesta un 52 % más el litro…

Y los que deben estar temblando no por el frío sino por las investigaciones, son los Legionarios de Cristo ya que las investigaciones dicen que violaron a más de 175 jóvenes, y que el ’padre Maciel’ ,tiene un record de 60 violaciones, y bueno es lo que se dice, pero podrían ser muchos más. Lo interesante del tema es el enorme poder político y económico acumulado en México, y por esa razón nadie se puede explicar las razones por las que Juan Pablo II, declaraba a Maciel, como el hombre de la juventud. Pues a lo mejor las investigaciones nos dicen los manejos de los cientos de millones de dólares que operan los ’legionarios de Cristo’ o como les dicen: ’Los millonarios de Cristo’… y eso que tenían votos de pobreza…Y que les quede claro, las críticas no quieren decir que somos enemigos de los católicos, no, solamente pensamos que son necesarios los tiempos de limpia de una institución que en realidad da mucho terror cuando se conoce la historia de su evolución, y que no se les olvide los terribles episodios de la SANTA INQUISICIÓN, a pesar de que todos los mochos se ocupan en querer que se olviden esos temas.

Se acercan los tiempos de la gran tragedia que dejará a muchos comunicadores sin empleo, muchos de los medios de comunicación que con una seria austeridad siguen dando la batalla, con toda seguridad están en la lista para que pronto seamos eliminados, y es que los tiempos no solamente cambiaron los campos del gobierno sino que buscan el cambio del sistema, y esto parece ser que, todos le sacan la vuelta y no quieren entender que de un día al otro, las cosas serán distintas a pesar de que mucho de los cambios son para seguir igual.

No son pocos los que se horrorizan sobre el futuro y las tragedias y parece que no entendemos que en esas tragedias, tenemos mucha culpa y hay que reconocerlas, dicen que si queremos cambiar tenemos que reconocer la realidad, y así, pues existen las penas que ahora se pagan de la sumisión de muchos medios a la voluntad absoluta del presidencialismo, y esto generó, sin duda, una diferencia entre lo que se decía y la realidad, y por el otro lado, se generalizó en muchos sitios el famoso chayote que no es otra cosa que el reparto de los chayotototes que recibían muchos empresarios de la comunicación y que, algunos, pues les hacen lo que el viento a Juárez, porque no solamente se dedicaron al chayote grande, sino que con los medios abrieron las puertas de los grandes negocios, y para ello, hay muchas lecciones y pruebas. Era tal el asunto que muchos decían que no les interesaba que se les leyera, sino que se apareciera en la síntesis de presidencia porque era una especie de evaluación de la sumisión, y de ahí, el valor de los chayos.

Grupos empresariales con visión de derecha, aparentando que son defensores de la Verdad y de la libertad de prensa, solamente deberían de reconocer que son los voceros de esos grupos que los usan como los mensajeros y para las presiones que necesitan en sus muchas negociaciones empresariales y financieras. La realidad es que, desde hace mucho, los mexicanos, por problemas económicos o por simple lógica que les decía que no les decían la verdad ni explicaban la realidad que ellos vivían, pues dejaron de leer los diarios, y así aparecen, por los nuevos mecanismos tecnológicos, espacios que dejan y permiten la comunicación entre iguales y esto genera la confianza y saca el resentimiento del infeliciaje que estaba hasta la madre de los fifirisnais, para no decir fifi, ya que esto molesta mucho a la ’pinchechita’, y de ahí, pues coinciden las posturas de un solo político que neciamente luchaba y ejercía su derecho a sobrevivir y conocer los muchos lugares que ni siquiera visitaban los políticos locales en muchos estados, y esto generó la confianza y el deseo de cambio, y cambiamos, pero no nos damos cuenta que entre este cambio, hay siguen los de antes, los grandes capitalistas que siguen en una lucha sorda por medio de sus órganos empresariales y medios de comunicación que siguen subsidiados y con amplios márgenes de utilidad, y lograr sobrevivir a la crisis de credibilidad, sin tener nada de eso.

No hay duda de que el resentimiento, cuando no tiene explicación ni solución, es un buen mecanismo de movilización política y de manifestación masiva de apoyos en la realidad política. Hoy, el grueso del infeliciaje nacional es atendido, de una u otra forma, y así, llegan recursos a muchos hogares que anteriormente no tenían más que angustias y conflictos internos por la pobreza y marginación, y esto forma una fuerte base de apoyo y de control de masas, y los ricos ricos saben que si esto no se lograba, las cosas se podían degenerar como se han degenerado en muchos países y se convertiría al país en una enorme anarquía y violencia que pondría en riesgo la ’seguridad norteamericana’ ,y con ello, pues se pondría en peligro la soberanía nacional, por ello, los grandes grupos empresariales y financieros solamente declaran pero no hacen, y es que tampoco les han afectado el bolsillo, ellos, siguen con grandes negocios y utilidades, y mientras esto se sostenga y se controle al infeliciaje nacional, pues ’todos felices’, a pesar que de pronto se eliminen a muchos medios que de una u otra forma eran voceros de los sin voz, y ahora, pues no solamente están afónicos sino en peligro de volverse mudos…así es la ’autoridad’ y el cambio del sistema para sostener a los grandes empresarios en contra del infeliciaje de medio pelo.

Pues si pintaban mal las cosas, ahora, pintan del carajo, y no hay duda que un pueblo que sigue sin leer y sin conciencia política, sino con simples reacciones viscerales, pues es un pueblo manipulable y que puede ser sometido con el pan y circo de todos los días, que se conoce, como el ’atole con el dedo’. Los cambios son para seguir igual…

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor