Chimalhuacán: realidad v.s. percepción

Brasil Acosta Peña

Chimalhuacán: realidad v.s. percepción

Política

Agosto 23, 2018 19:49 hrs.
Política Estados › México Estado de México
Brasil Acosta Peña › Portal Mexiquense.com.mx

12,372 vistas

El semanario Proceso publicó recientemente una nota que citaba una encuesta realizada por el ’Gabinete de Comunicación Estratégica’ en la que calificaba a las ciudades donde se vivía mejor y donde se vivía peor a su juicio. Según esto, una de las calificaciones más bajas la obtuvo el municipio de Chimalhuacán. Ahora bien, hemos visto que las encuestas han tenido un gran impacto en las decisiones de la ciudadanía y, por lo mismo, si se trata de encuestas ’fake’ o falsas, pueden convertirse en un instrumento de manipulación, sobretodo si se trata de información segmentada, aislada o descontextualizada como es el caso. Veamos.
’Chimalhuacán, Nezahualcóyotl y Ecatepec, en el Estado de México, y Milpa Alta y Tláhuac en la Ciudad de México, se ubicaron como los lugares con la peor calidad de vida, de acuerdo con la Encuesta Ciudades más habitables 2018, presentada hoy por Gabinete de Comunicación Estratégica’, dice Proceso. ’Y en el índice de calidad de vida las que se encuentran en los últimos lugares de la lista, con mayor oportunidad de mejora, son: Chimalhuacán (58.83); Nezahualcóyotl (59.24); Ecatepec (59.85); Milpa Alta (60.98) y Tláhuac (61.07)’. Por el contrario, ’y en un rango de 0 a 100 puntos, las cinco ciudades con mayor Índice de Calidad de Vida (INCAV) son: San Pedro Garza García (74.56); San Nicolás Garza García (69.71); Saltillo (69.28); Hermosillo (69.13) y Guadalupe (68.92). De hecho, San Pedro Garza García, Nuevo León, obtuvo el primer lugar en los índices por calidad de vida, servicios públicos, cohesión social y percepción entre los mexicanos. El único rubro en el que no figura es el de la percepción que tiene la gente sobre su alcalde. Para medir la calidad de vida en la encuesta se utilizaron preguntas de satisfacción con la vida (hace cinco años, en este momento y cinco años a futuro) y de satisfacción con elementos que son esenciales en su entorno como familia, pareja y economía, así como la valoración de la felicidad en cada ciudad’.
Primero, es necesario ver que la información expuesta se contradice, pues dice: ’Y en el índice de calidad de vida las que se encuentran en los últimos lugares de la lista, con mayor oportunidad de mejora, son: Chimalhuacán (58.83)’, etc., esto quiere decir que, aunque están en los últimos lugares, tienen las mayores oportunidades de mejora, comparado con las mejores, por ende, ¿es un halago o una crítica? Segundo, ’el único rubro en el que no figura es el de la percepción que tiene la gente sobre su alcalde (sic)’, ¿por qué no?, ¿por qué excluyen a este indicador? Veamos: la información que hace un par de años publicó este mismo Gabinete de Comunicación Estratégica: ’de acuerdo con un estudio realizado por el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), el presidente municipal de Chimalhuacán, Telésforo García Carreón, es el alcalde o jefe delegacional al que sus gobernados entregan la mejor calificación en toda la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), mientras que el delegado de Xochimilco, Miguel Ángel Cámara Arango, resultó en el último lugar de la evaluación dada a conocer este miércoles.’ ¿No será que convenientemente quitaron este indicador porque ello subía los resultados de Chimalhuacán, pero de lo que se trataba era de buscar perjudicarlo? Es pregunta.
Tercero, los elementos que se evalúan no tienen que ver directamente con la situación de los municipios, sino con la condición de vida de la gente que tiene componentes que no dependen directamente del municipio: ’preguntas de satisfacción con la vida (hace cinco años, en este momento y cinco años a futuro) y de satisfacción con elementos que son esenciales en su entorno como familia, pareja y economía, así como la valoración de la felicidad en cada ciudad’. La felicidad, la pareja y la economía no se le pueden atribuir como problemas al Ayuntamiento de Chimalhuacán.
En fin, hay elementos para suponer que hay intensión de manipular la información para atacar a Chimalhuacán, pues no se toman en cuenta indicadores de desarrollo social y su cambio en el tiempo. Cierto es que Chimalhuacán es una ciudad creada, principalmente, por migrantes y, por lo mismo, es una población que salió de sus comunidades por razones económicas para venir a trabajar a la ciudad, pero, lo más frecuente, es una ciudad creada con migración de migraciones, es decir, las familias que migraron por primera vez a Cd. Nezahualcóyotl, al crecer la familia y no tener más posibilidades de crecer ahí mismo, entonces, migran los hijos a Chimalhuacán y es gente que ya trae consigo una carga de problemas sociales atribuidos a su naturaleza de Ciudad dormitorio y de Ciudad de migrantes, razón por la cual, la condición de pobreza inicial tiende a ser la nota dominante.
Pero para no ser subjetivo, daremos algunos datos oficiales. Primero, el gobierno municipal está luchando junto con la población para la construcción de un Centro de Rehabilitación Ambiental del Oriente Mexiquense, que daría 40 mil empleos a los ciudadanos, es decir, están buscando dar solución al problema económico y si no se ha hecho es porque las instancias gubernamentales competentes no han agilizado los tramites necesarios, creemos que por razones políticas, pues ya existe el terreno donde puede construirse.
Por otro lado, tomando los datos del ’Informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social 2017’ de la Secretaría de Desarrollo Social, podemos ver el proceso en el tiempo de varios indicadores. Por ejemplo, el gobierno Antorchista entra en el año 2000 y en ese año, el indicador ’carencia por acceso a los servicios de salud’ se colocó en 67.25% de la población; en el año 2015 pasó a 24.6%, una reducción del 42%. Muy importante reducción. En la ’carencia por material de pisos en la vivienda’, en el 2000 era del 10.05% y en el 2015, de sólo el 2.5%, una reducción del 7.55%; en la ’carencia por material de techos en la vivienda’ pasó de 23.30 a 7.2 de 2000 a 2015, es decir, una disminución significativa del 16.1%; en la ’carencia por hacinamiento’, pasó de 28.74% al 13.9% del 2000 al 2015, una reducción de 14.84%; en la ’carencia por acceso al agua entubada’ se pasó del 15.67% al 5.50%, es decir, se redujo el indicador en un 10.17%; finalmente, en la ’carencia por servicio de drenaje en la vivienda pasó del 20.86% al 0.6%, es decir, podemos decir que se levantó bandera blanca en esta carencia. Vistos estos datos, más los dos teatros construidos, los polideportivos, los parques públicos, el Mexibus, las 8 universidades, las albercas recreativas y demás beneficios que se han conseguido con el sudor, la lucha y la sangre del pueblo de Chimalhuacán, a pesar de que es el municipio que recibe la menor cantidad de participaciones per cápita del Estado de México de aquellos municipios con más de 100 mil habitantes.
¿Qué está detrás de la estadística que publica Proceso? Un claro intento por preparar a la opinión pública en contra del gobierno de Antorcha para justificar una futura intromisión federal anunciada ya por el propio López Obrador. El pueblo de Chimalhuacán deberá defender sus triunfos y exigir al nuevo gobierno un trato justo y respetuoso en término de las participaciones y en términos políticos, es decir, democráticos, pues guste o no, ganó Antorcha democráticamente en la contienda electoral y se espera un trato que respete a la Constitución y al federalismo.



Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor