Para aquellos que ni siquiera escucharon de don Hermenegildo.

Compendio de cultura.

Mario Andrés Campa Landeros

Compendio de cultura.

Temas clave / Columnistas

Entretenimiento

Enero 19, 2019 12:17 hrs.
Entretenimiento Nacional › México Chiapas
Mario Andrés Campa Landeros › diarioalmomento.com

4,476 vistas

Un pequeño recordatorio del insigne regiomontano, Don Hermenegido L. Torres, fundador del PUP y autor de las mejores definiciones sobre la pendejez. Disfrútalas y reaprende algunas, con los políticos que padecemos, nos van a hacer falta, pues ya no tenemos más adjetivos que aplicarles.
Saludos.

ESTO ES UN COMPENDIO DE CULTURA...

El PUP (Partido Único de Pendejos), tal es el nombre correcto, fue fundado en 1956 por don Hermenegildo Torres,( un distinguido Regiomontano ) como respuesta cómico-satírica a las pendejadas políticas de la época. Observamos con entereza que el arte de cometer pendejadas permanece vigente a través de los siglos. En su mejor momento, el PUP llegó a contar con 10 000 afiliados con credencial y millones que nos hicimos pendejos y no la sacamos.

Desafortunadamente, el PUP cayó en el olvido desde mediados de los 70’s y sólo queda el recuerdo de su existencia en la memoria de unos cuantos veteranos y en recopilaciones lingüísticas relacionadas.

Tarde o temprano, llega un momento en la vida en que se debe reconocer la naturaleza auténtica que nos conforma. Aceptar y reconocer con orgullo la identidad que nos da sustancia. Abajo encontraran una extensa clasificación de los tipos de pendejo.

Los exhorto a ubicarse sinceramente y reconocer en su fuero interno lo que para todos los demás resulta evidente.

(No se hagan pendejos, mínimo cae cada quien en 10 categorías y los avanzados en 100 o más)

CLASIFICACIONES POR ORDEN ALFABÉTICO

Pendejos con A

A la medida. El que no es más pendejo porque no es más grande.
A priori. El que desde antes de conocerlo ya tenemos idea de que es pendejo.
A posteriori. El que una vez que lo conocemos no nos queda duda de que sea pendejo.
A fortiori. -Ad ovo, A huevo, también- El que de todos modos es pendejo.
Abierto. El que no tiene empacho en hacer y/o decir pendejadas.
Aberrante. El que hasta para hacer pendejadas es pendejo.
Abochornante. El que provoca pena ajena con sus pendejadas.
Abogado. Pendejo por derecho.
Abrumante. El que agobia con tanta pendejada.
Absorto. El que está enfrascado en sus pendejadas.
Abuso de autoridad. Circunstancia agravante que consiste en valerse del carácter público que tenga el presunto pendejo.
Abuso de confianza. Infidelidad que consiste en perjudicar un pendejo a otro que ha sido más pendejo por poner su confianza en aquel.
Abuso de superioridad. Circunstancia agravante determinada por aprovechar en la comisión de las pendejadas una notable desproporción de fuerza o número entre pendejos y victimas.
Acabado. Pendejo completo, consumado.
Acabóse. Haber llegado al extremo de la pendejada.
Acanallado. Dícese del pendejo que tiene los defectos de la canalla.
Accidental. Pendejo casual, contingente, provisional.
Aclamado. Pendejo reconocido por todos.
Acompañante. Testigo inocente de las pendejadas, que es pendejo por juntarse con pendejos.
Achichincle. Pendejo que acompaña a un pendejo superior y sigue sus órdenes.
Ad hoc. El que es muy pendejo en ciertas cosas.
Ad libitum. El que está a gusto con su pendejez.
Aficionado. El que comete pendejadas por arte o deporte.
Afortunado. El que siempre se sale con la suya en todas las pendejadas que comete.
Afrenta. Deshonor que resulta de alguna pendejada.
Afuera. Lugar donde deben permanecer los pendejos.
Agraciado. El que cuando menos cae simpático con tanta pendejada.
Ahorrativo. Pendejo que se guarda sus pendejadas para cuando se ofrezca.
Airoso. Pendejo que lleva a cabo sus pendejadas con éxito o lucimiento.
Alboroto. Vocerío o estrépito ocasionado por una o varias pendejadas.
Alegre. Aquel que se ríe de cualquier pendejada.
Alternativo. El que ejerce su libertad de ser pendejo.
Altruista. El que quiere ayudar a todos con sus pendejadas.
Ambicioso. El que sueña con llegar a ser un gran pendejo.
Amnésico. Aquel que se olvida de que es un soberano pendejo y hay que recordárselo a cada rato.
Anormal. Persona cuyo grado de pendejez es superior al que le corresponde de acuerdo a su edad.
Antecedente. Acción, dicho o circunstancia anterior, que sirve para juzgar pendejadas posteriores y echarle la culpa al más pendejo.
Antediluviano. Pendejo muy antiguo.
Antenupcial. Anterior al apendejamiento mayor.
Añejo. El que con el paso del tiempo se hace más pendejo.
Apendejarse. Clavarse en ondas que no existen.
Apestoso. Dícese del individuo cuya pendejez puede ser olfateada a gran distancia.
Aplicado. El que se preocupa por aprender de sus pendejadas.
Arbitro. Pendejo.
Argentino. Pendejo superior.
Aristocracia. Gobierno de pocos, pero pendejos.
Aseñorado. Parecido a lo que es propio de señor o señora, pero que en realidad es propio de pendejos.
Asombrar. Dejar a alguien con cara de pendejo.
Astuto. El que cree que a todo mundo agarra de su pendejo.
Atenuante. Ser pendejo.
Auditivo. El que se hecha un pedo y se levanta a ver quien toca.
Autodidacta. El que solito aprende a hacer pendejadas.
Autónomo. El que comete todo tipo de pendejadas sin consultar a nadie.

Pendejos con B

Baba. Líquido pegajoso segregado por los pendejos y por algunos moluscos terrestres.
Babel. Lugar en que hay confusión, por estar atestado de pendejos.
Baboso. Pendejo que aún no controla la baba.
Bajeza. Acción indigna, propia de pendejos.
Belleza. Conjunto de cualidades cuya contemplación produce pendejez.
Bilateral. El que por un lado es pendejo y por el otro también.
Botana. Alguien a quien todos se agarran de su pendejo.
Bueno. Dícese de quien navega con bandera de pendejo.
Burócrata. El que todas las pendejadas las hace por triplicado, en un horario que va de las 9:00 a las 18:00 hrs., de lunes a viernes. Sólo se abstiene de hacer pendejadas en su coffee break.

Pendejos con C

Cabrón. El que hace cabronadas en perjuicio de pendejos porque piensa que son más pendejos que él.
Cabronada. Acción infame que permite algún pendejo contra su honra.
Cadáver. Pendejo que ya no lo será más.
Cafre. Pendejo al volante.
Campeón. Al que nadie le gana en hacer o decir pendejadas.
Censo. Padrón o lista de pendejos.
Cerrar. Acción de dejar fuera a los pendejos.
Chapucero. El que le quiere ver a uno la cara de pendejo.
China. País poblado a lo pendejo.
Chingar. Hacer pendejo a alguien.
Cínico. El que alardea de su pendejez.
Clandestino. El que se esconde para hacer sus pendejadas.
Colega. Pendejo igual a uno.
Comitiva. Bola de pendejos que acompaña a un pendejo superior.
Compinche. Amigo, camarada, que además de pendejo es medio pinche.
Consciente. El que sabe que es pendejo.
Consistente. El que hace pendejada tras pendejada.
Consuetudinario. El que tiene la mala costumbre de hacer pendejadas.
Contador. El que lleva un registro de todas sus pendejadas.
Contreras. El que piensa que todos son pendejos menos él.
Convicto. El que está en la cárcel por pendejo.
Cortón. Mandar un pendejo a volar.
Creativo. Aquel que a cada rato se le ocurre una pendejada distinta.
Creyente. El que cree en cualquier pendejada.
Crudo. Un pendejo al día siguiente.
Cuatro. Número de pendejos en un cuarteto.
Culpájeno. El que se cuelga las pendejadas de los demás.
Curriculum Vitae. Relación más o menos ordenada de todas las pendejadas
cometidas en la vida.

Pendejos con D

Demagogo. Político que piensa que quienes lo escuchan son tan pendejos o más que él.
Dependiente. El que depende de otros pendejos.
Deportista. Aquel que hace pendejadas para mantenerse en forma.
Despilfarrador. El que hace pendejadas de más.
Deprimido. El que no soporta ser pendejo.
Diáfano. El que es pendejo por dentro y por fuera, o sea que además de serlo se le nota.
Dictadura. Sistema político en el que un sólo pendejo ejerce el poder, sin limitaciones constitucionales a sus pendejadas.
Dinámico. El que no puede estar sin hacer pendejadas.
Disfrazado. Cuando es más pendejo por dentro que por fuera, o sea que, a primera vista no se le nota lo pendejo que es.
Distinguido. El que inmediatamente reconocemos y decimos: ’allá viene aquel pendejo’.
Docto. El que a fuerza de muchas pendejadas se ha hecho un verdadero pendejo.

Pendejos con E

Ecológico. El que es pendejo por naturaleza.
Economista. El que hace pendejadas marginales. Pendejo que nos dice cual será el comportamiento de la economía durante el año, y al final del año nos da una explicación pendeja de por qué no fue así.
Egoísta. El que quiere que todas las pendejadas sean suyas.
Ególatra. Aquel que no hace más que hablar de sus pendejadas.
Ejecutivo. El que por sus pendejadas merece el puesto de Director General.
Ejemplar. El que siempre sirve de ejemplo cuando se quieren realzar las características negativas de una pendejada.
Empadronado. El que está en la lista de los pendejos.
Emprendedor. El que siempre está iniciando una nueva pendejada.
Empresario. El que hace pendejadas a lo grande.
Enciclopédico. El que sabe un montón de pendejadas.
Enamorado. El que se clava con cualquier pendeja…da.
Enemigo. Cualquier pendejo que ande cerca.
Erótico. El que anda por callejones oscuros enseñando su pendejada a las mujeres.
Esperanzado. Piensa que se le va a quitar lo pendejo.
Esquizofrénico. Aquel a quien lo pendejo le viene desde dentro.
Estaca. Cuando estaca-brón que se le quite a uno lo pendejo.
Estadístico. Aquel que, en promedio, es un pendejo.
Estereotipo. Dícese del prejuicio, aceptado comúnmente, de que todos son pendejos hasta que prueben lo contrario.
Estéril. Pendejo que cree ser el padre de ’sus’ hijos.
Estudioso. Aquel que estudia las pendejadas de los demás para superarse.
Exhibicionista. Aquel que le gusta hacer pendejadas en público.

Pendejos con F

Falaz. El que no parece pendejo pero que de repente sorprende con sus pendejadas.
Famoso. El que es conocido por sus pendejadas.
Filósofo. El que cuando se encuentra a sí mismo exclama: ’¡caramba, como soy pendejo!’.
Financiero. El que lleva la cuenta de sus pendejadas.
Fiscal. El que cuestiona las pendejadas ajenas.
Flojo. El que se abstiene de hacer sus pendejadas para no pasar trabajos.
Fortachón. Al que uno le aguanta sus pendejadas forzando una sonrisa.
Fosforescente. El que hasta en la oscuridad se le nota lo pendejo que es.
Fotogénico. El que quiere salir bien en todas las pendejadas.

Pendejos con G

Gallego. Pendejo honoris causa.
Global. El que es conocido en todo el mundo por sus pendejadas.
Glorioso. Digno de honor y alabanza por sus pendejadas.
Gringo. Vecino que nos quiere para agarrar de sus pendejos.
Guardia. Persona armada que mantiene afuera a tanto pendejo.

Pendejos con H

Hiperactivo. El que hace las pendejadas una tras otra.
Hipocondríaco. El que se enferma por cualquier pendejada, en particular por las que tiene en la cabeza.
Honoris Causa. Pendejo por razón o causa de honor

Pendejos con I

Identificado. El que de lejos parece pendejo y de cerca lo demuestra.
Ignorante. El que todos saben que es pendejo menos él.
Iluso. El que cree que algún día dejará de ser pendejo.
Importado. El más fino de los pendejos.
In crescendo. El que cada vez es más pendejo.
In fraganti. El pendejo que es agarrado en flagrante pendejada.
In perpetum. El eterno pendejo.
Insistente. El que hace la misma pendejada varias veces.
Introvertido. El que mantiene sus pendejadas en secreto.
Inútil. El que hasta para hacer sus pendejadas es pendejo.
Investigador. El que prueba experimentalmente sus pendejadas.
Invisible. Pendejo al que nadie puede ver.
Irónico. El que es jefe y hasta da órdenes, sabiéndose un soberano pendejo.

Pendejos con J

Jolines. Interjección pendeja que denota una admiración muy pendeja hacia alguna pendejada o pendejo.

Pendejos con K

Karaoke. El que se trepa al escenario y desafina a lo pendejo.

Pendejos con L

Lento. El que necesita más tiempo para hacer sus pendejadas.
Licor. Bebida apendejante.
Líder. Es el pendejo que va hasta adelante. Los demás pendejos lo siguen.
Llorón. Pendejo indefenso.
Literato. El que escribe pendejada y media.
Loco. El que grita sus pendejadas a mil voces.

Pendejos con M

Magisterial. El que enseña a los demás a hacer pendejadas.
Mamarracho. Quien por querer quedar bien, queda como pendejo.
Matemático. El que exactamente es un pendejo.
Mediocre. El que no es ni muy vivo ni muy tonto, sino nada más medio pendejón.
Miedoso. El que se asusta hasta de sus propias pendejadas.
Milusos. El que hace pendejadas en cualquier actividad que desempeñe.
Moderno. El que hace sus pendejadas vía Internet. (Ouch)
Multifacético. El pendejo que encaja en todas las definiciones dadas hasta ahora.

Pendejos con N

Natural. El que es pendejo de nacimiento.
Necio. El que insiste en hacer pendejadas.
Neurótico. A quien los nervios lo apendejan.

Pendejos con O

Ojete. Dícese del pendejo que, a sabiendas, afecta a terceros con sus pendejadas.
Optimista. Es el que cree que no es pendejo.
Oriental. El que está en chino que se le quite lo pendejo.
Original. Es el que logra ponerle a sus pendejadas un toque personal, por eso decimos: ’esa pendejada sólo la pudo haber hecho fulano’

Pendejos con P (de pendejo)

Paranoico. El que cree que todos saben que es pendejo.
Pedigree. Descendiente de pendejos de renombre.
Pelón. El que no tiene un pelo de pendejo.
Pendejo. Dícese del individuo que tiene los defectos de la pendejez.
Pesimista. Es el que cree ser el único pendejo.
Petulante. El que se enorgullece de sus pendejadas.
Políglota. El que dice pendejadas en varios idiomas.
Político. El que cree tener la solución hasta para su propia pendejez. El que quiere que se solidaricen con sus pendejadas, pues piensa que todos somos sus pendejos.
Precavido. El que es pendejo por si se ofrece, además de que vale por dos pendejos.
Presumido. El que anda comentando a todos su última pendejada.
Productivo. Aquel que hace más pendejadas al día.

Pendejos con Q

Quinto. Es el pendejo que siempre está platicando de todos sus ligues.
Quórum. Se da cuando la mitad mas uno de los asistentes a una reunión o asamblea son muy pendejos.

Pendejos con R

Radioactivo. El que irradia pendejez por todos los poros.
Redactor. El que quiere que sus pendejadas queden por escrito.
Referencia. El pendejo de referencia lo utilizamos para dar indicaciones, verbigracia: ’ahí donde está ese pendejo de la camisa roja, das vuelta a la derecha’.
Religioso. El que ruega a Dios que se le quite lo pendejo.
Rutinario. Aquel que siempre hace las mismas pendejadas.

Pendejos con S

Sabandija. Pendejo repulsivo y molesto.
Sabático. El que hace pendejadas toda la semana y el sábado descansa.
Sabio. Pendejo que guarda silencio.
Sancho. El otro pendejo.
Simpático. El que causa gracia con sus pendejadas.
Simple. Pendejo mentecato y de poco discurso

Pendejos con T

Tautología. Fórmula lógica sentencial que es siempre válida, prescindiendo de los valores de verdad de las proposiciones integrantes. En todo cálculo sentencial interviene una serie de tautologías que son tomadas como axiomas, y las restantes se prueban como teoremas dejando a todo mundo con la cara de pendejo.
Telescópico. Es el que desde lejos se le nota lo pendejo que es.
Thriller. El que provoca fuerte tensión emotiva con sus pendejadas.
Trabajador. El que se ocupa en hacer pendejadas.
Trascendente. El que hace pendejadas que perduran. (La del maestro Hermenegildo Torres)
Turulato. Apendejado

Pendejos con U

Ubicuo. Es el pendejo que tienes la mala fortuna de toparte en todos lados.
¡Uta! Interjección provocada por alguna pendejada.
Único. Pendejo singular, extraordinario

Pendejos con V

Valemadrista. El que reconoce: ’Soy muy pendejo, ¿y qué?
Valiente. El que se rompe la madre por cualquier pendejada.
Vanguardista. Pendejo que va siempre adelante en la experimentación técnica y formal y en el afán de originalidad al pendejear.
Victima. Persona que padece daño por culpa de algún pendejo o por pendejada fortuita.
Victimario. Pendejo.
Vigoroso. El que no se cansa de hacer y/o decir pendejadas.
Vocero. El que habla en nombre de otro pendejo, llevando su voz, representación y pendejadas.
Voluntarioso. Dícese del pendejo que por capricho quiere hacer siempre sus pendejadas.
Vomitivo. Dícese del pendejo que es capaz de provocar el vómito.
Vulgo. El común de los pendejos.

Pendejos con W

Weberio. Castellanización de Weber, que los pendejos confunden con ’muchos huevos’.
Wey. Pendejete

Pendejos con X

X. Cualquier pendejo.
Xerox. El que se copia las pendejadas de los demás.

Pendejos con Y

Yoga. Doctrina y sistema ascético de los adeptos al brahmanismo, mediante
los cuales pretenden lograr la perfección espiritual y la unión beatífica,
que resulta una buena forma de hacerse pendejo.
Yogurt. Pendejo que, por fortuna, se corta sólo.

Y finalmente, Pendejos con Z

¡Zape! Interjección familiar que se emplea para ahuyentar a los pendejo.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor