En el supuesto de que en elecciones subsecuentes el candidato puntero mantuviera una ventaja como la que AMLO tiene al día de hoy, solamente en una ocasión de los próximos 120 años sería posible su derrota.

Con 50% de intenciones de voto, ni con fraude le alcanza al PRIAN para ganarle a AMLO

Emmanuel Ameth

Con 50% de intenciones de voto, ni con fraude le alcanza al PRIAN para ganarle a AMLO

Política

Junio 11, 2018 02:49 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

341 vistas

Aunque las elecciones presidenciales de 2012 se recuerden más por la cooptación del voto, lo cierto es que en dicho proceso también operó el fraude electoral, igual que en 2006, ya que en los registros del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) se observaron anomalías tales como la presencia de una función (algoritmo), idéntica para ambas (cuyo comportamiento sería imposible), pero cuyo valor en ’X’ se encontraba por encima para dar victorioso al Revolucionario Institucional (PRI), además de otras características documentadas por más de una veintena de científicos de diversas nacionalidades que han colaborado con Jorge Alberto López Gallardo, autor de diversos libros sobre el fraude electoral; empero, en las próximas elecciones no alcanzaría dicha operación para arrebatarle la victoria al virtual ganador, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Lo anterior porque, entendiendo que primero se falsean los datos del PREP y luego se hacen coincidir las actas, es necesario que un número considerable de casillas se encuentre sin representación partidista, condición que se cumpliría luego de las alianzas -muchas criticadas- realizadas por AMLO en diversas regiones del país. La compra de votos tampoco sería eficiente si se tiene en cuenta que la diferencia entre el puntero y el segundo lugar son de más de 20 puntos, y de casi 30 con el tercer competidor.

Las agregadoras de encuestas, aquellas que promedian el comportamiento de las mediciones más confiables en rangos que ‘anulan’ las variaciones más grandes, también tienen un consenso:

Para AMLO, la intención de voto promedia un valor de 49.2 puntos, para Ricardo Anaya es de 27.5 y para José Antonio Meade es de 20.1 puntos; pero más importante aún, es que la tendencia de los momentos reflejados siguen mostrando un alza para el puntero mientras que el segundo lugar se aprecia a la baja y el tercero con un alza mínima.

Es por las mediciones anteriores, y por lo escaso del tiempo que resta de campañas (aún menor si se toma en cuenta que el inicio del mundial de fútbol) que los pronósticos de victoria de AMLO para Oraculus, El País y GP Polls promedian en su conjunto un valor un poco por encima del 95% de posibilidades de triunfo para el tabasqueño.

De este modo, si bien cabría la posibilidad de que AMLO perdiera estas elecciones, lo cierto es que solamente acontecería en una por cada 20 que compartan estas características, en otras palabras, un candidato como AMLO solamente sería capaz de perder una sola ocasión dicha ventaja entre 2018 y el año 2138…

Las matemáticas no se equivocan, aunque las instituciones sí. A ratificar la intención de voto en las urnas y defender las casillas.


Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor