Consecuencias de no dormir bien: aterosclerosis, cáncer, diabetes y sobrepeso


*El Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares de Madrid demuestra que las consecuencias de no dormir bien, van más allá del estrés, cansancio y somnolencia. Tu vida podría estar en riesgo.

| Agencia de noticias Plata Pura | Desde guerrerohabla.com
Consecuencias de no dormir bien: aterosclerosis, cáncer, diabetes y sobrepeso

Temas clave / SALUD Salud

Salud

Enero 20, 2019 07:18 hrs.
Salud Nacional › México Guerrero
Agencia de noticias Plata Pura › guerrerohabla.com

6,291 vistas

20 de Enero 2019

¿Cuáles son las consecuencias de no dormir o descansar correctamente? Probablemente piensas que las noches de antro y ver Netflix compulsivamente en la madrugada lo valen, pero cada vez son más los estudios que lo demuestran, no dormir bien afecta tu salud.
Hablamos de afecciones graves; si bien pueden comenzar con cansancio y somnolencia excesiva durante el día, también puede afectar tu estado de ánimo y tus niveles de estrés (el cual de por sí, no es nada bueno para el cuerpo).
No dormir bien provoca cansancio y somnolencia excesiva, así como altos niveles de estrés.
Tal vez te suena a un día común y corriente; estás tan acostumbrado a no descansar, que esto te parece rutinario, pero de continuar así podrías llegar a presentar alucinaciones, locura temporal, diabetes y sobrepeso. Además, tu capacidad de raciocinio, de aprender y hablar, también se ven disminuidas.
No obstante, las consecuencias se ponen peor. Un estudio reciente reportado por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) de Madrid asegura que dormir menos de 6 horas aumenta el riesgo de padecer aterosclerosis e un 34%.
La aterosclerosis se produce por la acumulación de grasa en las paredes de las arterias.
El estudio se realizó con aproximadamente 4 mil trabajadores de una firma bancaria en Madrid; en su mayoría hombres y con una edad promedio de 46 años. Se monitoreó su sueño a través de actígrafos colocados en sus muñecas y se obtuvieron imágenes en tres dimensiones de sus arterias femorales y carótidas.
El hallazgo, que fue publicado en el Journal of the American College of Cardiology, demuestra ahora que no sólo la alimentación y el estilo de vida son importantes para reducir el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular, sino que el sueño también juega un papel importante.
La aterosclerosis se produce por la acumulación de grasa en las paredes de las arterias, lo que provoca anginas de pecho e infartos agudos al miocardio.
No dormir bien aumenta el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular.
De acuerdo con Valentín Fuster, cardiólogo y director general del CNIC, algunos de los factores que contribuyen a padecer esta enfermedad son: la obesidad, la presión arterial alta, el colesterol elevado, la glucosa incrementada, el tabaquismo, la falta de ejercicio, la mala alimentación (consumo excesivo de azúcar y sal) y la falta de sueño.
’Dormir entre siete y ocho horas, con buena calidad del sueño, es lo ideal’.
Por otra parte, los expertos aseguran que no dormir bien también está asociado con graves enfermedades como la diabetes y el cáncer, y la Sociedad Española del Sueño recomienda, para combatir estos trastornos:
- Evitar la cafeína.
- Hacer deporte.
- Mantener un horario regular de sueño.
- Eliminar el ruido del ambiente para lograr dormir.
Dormir entre siete y ocho horas, con buena calidad del sueño, es lo ideal.
Por último, José María Ordovás, investigador del CNIC, recalca la importancia de esta investigación, pues parece ser el primer análisis que se enfoca en la carencia de horas de sueño como un factor que contribuye al padecimiento de la aterosclerosis.
’Las enfermedades cardiovasculares son un gran problema mundial. Actualmente estamos previniendo y tratando a las personas afectadas con diferentes métodos: fármacos, actividad física y dieta. Sin embargo, los resultados de este nuevo estudio enfatizan que debemos incluir al sueño como una herramienta más para combatirlas’.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor