1

4,557 vistas

Junio 02, 2019 22:37 hrs.

Por: Miguel Ángel Mata Mata › guerrerohabla.com

Periodismo Estados › México Guerrero



Sobre la interpretación del micro cuento "Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí" del escritor guatemalteco Augusto Monterroso, Carlos Mellizo hizo algunas interpretaciones. Una de ellas, publicada el 27 agosto de 1999, en la Nueva Revista de Política, cultura y arte, nos llevará, irremediablemente, a la pesadilla que no logran erradicar algunos actores políticos.
’No cabe duda de que su misma brevedad lo hace interesante, pues quizá sea el más breve de los cuentos breves que jamás se hayan escrito’, escribió Mellizo.
El primer día de junio se cumplieron seis meses de iniciado el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. De su triunfo arrasador aún quedan restos de humedad, aunque, la brevedad del semestre, deja un atisbo decepcionante al conocer el resultado de las elecciones locales en algunas entidades de la República, llevadas a cabo el domingo dos de junio.
En junio del 2018, Andrés Manuel López Obrador obtuvo una ventaja de 30 puntos sobre el segundo lugar, una diferencia que no se había presentado desde 1982 en una elección presidencial en México. Aunque esa no fue la elección más concurrida: votaron dos de cada 3 electores, y en 1994 acudió a votar el 77%.
Éste domingo 2 de junio, el Instituto Nacional Electoral esperaba que alrededor de 13 millones de ciudadanos acudiesen a las urnas en seis entidades del país, para elegir 148 cargos de elección popular, entre ellos dos gubernaturas: Se trata de los estados de Puebla, Aguascalientes, Baja California, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas.
Hasta las nueve de la noche del domingo, los partidarios del Movimiento de Regeneración Nacional, festejaron su triunfo anticipado en las gubernaturas de Puebla y Baja California, elecciones a los que llegó haciendo alianza con otros partidos.
Acción Nacional, aliado con otros más, se quedaría en un segundo lugar. Muy lejos quedaría un Revolucionario Institucional que, ésta vez, fue solo a los procesos electorales.
El triunfo será pírrico (*) para los morenistas, panistas y sus aliados en turno: al llamado a votar tan sólo acudieron tres de cada diez ciudadanos con derecho a votar. Muy lejos del dos de cada tres con derecho a votar que llevaron a la presidencia de México a Andrés Manuel López Obrador.
Ese breve espacio semestral de los morenos es como un cuento de Monterroso: muy breve.
Los analistas políticos que traducen la realidad Monterrosiana a Morenos y azules, se tornarán en sicoanalistas cuando les expliquen que el enemigo al que pretendían quitar, inclusive, su registro en las entidades donde hubo votaciones, goza de cabal salud.
El Partido Revolucionario Institucional participó sin aliados y logró votaciones similares o superiores a los resultados obtenidos en junio del 2018.
¿Qué pasó? Monterroso ha aparecido y dictó cátedra de un gobierno breve que no movió a los mismos o ha decepcionado a los ciudadanos que se negaron a salir a votar.
’Cuando despertó, el dinosaurio seguía ahí’.
QUE CONSTE
1) El senador priísta de Guerrero, Manuel Añorve Baños llevó box y lucha a colonias populares de Acapulco. ¿Quiere más bax?
2) El empresario del Movimiento Ciudadano, Luis Walton Aburto, festejó su cumpleaños 71 entre familiares, amigos, simpatizantes y muchas ganas de que diga que sí quiere ser gobernador.
3) Los perredistas Evodio Velázquez Aguirre y Bernardo Ortega iban en caballo de hacienda hasta que el domingo, en Chilpancingo, el también perredista les echó un balde de agua fría: ’quiero ser gobernador’, dijo Carlos.
4) De los MORENOS se dice que a la cabeza va Pablo Amilcar Sandoval para la grande y Zeferino Gómez Valdovinos competiría por Acapulco.
HONRAR HONRA
Ciudadanos de los barrios históricos de Acapulco han mostrado su satisfacción con el gobernador Héctor Astudillo Flores, por la remodelación de calles y avenidas del centro de la ciudad y del mal llamado paseo del Pescador. ’Se llama Paseo Fernando M. Lluck, como así lo designó el ex gobernador José Francisco Ruiz Massieu’, han comentado algunos nativos estibadores.

(*) Pirrico:
Es un adjetivo que deriva de un vocablo griego. El término está asociado a Pirro, un monarca que gobernó el Estado de Epiro entre 307 y 302 antes de Cristo.
A partir de este rey, se desarrolló el adjetivo pírrico que puede calificar diferentes situaciones o entidades. Por un lado, podemos hablar del ejército pírrico, que refiere a los soldados que estaban a las órdenes de Pirro.
Dicho ejército, en una ocasión, consiguió imponerse en el campo de batalla ante los romanos, pero sufrió miles de pérdidas. Por lo tanto, con el tiempo, comenzó a hablarse de victoria pírrica para referirse al triunfo que cuesta mucho o que, incluso, provoca más daños a quien resulta ganador que al derrotado.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor