1

877 vistas

Mayo 30, 2019 11:30 hrs.

Genaro Portillo › SN Noticias

Ciudad Nacional › México Sinaloa


Con gran éxito en público, se presentó la obra teatral A ocho columnas, de Salvador Novo, en el Teatro Pablo de Villavicencio, donde un grupo de actores develó algunas de las peores prácticas del periodismo mexicano y de cómo jóvenes periodistas son orillados a corromperse o a renunciar a sus sueños, por cuestiones políticas que nada tienen que ver con el noble ejercicio de esta profesión.

La obra se presentó en el marco de la Temporada de Primavera 2019 de la Sociedad Artística Sinaloense y el Instituto Sinaloense de Cultura.

El montaje contó con un elenco de primera: Luis Miguel Lombana, como Torres, el corrupto y maleado jefe de redacción, capaz de ordenar destruir honras ajenas a cambio de dinero; Sophie Alexander Katz como Martha, la cronista de Sociales que espía para su marido, que es político, y capaz también de algunas bajezas; y Alondra Hidalgo como Celia, la eficaz secretaria, joven y fiel a sus principios.

Además, José Carriedo como Carlos, el nuevo reportero que sueña un mundo mejor a través del ejercicio honrado de su profesión; Adrián Vázquez, como El Diputado que va y pide una campaña negra para que le quiten de en medio a un adversario político que le estorba en sus turbios negocios, y Fernando Bonilla (quien dirige) como Enrique, un aspirante a reportero quien piensa que todo se
vende y es capaz de todo por dinero.

La escenografía es tradicional y representa la sala de espera de la oficina del director del periódico El Mundo, con sus muebles normales y su utilería de época, todo ambientado en los años 50, incluida la inusual foto de Miguel Alemán, presidente de la República en aquella época.

La historia resume el enfrentamiento entre dos visiones contrarias del periodismo:

El que se vende y se compra representado por Torres, Martha y Enrique, y el comprometido con la verdad y que no se vende, representado por Carlos.

Es además una disputa de amor entre Carlos y Enrique, viejos amigos de la Facultad, por el cariño de Celia, uno para amarla y otro solo para salir con ella.

La obra, que fue seleccionada como la Obra del Año en el 2018 en los premios otorgados por la Agrupación de Críticos y Periodistas Teatrales, relata la típica búsqueda de la primicia por Carlos, que ha logrado una entrevista con Fernández, el nuevo secretario de Salud que está haciendo una limpia de prácticas corruptas en la dependencia, y que nadie ha logrado entrevistar.

Carlos se vale de que el funcionario es un viejo profesor de la Facultad de Medicina, pero se lleva una decepción cuando su entrevista es tergiversada para pintarlo como un corrupto con todos los defectos. Gracias a Celia, la nota no fue atribuida a Carlos sino a Enrique, que se presta a lo que sea con tan de ascender.

Así las cosas, Carlos deberá elegir entre su honor o la riqueza, y entre el amor o la fama.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor