Docademic, la gestación de un unicornio latinoamericano


El proyecto de Charles Nader y Isao Hojyo se trata de una plataforma remota de asistencia médica gratuita que opera las 24 horas del día desde cualquier teléfono celular, respaldada financieramente por criptomonedas.

| Forbes | Desde Emmanuel Ameth Noticias
Docademic, la gestación de un unicornio latinoamericano

Temas clave / Agencias

Empresas

Septiembre 11, 2018 11:27 hrs.
Empresas Nacional › México Ciudad de México
Forbes › Emmanuel Ameth Noticias

2,031 vistas

Charles Nader es un apasionado de los foros en internet. Participa en ellos al menos tres veces a la semana. Siempre lo hace antes de dormir. Lo mismo le da que hayan tenido su origen en Estados Unidos o India; a él lo que le importa es ponerse al día en temas tecnológicos en estas comunidades de internautas. Fue en uno de estos foros donde el emprendedor de 34 años se enteró, en 2013 (cuatro años después de haber sido creada) de la existencia del Bitcoin, la moneda virtual más conocida del mundo, cuyo valor entonces era de 15 dólares y hoy ronda los 7,000 dólares por unidad.

Su interés fue tal que, de inmediato, se inscribió en cursos sobre la moneda virtual. Formó parte de la primera generación del Massive Open Online Course (MOOC) de la Universidad de Nicosia (Chipre) sobre lockchain (cadena de bloques) y criptomonedas, impartido nada menos que por Andreas M. Antonopoulos, reconocido especialista en el tema y autor de los libros The Internet of Money y Mastering Bitcoin.

Fue durante esta capacitación que Nader tomaba online cada viernes de manera ininterrumpida (al mismo tiempo que 400 personas situadas en diferentes partes del mundo), cuando cayó en cuenta que estaba frente al futuro del dinero y de un nuevo ’oro’: la data, su almacenamiento y gestión.

Con un mejor entendimiento sobre el funcionamiento de monedas virtuales y blockchain, lo único que le faltaba a Nader era el vehículo para convertir su conocimiento en negocio. Se inclinó por la salud. Los criterios para hacerlo fueron dos: que es un sector con alta capacidad de innovación y que se encarga de cuidar lo más preciado de las personas: la vida.

El resultado fue Docademic, una plataforma remota de asistencia médica gratuita que opera las 24 horas del día desde cualquier teléfono celular, respaldada financieramente por criptomonedas, y donde el verdadero negocio está en la gestión de datos de los pacientes y la venta de esas bases de información (no de las personas de manera individual) a gobiernos y empresas.

Hasta el cierre de esta edición, el valor de las criptomonedas de Docademic era cercano a los 30 centavos de dólar, lo que le da a la firma un valor aproximado de 300 mdd (cuenta con 1,000 millones de criptomonedas). Esto ubica a la moneda en el puesto 164 entre las de mayor volumen generado a nivel global.

Cabe decir que, apenas a principios de mayo pasado, la moneda no alcanzaba ni los 10 centavos de dólar. ’De mantener una tendencia similar’, comenta Nader, ésta ’nos permitiría, al finalizar 2018, estar en el top 20 en los rankings de criptomonedas’. Todo depende de los vaivenes del valor de este tipo de monedas, que suele subir o bajar de acuerdo a la percepción del mercado hacia el proyecto y el uso de esa moneda en la criptoeconomía.

El proyecto de Docademic no se concibió de la noche a la mañana. Fueron varios días de trabajo en una pequeña oficina en la colonia Hipódromo Condesa, en la Ciudad de México, que, años antes, fue el cine privado del actor mexicano Mario Moreno ’Cantinflas’.

Al planteamiento del proyecto en ese lugar, le siguieron las aulas de la Universidad de Stanford, donde Nader presentó su plan de negocio para recibir retroalimentación de personajes como Reid Hoffman, cofundador de LinkedIn, y John Lilly, ceo de Mozilla, la organización que desarrolla el navegador Firefox.

’Recuerdo que lo que les entusiasmaba de mi proyecto era que iba a ser gratuito y ayudaría a muchas personas. Me decían de manera recurrente: ‘Sólo ve y hazlo’’, asegura Nader.

Como todo nuevo negocio, el de Nader requirió inversión, y ésta vino de ahorros propios y de otros socios, como Yves Savoir, un empresario con 12 años de experiencia en la industria farmacéutica, que vio en la propuesta de salud de Docademic una oportunidad para meterse de lleno a la era digital. ’La industria farmacéutica se mueve lento’, dice Savoir.

’Aunque se hacen descubrimientos cada minuto, pasa mucho tiempo antes de que lleguen a los pacientes. La tecnología se mueve rápido, impacta a mucha población y es una prueba para ver sus beneficios en la salud.

De ahí, mi apuesta como inversionista’. En Estados Unidos, el número de startups en salud vinculadas a aplicaciones e Inteligencia Artificial fue de 218 en la última década. Genética, hospitales, analítica, gestión de vida y telesalud son algunos de los rubros donde están presentes los principales desarrollos. En este último es donde se asienta la apuesta de Nader desempeñó, en la televisora, uno de los papeles más importantes de su vida: el de negociador. Cerró con la empresa de 45,000 empleados un acuerdo para dotarla de analítica en tiempo real sobre la salud de sus colaboradores.

Esto sucede gracias a una consola de Inteligencia Artificial que Docademic provee, como parte de sus servicios, a los médicos de planta de empresas y gobierno, quienes pagan una mensualidad por ello. La consola, además de dar sugerencias a los médicos respecto a la salud de los pacientes, también permite dar seguimiento a sus tratamientos, prever situaciones que impactan en su productividad y mandarles mensajes desde el área médica. Una modalidad de pago que pueden usar las empresas con la firma fundada por Nader y sus socios es la de las criptomonedas.

La información que se desprende de este tipo de servicios a corporativos o instituciones públicas pasa a formar parte de una gran base de datos de salud. Ésta también se alimenta de las personas que hacen uso de su app, en la que médicos de Docademic les ayudan a deducir qué tipo de malestar pueden padecer y a qué tipo de especialistas deben acudir. La empresa llama a este servicio ’asistencia médica primaria’.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor