El Cártel de la Sangre acapara contratos en Veracruz


Cuitláhuac impone asignación directa, o licitaciones arregladas

| Gustavo Cortés Campa | Desde Club Primera Plana
El Cártel de la Sangre  acapara contratos en Veracruz

Temas clave / Veracruz

Política

Mayo 06, 2019 20:46 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Gustavo Cortés Campa › Club Primera Plana

422 vistas

’La adjudicación directa es el nuevo patrón del gobierno’, escribió Edna Jaime, directora de Mexico Evalúa y el gobernador morenista de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, se ha convertido en un sólido ejecutor de la nueva política de contratos: arrancó su gobierno con adjudicaciones directas y cuando estalló la protesta de proveedores marginados, se hicieron ’licitaciones’ en donde, curiosamente, ganan empresas involucradas en escándalos y que hacen la propuesta más elevada.
Esto ha quedado crudamente evidenciado en el sector salud, donde funcionarios como Jorge Eduardo Sisniega Fernández, Director Administrativo de los Servicios de Salud de Veracruz; así como Antonio Pola Navarro, Subdirector de Recursos Materiales; Darío Fernández, Jefe del Departamento de Adquisiciones y Patricia Gaona, representante de la Dirección de Atención Médica; actúan en simulación para favorecer empresas previamente señaladas para ’ganar’ licitaciones, como el caso de IMPROMED, involucrada en licitaciones canceladas por indicios de corrupción.
El gobierno de Cuitláhuac García se estrenó con prepotencia y desfachatado abuso contra proveedores. Un caso paradigmático es el de la firma DISEQUI, la que prestó el servicio integral de laboratorio en el ejercicio fiscal 2018, que fue adjudicado mediante licitación pública nacional en la que ganó por mejor propuesta técnica y económica.
Pero sucedió que el 31 de diciembre de 2018 la firma recibió un comunicado oficial donde se cancela su contrato con el gobierno de Veracruz. Y en automático, se realizó una asignación directa a la empresa IMPROMED por tres meses (del primero de enero al 31 de marzo).
Pero hay un detallito: El artículo 26, fracción IV de la Ley No. 539 de Adquisiciones del Estado de Veracruz señala que la adjudicación directa se podrá realizar en cantidades menores a mil 203.56 UMAS (Unidad de Medida y Actualización) equivalentes a 80.6 pesos por día, siendo el monto límite para adjudicar directamente la cantidad de 101 mil 388 pesos.
Pero la Dirección de Administración de los Servicios de Salud de Veracruz se tomó la libertad de adjudicar directamente a IMPROMED el servicio integral de laboratorio por 104 millones 857 mil pesos, por tres meses. Huelgan mayores comentarios.
Pero hay más: Se asignó pues el contrato con gran celeridad, sin embargo, el contrato… ¡no se ha cumplido!
Porque sucede que IMPROMED, desde el momento mismo en que fue favorecido, no se ha tomado el trabajo de instalar los equipos de laboratorio en ninguno de los 67 hospitales de la red estatal, Unidades Médicas incluidas, porque ¡utilizan los equipos propiedad de DISEQUI, la empresa defenestrada!
Ese es el otro aspecto del talante abusivo del nuevo gobierno veracruzano: El subdirector de Recursos Materiales, Antonio Pola Navarro emitió la prohibición de sacar los equipos propiedad de DISEQUI, para que IMPROMED los utilice.
Pero por otro lado, tanto los directores de Unidades Médicas como los químicos encargados de laboratorios se han quejado que IMPROMED no entrega reactivos e insumos, por lo que no pueden hacer las pruebas, y tampoco se ha dado el necesario mantenimiento preventivo y correctivo a los laboratorios.
UNA LICITACIÓN CON AMARRES
El pasado primero de abril se emitió convocatoria para la licitación nacional LPN-103T00000-006-19 para contratación abierta de servicio integral de pruebas de laboratorio clínico para los hospitales y centros de salud de Veracruz.
Fue notorio que se intentó, desde las mismas bases y en juntas de aclaraciones, limitar la libre participación de concursantes en favor de IMPROMED. En la presentación de apertura de proposiciones se presentaron cuatro empresas: IMPROMED, Instrumentos y Equipos Falcon, CEPIT y ARQUINA.
IMPROMED hizo la primera oferta y, en revisión algo turbia, se aprobó la ’revisión cuantitativa’. La segunda fue por parte de Instrumentos y Equipos Falcon, que fue descalificada porque el representante no acreditó su identificación oficial.
La tercera oferta fue de CEPIT y fue descalificada por no tener constancias de visitas a las instalaciones de todas las Unidades Médicas de la Red Estatal de Laboratorios. ARQUINA fue la última en presentar su propuesta, aprobó todos los puntos solicitados en la licitación y pasó la ’revisión cuantitativa’.
Enseguida se procedió a la apertura de propuestas económicas. IMPROMED ofertó 319 millones 669 mil 816 pesos.
ARQUINA, 281 millones 590 mil 442 pesos.
En cierto momento del proceso, el apoderado legal de ARQUINA se percató que IMPROMED presentó sólo 67 de 69 constancias de visitas a las instalaciones de la Red de Laboratorios del Servicio de Salud de Veracruz, que incluía las dos nuevas unidades médicas; esto constituía descalificación automática desde el inicio. La encargada de contar las constancias fue Patricia Gaona, representante de la Dirección de Atención Médica que llenó 69 casillas con 67 constancias ¿Equivocación o dolo? El apoderado de ARQUINA hizo puntuales observaciones al Comité de Adquisiciones, encabezado por Antonio Pola Navarro y Darío Fernández, pero ambos soslayaron las protestas y no descalificaron a la empresa, tal y como lo estipula la ley y bases de licitación respectivas.
En la firma de propuestas se encuentran registros sanitarios y certificados vencidos de IMPROMED y de nuevo se hace el llamado al comité para la descalificación, pero otra vez la rechazan. En el momento de la firma del acta de apertura y presentación de proposiciones, el apoderado de ARQUINA anota observaciones, mismas que ya había hecho de forma verbal ante el comité, pero todos los comisionados se molestaron por la insistencia, llaman la atención al apoderado, anuncian que desecharían el acta y que debía firmar la otra sin observaciones, o en caso de que, lo hiciera de nuevo, publicarían el acta sin su firma para evitar quedar en evidencia. Llegó una imagen de la primera acta que desechó el comité de adquisiciones y que ya contenía la firma de todos los involucrados, misma que se exhibe en el presente reportaje.
Al final elaboraron una nueva acta y el apoderado tuvo que firmar de inconformidad únicamente, pero los comisionados quedaron exhibidos en su condición de simples ejecutores de órdenes de entregar la licitación a quien previamente había sido designado.
El 30 de abril se publicó el fallo y tanto IMPROMED como ARQUINA fueron descalificados, y ésta última, con argumentaciones absolutamente infundadas legalmente, y a pesar de ofrecer 38 millones menos no le fue asignado el contrato.
EL CÁRTEL DE LA SANGRE
INTERMED y PHARMACUR, que son firmas con los mismos dueños de IMPROMED, se les conoce en el medio como el El Cártel de la Sangre, el cúmulo de empresas que se han coludido con gobiernos estatales y dependencias federales para obtener contratos millonarios.
El mismo 30 de abril salió el fallo de la licitación del Banco de Sangre, con participación de PHARMACUR, con oferta de 86 millones 285 mil 188 pesos; Laboratorios DAI de México, con 82 millones 989 mil 165 pesos y ARQUINA, con 77 millones 480 mil 638 pesos. Ganó la oferta más cara en otra simulación de concurso, pero ya estaba dada la orden.
De la misma forma, salieron los fallos en el IMSS e ISSSTE en donde IMPROMED fue beneficiada junto a otras empresas del mismo cartel.
La presidenta de México Evalúa, Edna Jaime, señala que ’… en estos primeros meses de gobierno, la excepción se ha convertido en la norma. Nunca antes en un tiempo tan corto se había contratado tanto a través de éstos mecanismos de excepción.
Pero continuaremos sobre la huella de estos trastupijes. Queda mucha tela de donde cortar en esta 4T.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor