1

1,992 vistas

Diciembre 14, 2018 10:46 hrs.

Carlos Ravelo Galindo › diarioalmomento.com

Entretenimiento Nacional › México Ciudad de México


Ojalá don Paco Ignacio Taibo 2 siga la carrera cultural del fondo. Aun cuando de vez en vez le salga lo baturro. Y eche un suspiro andaluz. O una ’mentadita’, sin dedicatoria.
Precisamente, en Cronolíneas de México, don Héctor Murillo Cruz nos platica de de
Sobre Carlos Fuentes y los toros.
’Tuve la oportunidad de conocer España.
En mi carácter de gerente Internacional del Fondo de Cultura Económica,
armado del libro de Carlos Fuentes: El Espejo Enterrado, lo cual equivalió por lo
menos a un diplomado, pues me permitió recorrer ciudades como Segovia, donde
visité el castillo medioeval de los Reyes Católicos y a lo lejos la meseta castellana,
y pude apreciar las dimensiones del doble acueducto, obra formidable de la
dominación romana.
También estuve en la capital hispánica, donde se reinauguró una librería del FCE, -decorada con originales motivos aztecas-, y acudí a Sevilla, como acompañante del entonces director, Miguel de la Madrid y presenciar un extraordinario festejo de cantos y bailes flamencos
Al leer a Fuentes comprendí: ’En nuestras mentes hay muchas ‘Españas’. Existe la España de la ‘leyenda negra’: inquisición, intolerancia y contrarreforma, una visión promovida por la alianza de la modernidad con el protestantismo, fundido a su vez en una oposición secular a España y todas las cosas españolas.
En seguida existe la España de los viajeros ingleses y de los románticos franceses, la España de los toros, Carmen y el flamenco. Y existe también la madre España vista por su descendencia en la Américas, la España ambigua del cruel conquistador y del santo misionero, tal y como nos la ofrece, en sus murales, el pintor mexicano Diego Rivera.’
La historia común arranca desde el rapto de Europa, por Zeus, disfrazado de toro. Carlos Fuentes se pregunta: ¿Y qué es lo que se encuentra y reconoce en la plaza de toros? En primer lugar, el propio pueblo… ¿Quién es el matador? Nuevamente un hombre del pueblo. Aunque el arte del toreo ha existido desde los tiempos de Hércules Y Teseo, en su forma actual sólo fue organizado hacia mediados del siglo XVIII…
El matador es el protagonista trágico de la relación entre el hombre y la naturaleza. El actor de una ceremonia que evoca nuestra violenta sobrevivencia a costas de la naturaleza.
No podemos negar nuestra explotación de la naturaleza porque es la condición misma de nuestra sobrevivencia.
Los hombres y mujeres que pintaron los animales en las cuevas de Altamira ya sabían esto.’ El Espejo Enterrado, por Carlos Fuentes, Col. Tierra Firme, FCE, ediciones simultáneas en EU, Países Bajos, Alemania, Francia, Dinamarca, Reino Unido.)
En México, el Partido Verde Ecologista promovió finalizar la participación de animales en los circos. Antes fue desvinculado por sus similares europeos, no tanto por el lema: ’No votes por un político, vota por un ecologista’, sino por estar en favor de la pena de muerte y ser un partido familiar.
En fecha reciente hubo una marcha para prohibir las corridas de toros, las peleas de gallos, la exhibición animal en acuarios y zoológicos, y el consumo de carne como alimento.
Por ahí apareció el diputado Nazario Norberto, de Morena, quien objetó la fiesta de toros pero apoyó la continuidad de hábitos carnívoros, originarios de la época de las cavernas.
Y luego de esta plática cultural, don Héctor se remonta a la Feria Internacional de Libros en Guadalajara y no dice que la más aplaudida, la más ovacionada y a la que más le han echado porras en la FIL de Guadalajara he sido Olga Sánchez Cordero.
Y repite el comentario de Guadalupe Loaeza, en Reforma:
A pesar de que la secretaria de Gobernación llegó un poquito tarde a la inauguración, nada más llegar para tomar su asiento en la tribuna el público la recibió con aplausos.
Este entusiasmo a su persona no nada más lo recibió durante la inauguración de la Feria del Libro más importante del habla hispana, sino que se evidenció con todavía más intensidad durante el Foro Del triunfo electoral a la cuarta transformación. ¿Hacia dónde va el Estado Mexicano?
Con voz fuerte y manoteando con mucha energía al mismo tiempo que sonaban ¡¡¡clin, clin!!! las monedas de sus pulseras de plata, la ministra en retiro señaló:
No estoy de acuerdo con el aborto. Estoy de acuerdo con la despenalización, que quiere decir que las mujeres no sean procesadas y se les prive de su libertad. Las mujeres no tenemos por qué ir a la cárcel.
craveloygalindo@gmail.com

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor