EL MÉDICO MÁS IMPORTANTE NO ES EL ESPECIALISTA, SINO EL FAMILIAR (IV Parte)


Necesario unificar los criterios médicos para diagnosticar con certeza

| Diego Alcalá Ponce | Desde Club Primera Plana
EL MÉDICO MÁS IMPORTANTE NO ES EL ESPECIALISTA, SINO EL FAMILIAR
(IV Parte)

Temas clave / Periodismo SALUD

Salud

Octubre 08, 2018 12:59 hrs.
Salud Nacional › México Ciudad de México
Diego Alcalá Ponce › Club Primera Plana

2,046 vistas

Tal como ya hemos señalado, amable lector, además de la buena alimentación, nuestra salud depende también de la higiene personal, de los buenos hábitos y de nuestro entorno. Pero algo muy importante que se debe tomar en cuenta y muy en serio, es el de la higiene bucal desde niño. La caries, ese ’insignificante deterioro’ en las piezas dentarias es muy perjudicial para la salud. Y tal como lo especifica y recalca el doctor Rubén Argüero, un foco séptico en piezas dentarias, en vías urinarias, en el tubo digestivo o en cualquier lado, puede hacer que las bacterias vayan al torrente sanguíneo, y por consecuencia, afecte la cara interna del corazón o las válvulas y se produzca lo que se conoce como ’endocarditis bacteriana’. El doctor Rubén Argüero continúa respondiendo así:
8 -- ¿Es posible, incluso necesario o indispensable, unificar los criterios médicos para diagnosticar con certeza un caso de cardiopatía específico?
---Pues sí, el ejemplo que pusimos de la dislipidemia por triglicéridos, asimismo, el mismo colesterol. Hace muchos años, 20 o 30, las cifras del colesterol se aceptaban hasta 240 y se consideraba en el rango de la normalidad. Ahora los han ido bajando, pero, la pregunta es: ¿Es cierto este concepto, de que el colesterol, abajo de 200 siempre tiene que ser? Yo diría que a veces es cierto también, porque los que comercian con los medicamentos para el colesterol deben estar contentos, puesto que es un gran negocio. Yo creo que lo importante es conocer, otra vez el concepto que continuamente repite usted en sus preguntas, la historia clínica completa del paciente y los resultados, porque habitualmente hay una correlación entre los antecedentes del paciente y el cuadro clínico que emite el laboratorio; y a veces los laboratorios tienen un disparo totalmente opuesto al paciente. Entonces como buena clínica, pensar siempre con el razonamiento de los antiguos: Si el laboratorio es congruente con su resultado, clínico, perfecto, pero si difiere totalmente del paciente que se está tratando, a veces hay que repetir el estudio, porque no necesariamente un examen de laboratorio puede hacer cambiar el tratamiento. Lo importante es saber qué antecedentes tiene el paciente y qué resultados se tienen de un examen.
Ahora, en el caso de un diagnóstico de una cardiopatía específico, si se trata de un médico con actitud ética, no hay ningún problema. Pero claro, si hay una diferencia sustancial entre lo que dice un médico y lo que opina otro y el paciente mismo, entonces entra la duda, Tratándose de médicos con actitud ética, es conveniente respetarnos entren nosotros, y no necesariamente lo que yo diga está bien dicho. Eso es cierto. Pero lo que también es cierto, es que, si un paciente tiene dolor sugestivo de infarto al miocardio y la troponina es alta, ’esa agua pasa por mi casa’, bromeó. ¡El sujeto tiene un infarto y eso no se presta a discusión!’. Y ante esa situación, no se puede esperar más y hay que estudiarlo e internarlo de inmediato, porque esa es la diferencia entre la vida y la muerte. Si el paciente tiene sospecha de infarto al miocardio, o tiene un electro dudoso o efectivo, pero tiene troponinas altas y éstas van en evolución hacia arriba, ¡ojo!, porque ese es un enfermo con sospecha de infarto en evolución y hay que internarlo de inmediato, porque eso significa salvarle o no la vida. Por eso hay que internarlo en la clínica más cercana o con el médico que tenga más conocimientos sobre una enfermedad aguda.
Por eso, yo soy un convencido, ojalá se tome a bien este comentario, recalcó, de que es necesario pensar en una ’Reingeniería del ejercicio de la medicina y en la distribución de las especialidades’. Parece que le hemos prestado más atención a la preparación del ’Súper especialista’. Pero si se analiza bien, en el mundo y en México mismo, ¿qué personaje dentro de la medicina es más importante?, yo estoy muy convencido, que el más importante ’¡no es el cirujano especialista, sino el médico familiar!’. El médico de primer contacto es el que debe contar con la mayor preparación y al que debe prestársele la mayor atención; es el médico al que hay que ’consentirlo’; es al que hay que aprovecharlo y dotarle de mayor instrumental posible, incluyendo el menú de cuadro básico de medicamentos, porque, siendo el médico de primer contacto con el paciente, puede diagnosticar a tiempo y puede evitar complicaciones y puede, incluso, hasta salvar la vida del paciente…
Agregado médico. – Advertencia a tiempo. -- Con la finalidad de prevenir enfermedades crónico-degenerativas de alto impacto socioeconómico, serán eliminados los azúcares añadidos en los alimentos que se sirven en todas las guarderías infantiles del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Ahora se servirán alimentos con una composición sana, variada y suficiente elaborados a partir de ’investigaciones científicas más recientes sobre las causas de enfermedades como diabetes y las cardiovasculares’. El objetivo es eliminar el riesgo de contraer enfermedades del síndrome metabólico en la vida futura de los niños. Al eliminar los azúcares añadidos no solo se busca combatir el sobrepeso y la obesidad infantil, sino también que los menores tengan, a futuro, una vida saludable.
Según la información de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) de 2012, proporcionada por el IMSS, se determinó que, en México, 69.4 por ciento de los hombres mayores de 20 años tienen sobrepeso y obesidad y en las mujeres la cifra es de 73.5 por ciento. La constante de sobrepeso y obesidad en niños de cinco a once años es de 34.4 por ciento. Entre 1988 y 2012 las cifras de obesidad y sobrepeso en los niños menores de cinco años se registró un aumento de casi dos puntos porcentuales. Asimismo, el IMSS agregó también que algunas investigaciones revelaron que el sobrepeso y obesidad en ’menores de cuatro años, prevalecerán en etapas subsecuentes de su vida’.
Y reflexionando sobre el propósito del IMSS, en el sentido de fomentar los buenos hábitos en la alimentación, y que éstos se formen desde la infancia en las guarderías de dicha institución, ojalá que éste, y el de eliminar los azúcares añadidos de los alimentos, puedan, también, ser extensivos a las de otras instituciones y, ¿por qué no?, a todos los niños mexicanos por igual. Por eso, amable lector, tenga siempre presente que, por la salud de la familia y la propia, es mucho mejor prevenir, que lamentar, e ir al mercado que a la farmacia…o al hospital… Continuará…
diegoalcalaponce@hotmail.com

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor