1

2,662 vistas

Septiembre 05, 2019 23:42 hrs.

Jorge Herrera Valenzuela › diarioalmomento.com

Política Nacional › México Ciudad de México


Como reportero del diario La Prensa recuerdo que ’cubrí’ la nota del primer viaje del Metro. Fue en la madrugada del viernes 5 de septiembre de 1969, un día después de que el presidente Gustavo Díaz Ordaz y el regente Alfonso Corona del Rosal habían puesto en marcha la Línea 1, la de color rosa, que comprendía de Chapultepec a Zaragoza. El Distrito Federal se modernizaba en el sistema de transportación colectiva. Han pasado 50 años y hoy contamos con 12 Líneas urbanas, tres se prolongan al Estado de México. No se sabe de planes para nuevas líneas.
Un hombre visionario y fundador de Ingenieros Civiles Asociados, ICA, es de hecho el autor de que contemos con el Metro en la Capital del País. El ingeniero Bernardo Quintana Arrioja en 1958 presentó el proyecto al entonces jefe del Departamento del Distrito Federal, Ernesto P. Uruchurtu, quien lo rechazo por considerar muy elevado el costo de la obra. Años después hizo la propuesta al presidente Díaz Ordaz y se contó con el apoyo de Corona del Rosal, aunque hubo cierta resistencia por la falta de recursos económicos.
Don Gustavo mantenía muy buenas relaciones con el general Charles de Gaulle, presidente de Francia, situación que se aprovechó para gestionar un crédito y, ¿qué creen?, el ingeniero Quintana tenía un amigo, Alex Berger, quien sirvió de intermediario entre los dos gobiernos y se obtuvo el financiamiento para realizar la obra, así como estudios relacionados con el subsuelo y con la zona sísmica de la Ciudad de México. Todo marchó positivamente y manos a la obra.
La mañana del lunes 19 de junio de 1967 se paralizó el tránsito en el crucero de la Avenida Chapultepec, Bucareli y Dr. Río de la Loza, límites de las colonias Roma, Juárez y Doctores. El presidente Díaz Ordaz accionó una perforadora eléctrica, dando inicio la excavación del terreno por donde pasa, subterráneamente, la Línea 1. Testigos, el hidalguense Corona del Rosal y el regiomontano Polo González Saínz que fue el primer director del Metro. Comenzaba la tarea en que participaron 38 mil trabajadores, 800 técnicos. Se trabajó las 24 horas del día, de lunes a domingo. Se construyeron las primeras 16 estaciones, la de Chapultepec en Lieja y Sonora, y la de Zaragoza, al Oriente del D.F. sobre Calzada Ignacio Zaragoza.
A las 5:58 horas del viernes 5 de septiembre de 1969 el conductor Juan Cano Cortés puso en marcha el primer viaje de la estación Chapultepec a la de Zaragoza. Los tres primeros pasajeros que pagaron ¡un peso! por su boleto, fueron la estudiante Gladys Pereyra Robles, el comerciante Mario Medrano y el estudiante Mario Jesús Ríos. El taquillero, Carlos Chávez Zempoaltécatl. En la de Zaragoza los dos primeros pasajeros fueron Francisco Cervantes Alcalá y Juan Cáceres. Yo viajé de Chapultepec a Zaragoza.
El Metro del Valle de México da servicio diariamente, en promedio, a poco más 5 millones de pasajeros. Los de mayor número de usuarios son: Nueva York, Tokyo y Moscú. Es el transporte más rápido, aunque en algunas ocasiones las lluvias provocan que el desplazamiento del convoy sea lento en las vías a cielo abierto. La estación más conflictiva es la de Pantitlán por el número de personas que viajan hacia el centro de la Capital.
¡Ah!, pero han de saber que Alex Berger, en esos días esposo de la Doña, sí, de María Félix, no obtuvo ganancia alguna por su mediación y está tan olvidado el detalle como el de la insistencia del ingeniero Bernardo Quintana para heredarnos el Metro, cuyo costo final (de las Líneas 1 y 2) fue de 2,530 millones de pesos y el financiamiento francés se cubrió en un lapso de 30 años, con intereses al 3 por ciento anual.
EL MÁS BARATO DEL MUNDO
Bueno, la Línea 1 en noviembre de 1970 por lado Poniente llegaba a Tacubaya y en 1972 hasta Observatorio. Al Oriente, en agosto de 1984 fue inaugurada la estación Pantitlán que en la actualidad es punto de partida de la Línea A hacia el municipio La Paz, Estado de México. Por cierto desde el 13 de diciembre de 2013, los pasajeros dejaron de hacer doble pago. Antes de cerrar el siglo XX entró en servicio la Línea B, entre Buenavista (donde estuvo la terminal ferroviaria) y Ciudad Azteca, en territorio mexiquense; tiene 21 estaciones.
En el sexenio diazordacista también se puso en servicio parte de la Línea 2, de Taxqueña a Tacuba y en 1984 se extendió hasta Cuatro Caminos, en los límites con el Estado de México, ahí por donde estuvo la Plaza de Toros y ahora es un Centro Comercial. Después los gobiernos PRIistas ampliaron la red del Sistema de Transporte Colectivo, cuyo costo del pasaje desde hace seis años es de cinco pesos, el más barato del mundo.
El único accidente durante el medio siglo de funcionamiento del Metro, se registró la mañana del lunes 20 de octubre de 1975 cuando el tren 10 que salió de la estación Chabacano al aproximarse a la inmediata estación Viaducto, donde estaba estacionado el tren 8, no se detuvo. Se produjo una colisión que dejó 31 muertos y 70 heridos; por negligencia el operador de nombre Carlos Fernández fue condenado a 12 años de prisión.
Sin duda alguna la Línea 12, la llamada ’Línea Dorada’, de Tláhuac a Mixcoac, en el Sur de la Capital, es la que mayores polémicas ha desatado. Quedó en entredicho el jefe de Gobierno Marcelo Ebrard Casaubón y el presidente Felipe Calderón resultó con culpa por los turbios manejos de cerca de 24 mil millones de pesos que se dice fueron invertidos en la obra.
PREGUNTA PARA MEDITAR:
¿Existirá proyecto para adaptar, en todas las Estaciones, el servicio a usuarios de la Tercera Edad y Discapacitados?
jherrerav@live.com.mx

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor