El País cambia de director y línea editorial


El influyente rotativo español redirecciona su espectro político hacia sus orígenes de izquierda, luego de una incursión de cuatro años a la derecha; vuela desde 1999 hacia la derecha el águila de El Universal de México

| Justo May Correa | Desde enbocaspalabras
El País cambia de director y línea editorial

Política

Junio 09, 2018 02:35 hrs.
Política Internacional › México
Justo May Correa › enbocaspalabras

1,586 vistas

En un interesante ejercicio que coincide con la caída de Mariano Rajoy y el viraje a la izquierda con la sorpresiva investidura el 2 de junio de Pedro Sánchez como nuevo jefe del gobierno español, el periódico El País ha retornado a sus orígenes de izquierda con el nombramiento ayer viernes de Soledad Gallego-Díaz como nueva directora que sustituye a Antonio Caño.

Tales cambios se antojan todavía más interesantes si se toma en consideración la creciente presencia de El País en la escena política mexicana, donde un izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, es puntero en las encuestas de los comicios presidenciales que habrán de celebrarse el 1 de julio, dentro de 21 días.

En un mundo globalizado como el nuestro, la influencia es también global, sobre todo en momentos de profundas fracturas de la histórica relación con la Casa Blanca y la urgencia de construir o fortalecer puentes en direcciones distintas a las que México se sometía con obediencia ciega.

Concretándonos a la nueva metamorfosis que ha decidido el consejo de administración de El País, en febrero de 2014 decidieron mudar a Antonio Caño de la edición americana del periódico desde Washington a la dirección general en Madrid, imprimiendo al medio de información un viraje a la derecha.

Un viraje que no logró frenar la pérdida de credibilidad que obligó al periódico a dar ese paso. Caño apostaba cuatro años atrás a que los lectores y anunciantes regresarían por sí solos, ateniéndose a que la marca sería más que suficiente para alcanzar esa meta.

La era de nuevos cambios comenzó el miércoles 25 de abril con la salida del presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, y dos días después se hizo pública también la del director del rotativo Antonio Caño, la que se concretó finalmente este viernes 8 de junio, con el nombramiento de Soledad Gallego-Díaz en su lugar.

El periódico El Español indicó en abril pasado que las razones de la salida de Caño eran meramente profesionales y que tenían que ver con la gestión realizada en los últimos años, un periodo en que además se puso en contra a prácticamente toda la redacción del diario.

El Español asentó también en abril: ’Ha influido además el objetivo de Prisa de dar un giro hacia la izquierda de todos sus medios, para recuperar sus lectores y audiencia histórica’.

Así, recordó que cuando Caño asumió la dirección del diario en 2014 El País tenía una difusión de 259.000 ejemplares y unas ventas de 153.000 copias, según OJD. Cuatro años después estas cifras han caído un 32% y un 36%, respectivamente. En cuanto al apartado digital, el diario registró 20,9 millones de usuarios únicos según Comscore en marzo, lo que le llevó a perder el primer lugar a manos de El Mundo.

Giro hacia la izquierda

Continuó El Español: Pero su gestión no solo ha estado lastrada por estos resultados, sino que también ha estado marcada por su mala relación con su equipo. De hecho, la mayoría de los redactores valoran negativamente sus cuatro años en el diario.

El rotativo había informado previamente acerca de un acuerdo en el consejo de administración de la compañía para pedir el cese del director de El País, la única pieza que no encajaba en la nueva estrategia de dar un giro hacia la izquierda y recuperar el sitio ideológico histórico del diario, el que estaba en el ADN de sus principios fundacionales.

No obstante, el proceso de recambio se ralentizó a la espera de que se formalizara la salida de Juan Luis Cebrián y que la compañía le retirara todos sus poderes ejecutivos, tanto en la sociedad editora de El País como en el consejo editorial de Prisa. Cebrián había sido el principal valedor de Caño y uno de sus mentores ideológicos. Por tanto, tras la salida del fundador de la cabecera Caño perdía uno de los pocos apoyos que tenía en Prisa.

Antonio Caño fue nombrado director de El País en febrero de 2014, cuatro años en los que alejó al diario de posiciones progresistas y le situó cerca de la derecha ideológica. Durante su mandado también se le acusó de someter a la cabecera a los poderes políticos, empresariales e institucionales.

Un posicionamiento que no está en la línea de la nueva Prisa. Desde la salida de Juan Luis Cebrián como presidente ejecutivo del grupo y de la composición de un nuevo equilibrio accionarial en el consejo, Manuel Mirat ha podido configurar un equipo directivo que ha entendido que los medios de la compañía deben volver a sus orígenes.

Asentó El Español en abril: No se trata de volver al viejo PSOE de Felipe González, ni echarse en brazos de la nueva izquierda representada por Podemos, pero sí de dar un giro al timón.

Las fuentes del consejo de administración consultadas por El Español indicaban que no querían un giro por motivaciones políticas, ni porque tuvieran ninguna cercanía ni filiación a algún grupo, sino que querían sacar el mejor rendimiento comercial al posicionamiento histórico del diario. Un perfil en el que claramente Caño no encajaba.

Ahora El País ha nombrado nueva directora a Soledad Gallego-Díaz. El rotativo publicó que Soledad tomará posesión este fin de semana, después de unos días en los que se han activado los mecanismos recogidos en el Estatuto de Redacción para su designación.

El influyente medio de comunicación ha detallado: el proceso de elección del director del diario comienza con la propuesta oficial al Consejo de Administración de EL PAÍS por parte del consejero delegado de PRISA y presidente del periódico, en este caso, Manuel Mirat. Si el Consejo lo acepta, la propuesta es comunicada al Comité de Redacción, el órgano de representación de la plantilla de informadores. Este convoca a todos los periodistas a una votación consultiva.

El Estatuto recoge que “si dos tercios del censo total de la redacción se opusiera a dicha medida, se tendrá en cuenta esta opinión, que no es vinculante”. Luis Gómez, miembro del organismo desde hace tres años, explica que en este caso el Comité tendría que redactar un escrito argumentado la oposición. "Pero ese supuesto nunca se ha dado", puntualiza.

La votación de la redacción del diario se produjo el jueves pasado, con una alta participación del censo, como es habitual en este tipo de consultas. El apoyo de la redacción a la candidatura de Gallego-Díaz fue comunicado al Consejo, quien ha formalizado el nombramiento este viernes, haciéndose efectivo a partir de este fin de semana.

Aunque este proceso se ha producido en una semana, Gómez explica que el Estatuto no especifica el tiempo que debe transcurrir entre los diferentes pasos, pero aclara que el Comité "intenta hacerlo lo más rápido posible" para que se ejecute con dinamismo. En los próximos días, Gallego-Díaz dará a conocer a los integrantes de su equipo directivo, que también serán sometidos a una votación consultiva por parte de la redacción.

El relevo del diario supone, además del trasvase de mando, cambios menores pero no menos importantes, como el de la actualización de la mancheta del periódico, donde aparecen los datos sobre la dirección del mismo, o el de todas las páginas web oficiales de PRISA en las que se hace referencia a la dirección de El País.

La presentación oficial

La entrega del testigo de la dirección de EL PAÍS se ha escenificado este viernes, cuando Manuel Mirat dio la bienvenida a Soledad Gallego-Díaz, acto al que estaba convocada toda la plantilla. La periodista ofreció un discurso de agradecimiento a su antecesor y a la redacción con la que trabajará. A ellos se dirigió recordándoles la tarea “colectiva” que tienen por delante: la de defender y mejorar el patrimonio periodístico construido por cientos de informadores durante los 42 años de vida de El País.

La nueva directora se refirió también en varias ocasiones al compromiso que el diario y todos sus trabajadores tienen con los lectores. “Los ciudadanos se fían de esta redacción y tenemos que dar muestras a diario de que merecemos esa confianza”, aseveró.

Soledad Gallego-Díaz se convierte así en el sexto director de El País, la primera mujer. Antes que ella ocuparon el cargo: Juan Luis Cebrián (1976-1988), Joaquín Estefanía (1988-1993) Jesús Ceberio (1993-2006), Javier Moreno (2006-2014) y Antonio Caño (2014-2018).
El águila de El Universal vuela hacia la derecha desde 1999

El águila de El Universal vuela hacia la derecha desde 1999

En México tenemos el caso del periódico El Universal, que luego de 83 años de hacer volar su emblemática águila hacia la izquierda, a partir de 1999 viró hacia la derecha.
Reflejo, sin duda, de su nueva línea editorial. Una línea que hoy se ve algo difusa.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor