Noé Mondragón Norato

Equilibrios para acotar al presidente

Lectura Política

Equilibrios para acotar al presidente

Periodismo

Junio 11, 2018 20:49 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Lectura Política › guerrerohabla.com

2,225 vistas

Se trata de mantener los equilibrios del poder. Es decir, el candidato del Morena, Andrés Manuel López Obrador, se perfila ya, como el virtual ganador de la contienda presidencial del 1 de julio. El punto sin embargo, es que mucha de la mugre política, se le pegó por todos sus flancos. Los convirtió en candidatos. Pero son personajes que ya ejercieron el poder y demostraron su fracaso como gobernantes. Fueron corruptos. Y si el ciudadano votará en la próxima elección justamente contra la corrupción, sería ilógico votar por ellos nada más porque protegieron su ineficacia y sus corruptelas, bajo el frondoso árbol del peje. Lo cual infiere que, cuando arriben a su nuevo encargo, volverán a practicar este nocivo vicio de la función pública. Hay puntos que es necesario desglosar para no confundirse bajo la pasión política que enceguece. Y nubla pensares.
¿VOTAR CONTRA LA CORRUPCIÓN?- Si se mira bien, hay muchos cabos sueltos que meten ruido de la elección en puerta. El pulso lo dice todo: 1.- La consigna de los partidarios del Morena parece contundente. Pero engañosa: votar masivamente a favor del Morena. Por todos los candidatos que ese partido postule. Desde senadores, diputados federales y locales, alcaldes y presidente del país. El argumento: solo con mayorías legislativas, López Obrador, empujaría el veto a las reformas estructurales de Peña Nieto. Y por ese lado, está bien. El asunto es que no se revisa el lado contrario de esa moneda. Es decir, se volvería a la época del presidencialismo priísta que los partidos políticos opositores condenaron en su momento. Dicho de otra forma: el presidente del país se investiría de un poder absoluto que lo catapultaría a la condición de ’monarca sexenal’, en palabras del finado intelectual Daniel Cosío Villegas. Y con una mayoría legislativa aplastante, nadie lo detendría. Aunque fracasara en el discurso del cambio que promete, senadores y diputados federales y locales del Morena, lo sostendrían. Por encima de la irritación ciudadana que ya no aguanta más engaños. No habría forma de frenar los eventuales excesos. Lo mejor preventivamente, es curarse en salud. Porque en política, nadie garantiza nada. La palabra se camufla sistemáticamente, bajo retóricas engañosas. 2.- El cualquier democracia moderna, los equilibrios del poder son los que la nutren desde su raíz. En este punto, López Obrador, debe mostrarse como tal. Él mismo lo ha sostenido: emular a Francisco I. Madero. Y los ciudadanos estamos obligados a votar en contra de todo aquello que vulnere justamente, esos equilibrios. Una forma, sería votando a favor de aquellos candidatos que no lleven el signo de la corrupción pintada en la frente tal y como lo concibe López Obrador. Sea de los partidos políticos que sean. Porque aunque se peguen al Morena, eso no purifica hoy a los corruptos convertidos en candidatos por ese partido. Hacerlo significa que los ciudadanos, apasionados con el efecto peje, condenamos una corrupción oficial tricolor y abrazamos otra opositora. Por eso, a esos candidatos del Morena, también debemos ajustarles cuentas por su pasado oscuro en la función pública. No extenderles un cheque en blanco. Y generar con ello, los equilibrios partidistas en las cámaras de senadores y diputados. Al final de cuentas y si el Morena no alcanzara las mayorías legislativas, será el propio López Obrador, quien se encargue de cabildear acuerdos con los partidos políticos opositores. Porque esa es también, parte de las democracias. Y nadie puede aspirar en pleno siglo 21, a legitimar un poder absoluto, equiparable a los sexenios presidencialistas tricolores del pasado. Es nocivo para todos.
HOJEADAS DE PÁGINAS…En el PRI traen en jabón al edil perredista porteño, Evodio Velázquez. Porque a la detención de tres sujetos en la Autopista del Sol, que custodiaban dinero para una empresa de seguridad, a uno de ellos le endosaron la categoría de delincuente. Y filtraron que esos recursos pertenecían a la comuna porteña. El edil salió rápidamente, a desmentir la especie. Y dejó mal parados a los tricolores. Qué tal.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor