1

4,483 vistas

Octubre 05, 2019 11:05 hrs.

José Luis Uribe Ortega › tabloiderevista.com

Periodismo Nacional › México Ciudad de México


Franja y Ruta 2019
Organizadores del Foro
Dirigentes de la ASOCIACIÓN Nacional de Periodistas de China
Colegas de los países participantes
Señoras y señores
El club de periodistas de México ’Primera Plana’, deja de manifiesto su agradecimiento por la distinción de ser convocado a participar e integrarse al importante proyecto de unir a periodistas de decenas de países en el ambicioso afán de formar un bloque de unión e intercambio, invitación que fue turnada por parte de los organizadores de este trascendental Foro, en donde quedaran plasmados los lineamientos de la Plataforma de Cooperación de Periodistas de las Franja y la Ruta, así como la designación de la Presidencia y Membresía, de la misma
El Club Primera Plana, con 60 años de existencia y ser el organismo de mayor trascendencia y arraigo entre los comunicadores mexicanos, asiste a este foro, con el aval de 44 años de sostener un fructífero convenio con la Asociación Nacional de Periodistas de China, que indiscutiblemente ha redundado en la ampliación del conocimiento histórico, cultural, tecnológico, comercial, ambiental y otros aspectos de interés, tanto para comunicadores chinos como de mexicanos.
Por ese motivo el Club Primera Plana se apresta a firmar el convenio que lo acredita como socio fundador de la Plataforma de Cooperación de Periodistas de la Franja y la Ruta. Es importante recordar que la Iniciativa de la Franja y la Ruta tiene la finalidad de construir una Franja Económica de la Ruta de la Seda y la Ruta marítima de la Seda del Siglo XXI, con contenido principal la comunicación de políticas, la conexión de infraestructuras, el fluido del comercio, la circulación de fondos y la unión de voluntades, entre otros aspectos de suma importancia.
Como asegura el presidente de China Xi Jinping, en la época actual de desarrollo y cambios gigantescos, la coexistencia armoniosa es la oportunidad de lograr un desarrollo común. El diálogo, punto clave de la convivencia entre civilizaciones. Para hacer frente a los desafíos comunes y avanzar hacia un futuro mejor, se requiere la fuerza económica y tecnológica, pero también la cultural y la de la civilización. Debido a la diversidad de civilizaciones es necesario aprender el uno del otro y de allí desarrollarse.
Es importante recordar que la Iniciativa de la Franja y la Ruta tiene la finalidad de construir una Franja Económica de la Ruta de la Seda y la Ruta marítima de la Seda del Siglo XXI. La iniciativa lanzada hace seis años se considera una decisión de gran importancia por parte del Comité Central del Partido Comunista de China y medida significativa para una nueva ronda de ampliación de la apertura.
Sus contenidos principales: la comunicación de políticas, la conexión de infraestructuras, el fluido del comercio, la circulación de fondos y la unión de voluntades del pueblo, están regidos por el principio fundamental de deliberación en común, construcción conjunta y codisfrute y se basan en una comunidad de intereses, una comunidad de destino y una comunidad de responsabilidades.
Como estamos enterados, esta iniciativa ha sido incluida en las importantes resoluciones de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas y de su consejo de Seguridad. La Franja y la Ruta dejaron de ser un concepto y una perspectiva para ser una acción y una realidad.
El presidente Xi Jinping, reconoce que todas las civilizaciones del mundo sienten orgullo de su propia historia y logros culturales, y han escrito la historia de la humanidad tomando la suya como el centro. En 2013 se propuso la iniciativa de la Franja y la Ruta y su implementación en los últimos años ha obtenido logros notables a nivel mundial. Es considerada una importante plataforma que busca innovar el modelo de cooperación internacional, promover la reforma de la gobernanza global y estructurar una comunidad de destino de la humanidad, la iniciativa brinda oportunidades de cooperación, mejora la vida local y posibilita el desarrollo y la prosperidad común.
Queda claro que la construcción conjunta de la Franja y la Ruta no solo ha heredado y transmitido de cooperación amistosa de la ruta de la seda sino también ha aumentado el entendimiento e intercambio mutuo entre China y otros países, promoviendo aún más su integración en el mundo
Funcionarios de México han manifestado que nuestro país desea participar en la iniciativa de la Franja y La Ruta, propuesta por China, para dinamizar el desarrollo en conectividad e infraestructura, Prueba de ello fue el la respuesta al Foro ’Dos sesiones 2019: A pesar de la distancia somos vecinos y con ello las relaciones se estrechan más’ organizado por la Revista China Hoy en el Senado de la Republica de México, en el cual participaron Senadores, Diputados, académicos y diplomáticos.
Se puede asegurar que México siente gran cariño por China, es simpatizante, un seguidor de su cultura, de la generosidad de su pueblo, de su pasión por lograr el desarrollo social y económico en favor de sus gentes.
Las relaciones entre México y China han llegado a una nueva etapa. Estamos en un nuevo punto de partida de las relaciones bilaterales y tenemos todas las condiciones para fortalecer aún más nuestras relaciones y nuestra amistad, El creciente número de empresas e individuos chinos interesados en invertir y hacer negocios con México. Las empresas chinas y las mexicanas deben apostar por la inversión en la formación de personal, pue solo a través de la profesionalización se puede transitar hacia la era digital y el internet.
El presidente Andrés Manuel López Obrador, considera prioritaria la relación con China y señaló que además de las áreas de cooperación ya existen entre ambos países, el gobierno Mexicano desea explorara nuevas áreas, como la atracción de inversión productiva China, prueba de ello es la visita a China de varios Secretarios de Estado, entre otros el Canciller Marcelo Ebrard y el de Turismo, Miguel Torruco Márquez
No se puede soslayar que China se ha convertido en líder de las economías en desarrollo de América Latina como Brasil, Argentina y México. Lo anterior porque la cooperación internacional es imperativa para China y para un nuevo sistema de gobernanza mundial, que es necesario construir. Crear una comunidad que comparta la visión de los problemas de desarrollo, del futuro de la humanidad y de la aspiración de la gente por una vida mejor es necesario. no solo para China, sino también para el resto de los países en desarrollo; por lo que una cooperación que involucre a China y Países de América Latina es imprescindible.
Es difícil imaginar que los países de América Latina y Caribe ganen competitividad en la economía global sin fortalecer la cooperación con China y otros países en desarrollo. La nueva plataforma de cooperación internacional desarrollada y promovida por China; la iniciativa de la Franja y la Ruta, es una gran oportunidad para que los países de ALC reduzcan la brecha en infraestructura. Compartan experiencias en la reducción de la pobreza, así como para la transferencia de conocimientos y la integración industrial y agrícola.
El exembajador de China en México, Qiu Xiaoqi, aseguro, en su momento, que gracias a los esfuerzos de ambas partes, la cooperación sustancial avanza incesantemente. China es el segundo socio comercial de la Región Latinoamericana. La suma total del comercio entre China y México sobrepasó los 50 mil millones de dólares, mientras que la inversión directa entre ambas partes supero los mil millones de dólares. China es el segundo socio comercial de México y México, el segundo en América Latina para China. Cada día más empresas chinas invierten en México, y las marcas chinas van siendo más conocidas por el pueblo mexicano. Todo lo anterior testifica que la relación sino-mexicanas se desarrolla integralmente.
La presencia del Canciller de México, Marcelo Ebrard en China forma parte de la estrategia de México para profundizar sus vínculos Asia-Pacifico y diversificar de manera inteligente sus relaciones económicas. La visita se explica por la decisión de México para promover una agenda comercial que priorice la diversificación de mercados, la innovación de su base productiva y la inclusión de nuevos actores y sectores en sus flujos comerciales. La relación con China es de importancia crecientemente estratégica.
Ebrard expreso la voluntad mexicana de impulsar la Asociación Estratégica Integral, acordada con China en junio de 12013, al encabezar en la sede de la embajada de México en China el seminario de Negocios ’México y China’: Una nueva agenda de oportunidades económicas’ que contó con la presencia de más de 70 representantes de agencias gubernamentales, empresas chinas y mexicanas, instituciones financieras, cámaras empresariales, entre otras organizaciones.
El embajador de México en China José Luis Bernal aseguro que el evento permitió transmitir a actores clave, en la relación bilateral, la cual es la nueva estrategia de colaboración económica que el Gobierno de México busca impulsar con China en los próximos años.
Durante el seminario se observó profundo interés de las empresas chinas por intensificar la agenda económica bilateral mediante mayores oportunidades comerciales y nuevos proyectos de inversión en los sectores automotriz, electrico-electronico, aeroespacial, energético y de servicios. Quedo de manifiesto el gusto de los participantes chinos por los destinos turísticos mexicanos teniendo en cuenta el lugar de México como séptimo país más visitado del mundo, su conectividad aérea con China y las mayores facilidades en materia de visas para los ciudadanos chinos.
Ebrard y el ministro chino de Comercio, Zhong Shan, evaluaron los sectores económicos que México desea impulsar prioritariamente con China durante la presente administración mexicana. Trataron sobre el papel que la inversión productiva tiene en la generación de empleo, la promoción de la innovación, el fortalecimiento de las cadenas de valor y el desarrollo económico y social de ambos países,
Con el consejero de Estado y Ministro de Relaciones Exteriores de China Wang Yi, Ebrard acordó una hoja de ruta para los próximos cinco años. Entre las acciones definidas en esta hoja de ruta figuran el impulso de encuentros entre los jefes de Estado y la celebración de reuniones de la Comisión Binacional Permanente, de los mecanismos de consulta y de grupos de alto nivel; el fortalecimiento de las relaciones económicas en materia de comercio, inversión, turismo y conectividad; y una mayor cooperación, ciencia, tecnología, innovación y cultura
Ebrard subrayo. ’Tenemos la obligación de trabajar juntos para hacer frente a las grandes retos globales; Podemos y debemos construir consensos, por ejemplo en el fortalecimiento de los organismos multilaterales, el avance en la acción climática del mundo, en el que sean a escuchados todos los países en igualdad de circunstancias.
En ese sentido, como países en desarrollo y economías emergentes importantes, China y México no solo deben promover el proceso de la gobernanza climática global y dirigir la cooperación internacional frente al cambio climático, sino también explorar activamente vías adecuadas para la cooperación entre los dos países en este campo, con una participación lógica, para que China y México logren un desarrollo sostenible..
A través de la participación activa de la gobernanza climática global. China puede trabajar junto con otros países en enfrentar los desafíos generados en el desarrollo sostenible. México es altamente vulnerable al cambio climático, especialmente al clima extremo. El cambio climático tiene un impacto directo e indirecto en la seguridad nacional, política, económica y social de México, Y, en cierta medida, obstaculiza el desarrollo sostenible del país. Promover el proceso e la gobernanza climática global corresponde al interés de México.
China es uno de los países más afectados por el cambio climático. Participar en la gobernanza climática global es una forma efectiva para que China fomente la civilización ecológica y acelere el desarrollo de la eco-economía. Después del XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China, el cambio de modalidad económica y su actualización exige que China integre efectivamente el concepto de desarrollo ecológico en todos los aspectos del desarrollo económico y social.
Por lo tanto, la participación de China y México es una opción necesaria para que asuman una responsabilidad internacional. Es requisito inherente de la relación china-México, en una nueva etapa
México desea hacer valer más su voz en la política internacional a través de una participación activa en la gobernanza global. Como miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), una economía emergente y un país en desarrollo. México se ha comprometido a convertirse en un puente entre los países desarrollados y los en desarrollo, ayudar a llegar a un consenso entre las dos parte, y por lo tanto, promueve efectivamente la gobernanza climática global
En la actualidad, una serie de consecuencias negativas, tales como el aumento en las temperaturas globales y fenómenos meteorológicos extremos, amenazan seriamente el desarrollo sostenible de la sociedad humana y los ecosistemas mundiales en el futuro. El combate al cambio climático no solo debe ser un tema importante de cooperación entre china y América Latina dentro del marco de la gobernanza climática global, sino también un nuevo campo de cooperación.
Enfrentar el cambio climático no solo es un tema de cooperación internacional, sino que implica a los mercados y cooperaciones tanto nacionales como internacionales entre China y México, y las acciones internas de ambas partes amplían el espacio de cooperación.
Los países latinoamericanos, incluido México, son socios importantes e indispensables en la construcción de la iniciativa de la Franja y la Ruta. Aprovechando las oportunidades que brinda el acoplamiento de estrategias, las dos partes pueden proporcionar una garantía de mecanismos para la ampliación de la cooperación pragmática entre ambos a un nivel superior y aumentar aún más la eficiencia de la cooperación. El cambio climático es un campo lleno de lleno de nuevas posibilidades.
No queda duda de que a pesar de que las acciones sobre la gobernanza climática global son cada vez más activas, la cooperación China-México, en este campo es insuficiente.
Como participantes importantes en la gobernanza climática global, China y México deben ejercer una influencia y liderazgo más positivo para continuar promoviendo la implementación de las reglas sobre la a asistencia financiera, la transferencia tecnológica, la construcción de capacidades que establecen la Convención Marco de las Nacionales Unidas sobre el cambio climático, el protocolo de Kioto y el Acuerdo de Paris.
A nivel regional, China y México, dentro del marco de la cooperación China-América Latina, pueden llegar a un conceso estratégico, establecer mecanismos de consulta, aumentar el entendimiento mutuo, la asistencia a los países de América Central y el Caribe, y fortalecer la cooperación científica y tecnológica en el combate al cambio climático.
A nivel bilateral China y México pueden estudiar la posibilidad de cooperación en capacidad productiva, economía baja en carbono y cooperación tecnológica, y fortalecer la cooperación en las industrias de ahorro energético y protección medioambiental y de producción de energías limpias.



VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor