1

641 vistas

Julio 22, 2019 14:42 hrs.

Hernando Rocha (EW) › espacioweb (PEW)

Gobierno Internacional › Colombia


Aviones de combate, principalmente tipo F-16, estarían intentando vender a Colombia las autoridades de Estados Unidos, ofrecimiento que se habría dado ante la preocupación que existe en esa nación por la situación que está tomando la crisis interna que se registra en Venezuela.

La información sobre la intención del gobierno estadounidense fue revelada por una publicación que sobre el tema inserta la revista norteamericana Foreign Policy, según la cual dice que la oferta fue hecha tras la creciente preocupación de ese país del norte por la crisis de Venezuela.

En la información la revista dice que la decisión del gobierno estadounidense le fue suministrada por el mayor general Andrew Croft, que es comandante de las Fuerzas Aéreas del Sur.

Al parecer dicho oficial habría asegurado a la publicación que la adquisición de los aviones de guerra estadounidense le sería beneficio para el país ’no solamente para aumentar la capacidad de defender su espacio aéreo, sino que también para mejor sus operaciones en conjunto con las fuerzas estadounidenses’.

Foreign Policy señala que esa oferta además se hace en medio de las crecientes preocupaciones por la crisis de Venezuela y la amenaza que podría representar Nicolás Maduro, que tiene el apoyo de Rusia.

En un aparte, el artículo cataloga a la Venezuela de Maduro como un vecino impredecible, y cita al almirante Craig Faller, quien dijo que ’las condiciones en territorio venezolano han generado una gran crisis, pero además una zona sin ley’.

Croft destacó que ese tipo de aviones ya han sido vendidos a otros países de la región, como Chile. Y que además de ser una gran adquisición, también le están quitando oportunidades de negocio a Rusia y a China en la región ya que de forma que ha pasado casi desapercibida, están intentando incrementar su influencia en América Latina.

’Vender los F-16 a Colombia ayuda a construir una relación fuerte y de largo plazo, pero además evitar que los rusos o los chinos les vendan sistemas que después se vuelven muy difíciles o imposibles de mantener’, dijo Croft.

En el mes de febrero pasado el asesor de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, dejo ver -no se sabe si fue intencional o no- una anotación que tenía escrita en un cuaderno y donde se leía "5.000 solados en Colombia", frase que prendió las alarmas en el país y desde la oposición se lanzaron fuertes críticas en contra del gobierno del presidente Iván Duque por supuestamente permitir que el suelo colombiano fuera usado por las tropas norteamericanas para invadir a Venezuela.

Lo cierto es que son pocos los colombianos quieren o desean oír de invasiones a Venezuela desde su suelo, por temor a involucrase en un conflicto armado que no consideran suyo. Ni siquiera cuando el difunto Hugo Chávez hizo sonar los tambores de guerra al enviar diez batallones, tanques y aviones a la frontera de su vecino, después de un encontronazo con el entonces presidente colombiano y hoy senador Álvaro Uribe.

Los colombianos no dudan de que una intervención norteamericana acarrearía graves consecuencias para Colombia, que comparte 2.227 kilómetros de frontera con Venezuela.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor