Ley de Protección al Ejercicio Periodístico, ¿va?

Horizonte Mexiquense

Luis Miguel Loaiza Tavera

Horizonte Mexiquense

Temas clave / Columnistas

Política

Septiembre 09, 2018 21:47 hrs.
Política Estados › México Estado de México
Luis Miguel Loaiza Tavera › diarioalmomento.com

3,722 vistas

De 1983 a la fecha se han documentado 298 homicidios: 264 periodistas; 1 locutor; 10 trabajadores de prensa; 12 familiares y 10 amigos de comunicadores, y 2 civiles, según datos que aporta la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX y que se conjuntan con cifras de otras organizaciones como el observatorio nacional, Club Primera Plana, Artículo 19, entre otras, en los Estados donde más violencia se ha generado contra el periodismo son Veracruz y Chihuahua.

Pero más allá de las cifras es importante la labor de concientización ciudadana de la labor de los comunicadores y la necesidad de crear mecanismos efectivos de protección y prevención.

En el caso concreto del Estado de México hay también una historia negra que ha terminado con la vida de varios periodistas, casos que se mantiene en la ignominia y de los cuales, por espacio no tomaré en este momento.

En 1994 los dirigentes de las asociaciones de periodistas se reunieron para dar inicio a un ante proyecto de ley benéfico para los periodistas mexiquenses, bajo las siglas de la Capem, compañeros de todo el Estado redactaron un documento con ciertas ventajas para la protección del periodista, el documento se presentó en la legislatura siendo gobernador Emilio Chuayffet Chémor, quien veía con buenos ojos el esfuerzo de los comunicadores o por lo menos eso dijo ante ellos, Eleazar de los Santos (QEPD); Santos Rosales; Mario Flores (QEPD); Juan Carlos Ruiz; Edmundo Cancino Fernando Olivas, entre otros vieron frustradas sus expectativas cuando el documento se fue al archivo.

En 2003, otro intento en el que participamos más compañeros, asesorados de alguna manera por colegas del Estado de Guerrero que recibieron el apoyo del gobierno estatal de Guerrero y se logró publicar en la gaceta de gobierno en Mayo de 2002, pero no hubo el eco necesario con el gobernador Arturo Montiel Rojas, pero se avanzó en la redacción más consensada.

En 2007, con Enrique Peña Nieto como titular del ejecutivo mexiquense, un nuevo intento, en esta ocasión se logró la participación de compañeros de varias zonas de la entidad, las organizaciones de periodistas como la APVT con Prisco Árcega; Grupo 80, Ricardo Herrera; Pugpac, Miguel Sánchez y otros más construimos un documento que fue entregado por el entonces presidente de la mesa directiva José Manzur, promesas y archivo, fue el resultado.

2010, uno más con mayor participación y mismos resultados y finalmente en 2016 con la participación histórica de periodistas de Toluca, Valle de México, Zona Oriente y Zona Sur, se elaboró un documento integral con amplios beneficios para el gremio, con la importante participación de comunicadores de vasta experiencia como Eliseo Lugo (QEPD); Fernando Olivas, Héctor Peñaloza, Adriana Tavira y muchos más que olvidando cualquier diferencia ideológica trabajamos para la elaboración del documento, destacable la labor de editores del Valle de México y periodistas de zona oriente que trabajaron de la mano en la encomienda, pero el proyecto, ambicioso por cierto, recibió una andanada de ataques por grupos pequeños de reporteros que lograron la encomienda dada desde el palacio de gobierno para debilitar y dividir los esfuerzos de unidad del gremio, cosa que lograron y se frenó el avance de la Ley de Protección al Ejercicio Periodístico en el Estado de México.

’Líderes’ de reporteros en Valle de México, Toluca y Texcoco realizaron ataques contra los que impulsamos el proyecto en obediencia a interese de terceros.

Hoy la oportunidad se presenta de manera más real al existir una cámara que no tiene la obligación de obedecer al gobernador en turno y con quienes, espero, se puedan plantear las necesidades de crear leyes y acciones preventivas en bien del periodismo.

El gobernador Alfredo del Mazo tiene la oportunidad de convertirse en historia al apoyar e impulsar esta ley o quedar fuera y permitir que sea la Cámara de Diputados quienes se erijan con este logro que, estoy seguro, se consolidará muy pronto, siempre y cuando la unidad sea la premisa.

DATO

Ya iniciaron las reuniones regionales para consensar el texto a presentar y hay acercamiento con las fracciones legislativas para exponer el tema en cuestión.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor