1

1,934 vistas

Junio 05, 2019 21:22 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+’Histórico’, califica el triunfo de su compatriota, tras conseguir el primer título mundial de peso completo para su país

+’Si somos sinceros, nadie lo creía’, insiste el ex monarca

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).-Las casas de apuestas que estaban 33-1 y su insultante obesidad, que lo hace parecer luchador de sumo, fueron dos de los principales factores que hicieron dudar a Julio César Chávez –una de las máximas glorias del boxeo mexicano– de lo que después llamó ’histórico’ triunfo de su compatriota Andy Ruiz, 29 años de edad.

Resultó impensable –casi delirante– la forma cómo venció al británico Anthony Joshua, el sábado pasado, en el Madison Saquare Garden, ante 21 mil delirantes fanáticos, que significó el primer título de peso completo para su país.

Era punto menos que inconcebible su victoria, pero…

«¡Qué chinga le piso el gordito!», resumió Chávez.

JC sabe de qué habla. El ex monarca que protagonizó algunos de los mejores episodios del boxeo mundial de los estertores del siglo pasado. Ganó títulos mundiales en tres diferentes divisiones de peso: superpluma, ligero, y superligero.

Por la cabeza de Chávez, seguro, pasa fugaz –cuando se refiere el triunfo de Ruiz— la dramática victoria que consiguió sobre el estadounidense Meldrick Taylor. Ocurrió a tres minutos de finalizar la pelea. Un derechazo envió a la lona el cuerpo de ébano de su rival: 17 de marzo de 1990. Fue considerado el combate de la década.

El excampeón no olvida que antes de la sorpresa en el Madison Square Garden, cuando «el gordito» noqueó a una de las máximas figuras de la división de los pesados, lo único que circulaba en redes sociales eran burlas para el mexicano por su sobrepeso.

Las apuestas eran hasta por 33 a uno en favor del británico. Por cien dólares apostados para Ruiz, el temerario ganaría poco más de tres mil dólares.

Nada arredró al púgil, que semeja más luchador de sumo.

’Yo no creía que Andy fuera a ganarle a Anthony Joshua’, confesó Chávez

Emocionado, agregó, como si narrara su propia historia:

’Fue histórico y emocionante. Pero si somos sinceros, nadie lo creía’.

Y lanzó una pregunta para la reflexión:

–¿Quién pensó antes, seamos honestos, que podía ganarle?

El sonorense lo vio con más empatía –como compatriota– que credibilidad. Pero cuando el mexicano salió a jugarse la vida, el orgullo –en el sexto y séptimo rounds–, empezó a titubear su pensamiento de derrota.

Cambió de parecer al mirar que la potencia de los golpes que Andy mandó a Joshua surtían letal efecto.

’Primero vi que aguantó el primer episodio’, cuenta Chávez

Ahondó:

’Después vi que soportó el segundo. Luego ya vi que podía poner mal a Joshua. Entonces me emocioné y me dije: ‘había chance’’.

La imagen de la transmisión por Televisión Azteca, en vivo, mostró a un Chávez desaforado, al filo de su asiento, al observar cómo un mexicano lograba lo que una hora antes parecía imposible.

’¡Nos emocionamos mucho, reconoce; le dijeron gordito, pero qué chinga le puso el gordito!’, exclama.

En tanto, el presidente Andrés Manuel López Obrador, con quien Ruiz quisiera reunirse, mandó un mensaje por redes sociales:

’Felicito a mi tocayo Andy Ruiz por hacer historia al convertirse en el primer campeón mexicano de los pesos pesados en boxeo.’

(Con información del diario La Jornada)

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor