Lectura Política

La debacle anunciada

Noé Mondragón Norato

La debacle anunciada

Periodismo

Julio 02, 2018 03:07 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

6,546 vistas

Hasta la una con 30 minutos de este lunes, el efecto AMLO-Morena era devastador para el PRI en términos de resultados electorales, no solo en el plano nacional, sino también en Guerrero. Hay que ver la radiografía completa para ubicar lo demoledor de esa debacle anunciada.
PRI: PAGAR FACTURA.- El voto ciudadano reflejado en la jornada electoral de ayer domingo, condensó dos contundentes situaciones: el cansancio y el hartazgo. Basta con pulsar los resultados de esta histórica y numerosamente votada elección: 1.- En los principales municipios de la entidad, el PRI perdía de calle: en Acapulco, la diferencia entre la candidata del Morena, Adela Román Ocampo y el candidato tricolor, Ricardo Taja Ramírez, era de dos votos contra uno. En Chilpancingo, la candidata del PRI Beatriz Vélez Núñez, estaba sucumbiendo de manera similar ante el candidato de la coalición Por Guerrero Al Frente, Antonio Gaspar Beltrán, quien es seguido muy de cerca por la candidata del Morena, Silvia Alemán Mundo. De continuar esa tendencia, la candidata tricolor estaría cayendo hasta el tercer lugar de la votación. En Taxco, el candidato de esta misma coalición, Marcos Efrén Parra, se ubicaba por encima de la candidata priísta, Flor Añorve Ocampo. Parra llevaba una ventaja: compitió en 2011 como candidato a gobernador por el PAN. Zihuatanejo, es de los municipios importantes donde la tendencia favorecía al PRI. En Chilapa, la competencia era bastante cerrada entre el candidato del PRD, Antonio Hernández Godínez y el del PRI, Jesús Parra García. En Iguala, el candidato del Morena y ex edil Antonio Jaimes Herrera, se ubicaba por encima del candidato del PRI, David Gama Pérez. Y en Tlapa, el aspirante del Morena, Dionicio Pichardo García, le ganaba momentáneamente al del PRI, Gilberto Solano Arreaga. 2.- En las curules locales, el Morena se perfilaba ganando 20 de los 28 distritos de mayoría relativa. Seis eran para la coalición Por Guerrero al Frente y dos para el PRI. De seguir esta tendencia, el Morena tendría mayoría en la próxima legislatura local. De la misma forma, el partido de López obrador mostraba carro completo en senadurías y las nueve diputaciones federales. Es decir, estaba repitiendo el mismo escenario de las elecciones federales de 2006 y 2012, cuando ganó también, todas esas curules. 3.- En este contexto, aparecen perdedores y ganadores. El principal es sin duda, el gobernador Héctor Astudillo Flores, a quien no le alcanzó su capital político para ganar nada: ni presidencia del país, ni senaduría ni alcaldía de Acapulco, Chilpancingo y diputaciones federales y locales, donde aparece solo con dos triunfos. De alguna forma, el votante le pasó la factura debido al mal gobierno proyectado por el actual titular del poder ejecutivo estatal. En contraparte, el que operó con mordaz astucia, fue el alcalde perredista de Acapulco. Evodio Velázquez Aguirre, quien trasciende, tendió un acuerdo político de último minuto con la candidata del Morena, Adela Román Ocampo. Una señal parece elocuente al respecto: mandó como cuadro de avanzada al equipo de Adela, a su ex jefe de asesores y ex edil porteño, Alberto López Rosas. Y pese a que su esposa, Perla Edith Martínez, aparecía perdiendo la diputación local en el distrito 9, al final su tribu Nueva Mayoría, estaba ganando en las alcaldías de Chilpancingo, San Marcos, Tecpan, Teloloapan, Copala y Cruz Grande. Además, el distrito local 20 de Teloloapan. Pero el ganador principal de esta contienda electoral, fue sin duda, el peje Andrés Manuel López Obrador. Y ahora viene lo bueno: que cumpla todas las promesas de campaña. Y las expectativas de un país que ya no aguantó más.
HOJEADAS DE PÁGINAS…Como ’un auténtico demócrata’ e ’importante activo político para México’, calificó el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, la actitud del ex candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, al reconocer por adelantado, el triunfo de Andrés Manuel López Obrador. El punto es que Meade, nunca traspasó el tercer lugar en las encuestas. Al actuar así, tenía mucho que ganar. Porque ya había perdido toda la elección. Fue el sacrificable del PRI.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor