¡Qué conste... son reflexiones!

La invasión de los maras

Sócrates A. Campos Lemus

La invasión de los maras

Temas clave / Columnistas

Política

Abril 15, 2019 17:28 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Sócrates A. Campos Lemus › diarioalmomento.com

1,749 vistas

Es muy curioso, los elementos de la lucha política, de un lado, las maniobras de distracción como la que nos envían cuando un subsecretario declara que volverán las tenencias a ser federales y, de inmediato, AMLO, declara que no es cierto: ’que eso querrían mis enemigos’, pero entonces, con tal declaración, se supone que uno de los peores enemigos que trae en el lomo el señor presidente es el señor subsecretario y, sin duda, tuvo que consultarlo con el secretario y hacer la maniobra de salvación de tal impuesto que, al final de cuentas, continuamos pagando de muchas maneras. Hoy, también nos comenta el presidente que los aumentos de precios de las gasolinas es obra misteriosa y perversa de los malditos gasolineros, que a lo mejor se están tratando de recuperar de las pérdidas dejadas en el combate al huachicoleo y no debemos olvidar que en las fronteras retardan hasta tres o cuatro días la importación de las gasolinas que deben traer las pipas compradas recientemente para garantizar el suministro y que ,rápidamente, se acercan los días de la salida brutal de automovilistas por el ’descanso de Semana Santa’ y ya acompañados de las chelas con aumento de precios que molestan y los gritos familiares de los que viajamos hasta con el loro de la casa y los anafres para comer en donde QUERAMOS y tratar de ganar espacios en las playas, pues una falta de gasolina sería como una enorme mentada de madre a nivel nacional y de indignación al grado que ya vemos cómo se las van gastando porque, ahora, no solamente dan de baja en algunos medios y con perversos chismes al Procurador General de la República alegando que renuncia por motivos de salud y resulta que don Alejandro goza de cabal salud, también dicen que ya presentó su renuncia y no fue aceptada y AMLO dice que la ’renuncia’ Marcelo Ebrad, es una volada y, el caso es que les encanta chingar con el cuento aquel de que una pulga no mata al perro pero le saca ronchas y no lo deja dormir, después de las mañaneras… como lo hacen algunos importantes funcionarios… el fin es de mantenernos en tensión y en desequilibrios emocional y, a lo mejor, de buena fe la propuesta de las tenencias, olvidando que, de buena fe están empedrados los caminos al Infierno…

Y como hablamos de buena fe y de confianza no de confiancitas, de confianza, tal parece que a los funcionarios más preocupados por estar presentes en las mañaneras se les olvida que de poco a poco nos van invadiendo, no los hermanos que sufren hambre y persecución y falta de empleo, oportunidades y violencia, sino los grupos de MARAS y demás pandillas ligadas a los grupos de los terroristas o de los narcotraficantes con ligas de ex guerrilleros, al país y vienen introduciendo nuevas técnicas para los laboratorios y nuevas drogas y, las drogas tradicionales y generan las crisis en muchos sitios de la zona amapolera y marihuanera del país para que los precios de las drogas se bajen y obliguen a la gente a dejar sus casas y sus zonas para irlas ocupando con esos grupos de traficantes conducidos en las marchas de migrantes y de los introducidos en el goteo y con el apoyo financiero y paramilitar de los grupos de ’gota a gota’, que ya invaden los mercados, las zonas comerciales del comercio informal, las colonias jodidas y los municipios pobres del país y, ellos, entrenan en las tácticas de defensa paramilitar en muchas zonas de tal suerte que en muchas partes del país se ven ya los grupos de pandilleros armados o en la misma capital donde, al parecer, se habla mucho y se combate poco a los delincuentes.

Y en esas zonas de la jodidez, del maíz perro, del infeliciaje, la comunicación y movilidad es terrible, vehículos abarrotados y en asaltos constantes, grupos de delincuentes ligados y protegidos por los policías que no tienen de otra o los matan, violaciones, venta de todo lo robado o por robar, de drogas y de armas, desde el verduguillo o la navaja o la pistolita y, así, cada uno va formando su núcleo de defensa y tenemos muchos sitios alejados, donde la gente tarda mucho para trasladarse en que mejor piensan en hacer pillerías o poner pequeños negocios y tratar de sacar los gastos empleándose por su cuenta, cuando menos no gastan en pasajes y no se exponen tanto a los robos, asesinatos, secuestros y violaciones. Por ejemplo, este mismo fenómeno lo vivimos en Oaxaca, y ahí, en las zonas jodidas o injodibles, la gente tiene que caminar mucho entre calles sin pavimento y sin luz y llegar a los sitios donde están los moto taxistas y les llevan hasta un punto y tienen que tomar otro y otro y llegar por donde pasa el camión y tardan dos o tres horas en el ir y venir del empleo a su casa con todos los peligros callejeros y, a pesar que pagáramos bien a una señora que nos apoyaba en las labores de casa, un buen día, me pidió para comprar algunos trastos y un anafre y le pregunté que pretendía hacer y me dijo: ’Mire señor, pues la verdad yo estoy muy a gusto con ustedes pero es que ya me di cuenta de que en la zona donde vivo, allá en los cerros, no hay tacos ni Clayudas y voy a intentar hacer mi puesto por las tardes y vigilo a los críos y estoy en la casa que nos roban a cada rato y ya hice las cuentas, con tanto moto taxis y camiones y tiempos perdido me gasto más o menos unos cincuenta pesos de pasajes diarios y si me quedo a vender los tacos y las chayudas pues le gano más o menos doscientos pesos al día y es casi lo mismo que me pagan ustedes’…. Y eso que algunos dicen que nuestro pueblo no piensa y es tarugo, pero no, sabe razonar y es sabio, y bueno, la lección es para tomarse en cuenta y ver que la invasión de los Maras y pandilleros es brutal y no hacemos nada, hasta que sucedan cosas graves como las que ya vemos en algunos lugares…

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor