R Á F A G A

La Riqueza, la Corrupción y el Desastre de la Industria Petrolera

Jorge Herrera Valenzuela

La Riqueza, la Corrupción y el Desastre de la Industria Petrolera

Temas clave / Columnas

Política

Marzo 20, 2019 22:36 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Jorge Herrera Valenzuela › diarioalmomento.com

2,268 vistas

Los ochenta y un años pesan y máxime si en ese lapso se pasó de la riqueza a la pobreza, como consecuencia de las desbordadas ambiciones de los funcionarios y de la irrefrenable corrupción que propició estancamiento, endeudamiento e impunidad. Por supuesto que el comentario es en torno a Petróleos Mexicanos, Pemex, la cabeza del sector energético, la institución que financió múltiples programas federales, la empresa paraestatal que fue devorada por líderes sindicales.
Pemex como empresa estatal fue creada el 7 de junio de 1938 y comenzó a operar el siguiente 20 de julio. El Congreso de la Unión autorizó la fundación de la que ha sido la empresa más importante de la economía mexicana, la que llegó, a ser parte fundamental en la ejecución de programas federales. La producción petrolera creció de tal manera que entre 1938 y 1970 permitió el desarrollo más pujante del país. Después vendrían las malas administraciones, así como en los últimos 26 años la organización sindical ha operado con gran complacencia de las autoridades.
El único director general de Pemex procesado y preso durante 5 años fue el ingeniero Jorge Díaz Serrano, acusado de un fraude de 35 millones de dólares, al comprar con sobreprecio dos buques. Díaz Serrano era senador y fue desaforado el 30 de julio de 1983; él se puso a disposición del juez, mismo que no tuvo elementos para sentenciarlo, por lo que al término del sexenio de Miguel de la Madrid, el exdirector quedó en libertad. Desde hace dos años se inició una investigación contra el director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, por haber recibido 10 millones de dólares de una empresa brasileña y utilizado esa suma con fines políticos a favor del candidato presidencial priista Enrique Peña Nieto. Todo está en suspenso.
La historia nos señala que en este siglo la corrupción invadió a la industria petrolera y en los últimos doce se cayó el sistema nacional de refinación de gasolina en las seis refinerías administradas por Pemex (Salamanca, Guanajuato; Cadereyta, Nuevo León; Salina Cruz, Oaxaca; Tula, Hidalgo; Minatitlán, Veracruz; y Ciudad Madero, Tamaulipas), provocando la importación de gasolinas y los considerables aumentos, conocidos como ’gasolinazos’, incluidos los recientemente aplicados, en el sexenio lopezobradorista.
En el ámbito mundial de las empresas petroleras, Pemex se encuentra en primer lugar de los países con el mayor monto de deuda. Sus pendientes de pago son de algo así como ¡un billón 797 mil 800 millones de pesos! Por ello las descalificaciones hacia la empresa mexicana, por parte de quienes están al tanto de las finanzas en esa rama industrial.
El lunes pasado, con motivo del 81 aniversario de la expropiación petrolera, se anunció que están convocadas cuatro constructoras de refinerías para que participen en la licitación para construir la refinería Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco. Aunque dentro y fuera del país se ha opinado que el proyecto debía ejecutarse en otro lugar, que sería mejor primero inyectar dinero para rehabilitar las seis refinerías mencionadas, el presidente López Obrador desechó esos comentarios y su ’me canso, ganso’ se impondrá.
Como si fueran pocos o no importantes los aspectos administrativos, técnicos y tecnológicos, Petróleos Mexicanos confrontará en pocos días otro grave problema, el enfrentamiento del gobierno federal con la dirigencia del Sindicato de Trabajadores de la República Mexicana que encabeza Carlos Romero Dechamps, a quien no le invitó para estar en el presídium en la ceremonia de Tula, Hidalgo. Este líder asumió el control sindical desde 1993, cuatro años después de la caída de Joaquín Hernández Galicia, ’La Quina’. Romero Dechamps ha sido tres veces diputado federal y dos, senador. Se sabe que es investigado por la Fiscalía General de la República, por denuncias de trabajadores petroleros de grupos opositores al STPRM.
PREGUNTA PARA MEDITAR:
¿Ya se acabó la campaña temporalera contra los ladrones de combustible, los mafiosos huachicoleros, cuyo líder ha demostrado que si es ’Marro’?
jherrerav@live.com.mx

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor