1

10,063 vistas

Abril 05, 2019 23:12 hrs.

José Arroyo Reyes › guerrerohabla.com

Periodismo Nacional › México Guerrero


*¡Si Dios no existe, todo está permitido’


Estamos a escasamente una semana de que inicie la conflagración entre el bien y el mal; la semana más importante del año.

Hoy es el 5º. Viernes de Cuaresma y estamos ya muy cerca en la que la Iglesia Universal conmemore la Pasión, Muerte y Resurrección del Hijo de Dios; Jesucristo. Aquí en Taxco de Alarcón, Guerrero, lo nativos con sus pesadas cargas penitenciales y los feroces comerciantes se alistan.

Los primeros para orar por la paz del mundo, luchar para purificar sus almas y que no sean sorprendidos por la huesuda en desliz. Los segundos para hartar de billetes sus bolsillos que tanto aprecian a costa del espectáculo ’de fe y ramalazo’ que muchos de los penitentes ofrecen a Dios y a los visitantes.

En su más reciente visita a Taxco del Obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, durante la celebración de la festividad del 4º. Viernes de Cuaresma, en honor de la milagrosa imagen del Cristo de la Veracruz, lanzó los católicos de Taxco presentes y ausentes, una dura crítica en cuanto a la gente que por devoción, otros no, participan dentro de las hermandades de penitentes de encruzados y flagelante a que no sean sólo payasos de los turistas. Los exhorto que con ejemplo, cumplan con fe y sufrimiento a Dios para lograr una verdadera paz.

Este regaño del pastor de la Iglesia Católica en Guerrero dirigido como una saeta veloz y puntiaguda a los feligreses, les dijo, que ha sido bien informado que los taxqueños poco a poco se van alejando de sus costumbres y creencias originales, de lo que sus ancestros les legaron en cuanto a la celebración de la Semana Mayor.

Dicho en otras palabras, que los taxqueños muy pocos asisten a las celebraciones Eucarísticas y Litúrgicas en los días más importantes del año. Dijo que gran parte de esta semana la han convertido es un espectáculo y un folclor a lo vista de los gringos y turistas que llegan de otras latitudes de México y del extranjero.

Abundo que mucha gente taxqueña ya no acompaña alumbrando con velas las precesiones nocturnas y diurnas y solo se concretan en colocar sillas y bancos a los largo de los recorridos de las diferentes procesiones y deleitarse del distracción y ver a la gente caminar ’muchos de ellos hasta con las chelas en las manos’.

Consideró el representante del Papa Francisco en Guerrero que sí son importantes las manifestaciones de fe por las calles en las que las personas oran y piden a Dios por la paz y los enfermos ’hoy en día solo son unos cuantos lo hacen con fe y sufren con las pesadas penitencias que se han impuesto.

Señaló el Obispo y solicitó a la gente católica y no católica a oran muchos por México, por Guerrero y principalmente por Taxco que está siendo presa de la delincuencia todos los días ’que estas manifestación de amor y de fe no sean sólo un teatro o una diversión y que al siguiente día de haber concluido esta Semana Santa, los taxqueños vuelva a ser los mismos sinvergüenzas.

Finalmente, nuevamente les reprochó duramente a los taxqueños que han dejado de asistir a los actos Litúrgicos en los templos. Les pidió que se vuelvan a Dios y que no los someta el espíritu enemigo en borracheras, placeres, fiestas, discusiones y peleas que tanto abundan en estos días y que son impuestas por el príncipe de este mundo que no quiere paz sino la guerrera espiritual, mental y física entre los seres humanos para crear la división.

¡SI DIOS NO EXISTE, TODO ESTÁ PERMITIDO’

En las vísperas de la conmemoración de la Semana Santa en Taxco y en el mundo cristiano, les comparto una pequeña reflexión en cuanto el efecto y afectaciones que le está causando a la raza humana, crean o no crea en Dios, pero es lo cierto y que a corto o largo plazo podríamos ir exterminados los unos a los otros.

Decía el escritor ruso Fiódor Dostoyevski: ’Si Dios no existe, todo está permitido’. Efectivamente, si Dios no existe, navegamos sin anclas, completamente a la deriva en este mundo, sin ningún punto de referencia, sin valores, sin excusas ni órdenes que legitimen nuestra forma de actuar, abandonados completamente a nuestro libre arbitrio, a la ley del más fuerte, a ser víctimas y victimarios unos de otros.

Esta idea de Dostoyevski no es nueva, sino que refleja el anhelo de muchos hombres que quieren vivir en un mundo sin Dios, ya sea asumiendo una actitud de indiferencia ante Dios o usurpando su lugar.

Las consecuencias de estas actitudes están muy bien descritas en el Libro de la Sabiduría; Si Dios no existe, no hay más vida que esta; si Dios no existe, de nada sirve portarse bien; si Dios no existe, hay que aprovechar a lo máximo esta vida gozando de todo sin límite, haciendo lo que nos dé la gana sin respeto por nada y por nadie.

Por eso, la vida del justo como la de Cristo, que quiere vivir según Dios, se convierte en un continuo reproche para los que a pesar de haber sido educados según Dios, se conducen como si no existiera y tratan de eliminar sus testigos. Feliz domingo. gentedetaxco@hotmail.com

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor