¡Que conste... son reflexiones!

La vida cambiaba de forma repentina

Sócrates A. Campos Lemus

La vida cambiaba de forma repentina

Temas clave / Opinión

Política

Noviembre 21, 2018 22:01 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Sócrates A. Campos Lemus › diarioalmomento.com

2,504 vistas

PERTENEZCO A LA GENERACIÒN DE 1968, COMENZAMOS A RECIBIR UNA ENORME Y RÁPIDA INFORMACIÓN Y, SIN DUDA, LA GASTRONOMÍA, LA MÚSICA, LA ÉTICA, ESTÉTICA, LA FILOSOFÍA Y LA FORMA DE MIRAR LA HISTORIA Y LA VIDA CAMBIABAN DE FORMA REPENTINA DE TAL SUERTE QUE LA PRIMERA CONFONTACIÓN GENERACIONAL SE DIO EN EL SENO DE LAS FAMILIAS. Hoy, dependemos, todos, como esclavos de un pinchurriento teléfono, aparato que nos ha aislado del contacto visual y físico entre los hombres y las mujeres, todo se hace por medio de mensajes y todo se trata de explicar por lo que viaja en los medios y así, además, dependemos de esas redes y dependemos de la información que se guarda en los aparatos, y cuando éstos se joden pues joden la vida de todos los afectados porque de pronto, en momentos, se aísla uno de todo y nadie sabe cómo resolver el problema sino es con un nuevo aparatito y, si luchamos por la libertad, ahora estamos esclavizados por los celulares y somos los que beneficiamos a uno o a los hombres más ricos del mundo, y pensamos que somos libres, cuando en la realidad, somos esclavos y estamos perfectamente vigilados y controlados por la información y la desinformación, así que al parecer, no hay muchas formas de escapar de la esclavitud…

Anoche, como si de pronto sufriera una acción que nos afecta la vida, mi celular de pronto comenzó a volverse loco, se prendía y se apagaba sin razón, se escuchaban las llamadas pero no podía contestarlas porque la pantalla no respondía, entraban los mensajes pero no podía leerlos, en fin, nadie podía a esa hora resolver el tema y hoy, con seguridad, tendré que asistir al centro de esclavitud de Telcel para que nos pongan nuevo grillete para controlar la vida…claro, pagando y comprando porque ese es el tema, o pagas o te jodes y así la esclavitud no solamente te explota sino que te controla y te cobra por joderte, pero ahí estamos.

Los jodidos como van a todas, esperamos mucho de lo que se llama la cuarta transformación, confiamos en el talento y la capacidad de resistencia de AMLO y su lucha contra la MAFIA DEL PODER y lo que en realidad no alcanzamos a comprender es esa magia usada para que de mafia, se conviertan en CONSEJEROS DEL PODER y ya con este ’cambio’ no serán comerciantes, banqueros, industriales o políticos voraces ni esclavizarán a sus trabajadores y a las gentes para que todos trabajemos en su beneficio, a lo mejor dejan de ser el uno por ciento que se roba el 90 por ciento, de la riqueza nacional en su beneficio personal y, según lo que vemos, se terminarán cuando menos los ataques en contra del poder y de la ’transformación’, de tal suerte que en entrevista en Televisa, al lado de uno de los consejeros que antes formaba la mafia del poder, aparece AMLO de buen talante e incluso dejan a Loret, aparecer, como no, en esa entrevista a modo y, todos, contentitos como si nada hubiera sucedido y bueno, algunos dicen que esto muestra esa enorme capacidad de transformación y de control del mando y del poder y cada quién puede pensar lo que guste, al final de cuentas lo que se tiene que ver es el resultado y, para tenerlo a la vista, pues faltan algunos días, cuando ya montados en el macho se vea la rienda, las piernas del jinete, la montura, el fuete y la forma en que se lleva al caballo, a lo mejor, por esa razón, muchos políticos son tan afectos a ser charros, porque al menos sienten que pueden tener el control de un animal y de la gente, a pesar de que la gente se mueve por el hambre, la desesperación, la irritación, la desocupación, la violencia y, cuando no hay control, pues todo se desajusta en el ritmo social, pero, qué carajo, no hemos entendido que teniendo el control de la comunicación de los celulares se puede tener el fuete de mando y hacer que la gente se mueva para uno u otro sitio, porque esa es la mejor forma de controlar a las masas y, las masas, el infeliciaje, de cualquier nivel y de cualquier estado económico a lo mejor no tiene para comer, pero todos cargan un pinche celular y lo pagan para que se les controle… la nueva esclavitud con los viejos esclavistas…

Y el mensaje más importante dado con los viejos mafiosos convertidos ahora en CONSEJEROS DEL PODER es que todo se perdona con el argumento de que si se castiga a los corruptos y saqueadores en el país no terminaríamos de hacerlo en varios años ni tendríamos cárceles suficientes para encerrarlos, así que pues., BORRÓN Y CUENTAS NUEVAS, no hay que desestabilizar a la sociedad, no hay que desatar a los perros para que persigan a los que les han pateado, no, hay que mantener la tranquilidad y que los saqueadores, ratas y sinvergüenzas se sientan cómodos para que no se lleven el dinero que nos han robado, pues ojalá sea cierto, porque como vemos, por algunos datos, han sacado del país miles de millones de dólares, de esos que se llaman capitales golondrinos que no son más que los recursos que nos han robado a todos los mexicanos y que no quiere que se toquen por ninguna autoridad ni se investigue de dónde vienen, para qué, lo importante no es cómo se tiene el dinero, sino en cómo se gasta o se invierte…¡Bendito sea el señor!...que todo lo puede.

La realidad es que el infeliciaje está tranquilo, no hay protestas ni se manifiesta más que en las redes sociales y ahí sacan sus resentimientos, odios y conflictos, nadie habla de cambiar la sociedad, sino de transformarla y eso, pues está bien, cuando menos en algo nos entretenemos, lo importante es que nos consultan sobre todo, pero, no nos han preguntado sobre la miseria, el saqueo, los robos, la corrupción, no, nos llaman a comentar sobre el aeropuerto que al final de cuentas nos vale, porque andamos en camión y en metro y no viajamos más que los días de asueto y cargamos hasta con el perico porque caemos de gaviotas a las casas de los cuates o ’acampamos’ en los sitios turísticos populares, nadie nos comenta sobre los gasolinazos, por el precio de la luz ni del gas, ni de los alimentos, no, para qué, estamos acostumbrados a andar fríos de cuerpo, alama y bolsillo, y hambrientos porque queremos, pero para eso están los bolillos con chilaquiles o tamal… y hay la vamos pasando… hasta que el Señor mande…

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor