1

1,370 vistas

Mayo 10, 2019 22:17 hrs.

Alfonso Aya › Mundoejecutivo

Economía Internacional › USA


China dispone de potentes herramientas económicas que podría emplear en su batalla comercial contra EEUU, opina la periodista Katherine Greifeld.

Las autoridades del país asiático prometieron tomar contramedidas después de que EEUU decidiera elevar del 10 al 25% los aranceles impuestos a las importaciones de artículos chinos, valoradas en 200.000 millones de dólares. Brad Setser, exfuncionario del Departamento de Tesoro de EEUU, comunicó a la agencia Bloomberg que una respuesta simétrica podría "afectar al país asiático directamente".

En vez de imponer aranceles a las importaciones de bienes procedentes de EEUU, Pekín podría emplear otras medidas que escalarían la tensión entre los dos países, opina la periodista Katherine Greifeld.


Devaluación de yuan
Según la autora del artículo, Pekín podría devaluar el yuan para reducir el impacto del aumento de los aranceles sobre la economía china. En el 2018 la divisa china se devaluó un 5,5% frente al dólar, provocando la ira de Trump y las especulaciones acerca de que el país asiático podría haber estado detrás de esta depreciación.

Sin embargo, la economista jefe de UBS Group AG, Tao Wang, considera que es poco probable que China llegue a usar esta herramienta, particularmente si se toma en cuenta la dolorosa experiencia que tuvo en el 2015. En aquel año la devaluación del yuan propició una huida de capitales.

"A China no le gustan las huidas provocadas por ella misma como resultado de la depreciación porque tienden a disminuir la confianza doméstica. Además, la devaluación registrada en el 2018 enojó a la Administración Trump y condujo a la elevación de las tarifas arancelarias", aseveró Wang.

Como resultado, el tema relacionado con las divisas se convirtió en un punto focal en las negociaciones comerciales entre ambos países, comunicó a Bloomberg una fuente familiarizada con el asunto.


La venta de bonos
Hoy en día China posee bonos estadounidenses por un valor de 1,1 billón de dólares, más que cualquier otro país del mundo. Greifeld opina que estos activos podrían convertirse en una potente arma en caso de que Pekín decida venderlos. Así, el mercado sufrió un ’terremoto’ en el 2018, cuando los funcionarios chinos recomendaron desacelerar o parar la compra de bonos estadounidenses.

No obstante, el analista Ed Al-Hussainy de Columbia Threadneedle Investments considera que realmente China no tiene otra buena herramienta en la que pueda invertir sus reservas en monedas extranjeras que alcanzan los 3,1 billones de dólares. Además, si China se deshaga de los bonos, este paso podría causar el desplome de los precios, entre otras consecuencias, destaca la autora del artículo.


El impedimento de compras de soja
Actualmente China es el mayor comprador de las semillas de soja de EEUU. Pekín ya ha impuesto aranceles del 25% sobre las importaciones de este producto procedentes del país norteamericano.

De acuerdo con Greifeld, la soja se cultiva en mayor parte en los estados del medio oeste que conforman la base electoral de Trump. Esta es la razón por la que el destino de las exportaciones estadounidenses de soja es muy importante para el presidente estadounidense.

"El impedimento de suministros de soja sería una movida relativamente fácil en comparación con la devaluación del yuan y el ataque contra los bonos", aseveró Setser.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor