1

795 vistas

Junio 10, 2019 14:39 hrs.

Carlos Ravelo Galindo › diarioalmomento.com

Entretenimiento Nacional › México Ciudad de México


Enfrentamiento entre México y Estados Unidos o juegos discursivos? Pregunta el New York Times
Sólo faltó un comentario al ’convenio favorable para ambos países’. Que suplimos con un cuento:
La hormiguita embarazada reclama al elefante: ’No debemos. Tenemos que casarnos’.
Es tanto como declararle a los vecinos la guerra.
Y qué tal si la ganamos.
Cierto lo que dice la poeta de Colima, Rusia Macgregor:
’Más saben cinco burros que preguntan. Que un genio que contesta’.
Pero México tuvo, tiene también, sus talentos. ’Ahí está el detalle’ diría este genio.
Cuando escuchamos a los, entre comillas, intelectuales, escritores y político, hablar en público.
O en un intento fallido de reflexionar ante sus ’pares’, nos trae a la memoria a un mimo mexicano, conocido por todos como Mario Moreno ’Cantinflas’ y su labilidad, delicadeza, al configurar sus frases.
Las pedimos prestadas para presumirlas:
’A pesar de ser tan pollo, tengo más plumas que un gallo y ganas de hacer justicia y darle al pueblo lo que el pueblo necesita’
Esta es una muy breve semblanza de Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes. Personaje estrechamente relacionado con la cultura mexicana, y en general con toda la cultura latinoamericana
Mejor conocido como Cantinflas, nació en la ciudad de México el 12 de agosto de 1911, fue un productor y comediante del cine mexicano. Aún para muchos no ha muerto.
Mario Moreno tuvo una carrera sumamente exitosa, desde carpero –se inició en una carpa, en la colonia Guerrero--, que lo llevó hasta Hollywood.
El legado de Cantinflas que perdura hasta hoy en día, incluye la autoría de frases célebres, que si bien, pueden resultar bastante divertidas también invitan a reflexionar sobre la vida.
’La primera obligación de todo ser humano es ser feliz, la segunda es hacer feliz a los demás.
’Yo amo, tú amas, él ama, nosotros amamos, ustedes aman, ellos aman. Ojalá no fuese conjugación sino realidad
’Algo malo debe tener el trabajo, o los ricos ya lo habrían acaparado
’No que no, chato
’No estoy para que ustedes me digan, ni yo para decírselos
’Lo difícil lo hago de inmediato, en lo imposible me tardo un poco más
’Es que a mí me gustan mucho los animales, ¿ah, sí? por eso usted me cayó muy bien
’Estamos en una era, en la que el hombre, científica y tecnológicamente es un gigante, pero que moralmente es un pigmeo
’Aquel que mete la pata, y reconoce su falta, da prueba de su valor, al reconocer su falta.
’Si se necesita un sacrificio, renuncio a mi parte y agarro la suya
’O actuamos como caballeros, o como lo que somos
’Ahí está el detalle’
Ojalá, muchos intelectuales y otros que presumen serlo, las recuerden. Pero lo más importantes las apliquen bien.
Antes que a ellos se las recuerden.

craveloygalindo@gmail.com




VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor