Ley norteamericana concede calidad de refugiados a grandes grupos


Animados por ello emprendieron el viaje, pero el presidente Trump dijo hoy que anunciará la próxima semana una orden ejecutiva que denegará este tipo de petición; una sospechosa herencia de EPN a AMLO serán miles de centroamericanos agolpados en la frontera norte

| Justo May Correa | Desde enbocaspalabras
Ley norteamericana concede calidad de refugiados a grandes grupos

Temas clave / Agencias Internacionales

Derechos Humanos

Noviembre 01, 2018 17:49 hrs.
Derechos Humanos Internacional › México
Justo May Correa › enbocaspalabras

4,275 vistas


¿Qué es lo que movió a los migrantes centroamericanos a tomar las carreteras para embarcarse por primera vez en grupos grandes hacia la tierra prometida que ven en Estados Unidos?

La respuesta: en una acción planificada se divulgó masivamente la versión de que si los migrantes entran en grupos grandes a suelo estadounidense automáticamente serán reconocidos como refugiados por las leyes del país del norte, lo que no sucedería si lo hicieran individualmente o en grupos reducidos.

Proclives a obedecer ipso facto este tipo de mensajes que prometen sacarles de su secular postración, la oferta prendió instantáneamente entre la gente bombardeada por carteles colgados en redes sociales, profusos en citas bíblicas y llenos de alentadoras perspectivas.

Estos antecedentes nos permiten comprender cómo es que se gestó este fenómeno que antes no había alcanzado tales proporciones, dejando claro que los flujos migratorios compuestos por miles de centroamericanos de El Salvador y Honduras, principalmente, no corresponden a una acción espontánea, sino a un movimiento planificado para hacer hervir las carreteras de caminantes y, próximamente, acumular a suficientes personas en la frontera mexicana con Estados Unidos exigiendo diferentes derechos internacionales que les asisten a los migrantes.

Los preparativos se aceleraron después de las elecciones del 1 de julio que ganó Andrés Manuel López Obrador, un populista ampliamente rechazado por la derecha mexicana. La victoria del hoy presidente electo que tomará posesión en un mes, el 1 de diciembre, coincidió después con una agenda de visitas del subsecretario de Estado para Asuntos Consulares, Carl Risch, a El Salvador, Guatemala y Honduras entre el 23 y el 27 de julio. Los fines del viaje fueron para ’reducir la inmigración ilegal’, anunció el Departamento de Estado.

Luego, el 18 de octubre Carl Risch recibió en Washington a Carlos Joaquín González, gobernador del estado mexicano de Quintana Roo, fronterizo con Guatemala. A principios de octubre se empezó a convocar a la gente a reunirse el día 12 a las 8 de la mañana en la Gran Terminal de San Pedro Sula, como sucedió, para empezar a marchar al día siguiente. Para el día 19 ya estaban en la frontera guatemalteca con México dispuestos a entrar, como lo hicieron en un paso lleno de incidentes con la policía, agentes de migración y aduanas.

En los carteles de diseño profesional se lee: “Autoconvocamos: Caminata del migrante. Nos reuniremos en la gran terminal de San Pedro Sula. 12 de octubre desde las 8 am”. Uno de los principales instigadores de la migración hacia Estados Unidos es el diputado Luis Rolando Redondo Guifarro, junto con Bartolo Fuentes, específicamente señalado por la canciller hondureña María Dolores Agüero de promover desde hace varios años movimientos migratorios irregulares, siempre "bajo engaño y falsas promesas para los connacionales, cuyas manifestaciones circulan a todas luces en las redes sociales".

A la primera caravana siguió otra, llamada “De la dignidad”, desde La Barca, en el norte de Honduras, lugar donde debían reunirse a partir de las 11 de la mañana para partir a Taulabé y de ahí hasta Siguatepeque y Comayagua, para sumarse a nueva concentración que partiría, como sucedió, de la Casa Presidencial, en Tegucigalpa.

Es mejor llegar en grupos grandes que en lo individual o reducidos

El 24 de octubre Luis Rolando Redondo colgó en su Facebook la siguiente arenga que ya venía circulando con gran fuerza:

“Según las leyes de USA si los REFUGIADOS hondureños llegan en masa a tocar suelo estadounidense (serán) declarados como REFUGIADOS por organizaciones internacionales y entran por un puerto de entrada, automáticamente recibirán asilo político, pero sólo si llegan todos juntos como REFUGIADOS.

“Pero si entran mojados por las bandas y no por un puerto de entrada en grupo entonces pierden la calidad de refugiados convirtiéndose en INMIGRANTES normales sin derechos.

“La clave es entrar en la caravana por la aduana norteamericana como refugiados y no como emigrantes, eso dicen las leyes…

“Esto no lo divulgan porque dicen que estimulará más a los que quieren salir de Honduras, por eso Trump le tira la culpa a los demócratas por tener leyes de migración débiles”.

Una nueva caravana salió el 26 de octubre.

Orden ejecutiva impediría el ingreso de estos grandes grupos EEUU

El presidente Donald Trump dijo hoy jueves que anunciará la semana próxima una orden ejecutiva que busca negar la petición de asilo a los migrantes que traten de entrar a Estados Unidos de manera irregular, es decir, por fuera de los puertos de entrada.

La medida sería una respuesta a las caravanas migrantes que viajan desde Centroamérica hacia Estados Unidos que se han convertido en el foco de la atención mediática y política a medida que se acercan las elecciones de término medio, que son el próximo martes 6 de noviembre, día en que Estados Unidos votará para renovar la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. El Partido Republicano de Trump controla ambas cámaras y el presidente necesita refrendar esa hegemonía para empujar su agenda y sacar ventaja para sus aspiraciones releccionistas en 2020.

Una encuesta publicada hace dos semanas por el Pew Research Center solicitó a los posibles votantes que identificaran los problemas más importantes que enfrenta Estados Unidos. Los demócratas dijeron la atención médica, la violencia con armas y la ética en el gobierno. Los republicanos dijeron la inmigración ilegal, y en menor medida la adicción a las drogas, y no mucho más, informó Radio Canadá Internacional.

En qué consiste el asilo y cuál es el proceso

De acuerdo con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés), una persona puede solicitar asilo en el país si ha sido o teme ser perseguido por su raza, religión, nacionalidad, pertenecer a un grupo social particular o por su opinión política.

Existen dos maneras de obtener asilo en Estados Unidos: por medio de un proceso afirmativo o un proceso defensivo, explicó la Voz de los EEUU.

Para el primero, la persona tiene que estar presente físicamente en EE.UU., sin importar cómo llegó al país o cuál sea su estatus de inmigración actual. Se puede solicitar este asilo dentro del año siguiente a la fecha en la que se llegó a EE.UU., a menos que exista una situación excepcional. Este proceso se lleva a cabo con USCIS.

El proceso de asilo defensivo ocurre cuando una persona solicita asilo como una defensa para no ser deportado de EE.UU. Para ello, la persona tiene que estar ya en un proceso de traslado en una corte de inmigración.

Las personas llegan a este tipo de petición de asilo por varios caminos. El primero, es si son remitidos a USCIS por una corte de inmigración después de que su proceso de petición de asilo afirmativo fue rechazado.

El segundo, es si fueron detenidos por las autoridades migratorias dentro de EE.UU. o de un puerto de entrada sin los documentos legales necesarios o en violación de su estatus migratorio.

El último es si fueron detenidos por Protección de Frontera y Aduanas tratando de ingresar a Estados Unidos sin la documentación apropiada y fueron referidos a un proceso de deportación y en él, un oficial de asilo determinó que tenían un temor creíble de persecución o tortura en su lugar de origen.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor