Postigo

Los buitres están de luto

José García Sánchez

Los buitres están de luto

Temas clave / Columnas Columnas

Política

Diciembre 27, 2018 19:44 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
José García Sánchez › diarioalmomento.com

3,656 vistas

Los enemigos más peligrosos del PAN están en sus filas, y lo peor es que ellos no lo saben. La inexperiencia de sus líderes, la ignorancia de la historiad de su instituto político y la inmadurez personal de quienes encabezan este partido lo está desapareciendo.


Las declaraciones de los panistas sobre los últimos acontecimientos los hacen cada día más vulnerables ante la población que los percibe como entes que están muy alejados de la realidad y muy cercanos a los intereses de unos cuantos.


La derrota en Monterrey coloca al PAN definitivamente, en un lugar poco envidiable en las preferencias electorales y a pesar de ellos insisten en el triunfo, con actitudes que en otros tiempos criticaron de sus contrincantes.


Se sabía que las elecciones en Monterrey serían definitivas para ubicar la importancia del PAN en las preferencias de los mexicanos. Perdió, pero dicen que ganaron.


Por otra parte, la muerte accidental. La muerte de cualquier miembro de la política en cualquier país del mundo es un acto violento por sí misma, aunque sea por accidente.


Sin embargo, en nuestro país se nos intentó acostumbrar, durante muchos años, a ver política y violencia como dos eslabones de la misma cadena que aprisiona a los mexicanos. La muerte prematura e inesperada de los políticos forma una larga lista, cuyo origen no siempre fue explicado satisfactoriamente.


La muerte por agresión es la última etapa de la violencia que debe estar muy alejada de la práctica política, sobre todo en una democracia. En este y otros caos, las dudas prevalecen ante las certezas.


Lo sucedido en Puebla, vuelve a provocar reacciones desesperadas que arrojan absurdos en las declaraciones de los panistas como la de Marko Cortés al decir:’Nosotros lo que pedimos es que esto se mantenga, se respete en una cortesía política y en una costumbre y tradición política de que cuando se ocupa nombrar un alcalde interino o un gobernador interino siempre se respeta el partido que estaba gobernando’.

La tradición nunca ha prevalecido ante la ley, de otra manera todavía estaríamos realizando sacrificios humanos. Es por demás sintomática la declaración de líder de un partido que apenas rebasó la diferencia de votos en la gubernatura del Estado de Puebla, lugar al que hace referencia.


El ex gobernador panista Antonio Gali, ya había expresado públicamente que el mejor regalo que se le hiciera a la gobernadora Martha Ericka Alonso sea que ganara el PAN de nuevo.


En Puebla hay ocho fuerzas políticas, los últimos resultados electorales de la entidad arrojaron más dudas que certezas, de tal manera que las declaraciones de los panistas no sólo muestran un chantaje telenovelero muy dañino también violan la Constitución del estado.


Las limitaciones del líder nacional del PAN lo colocan en una ingenuidad que raya en una campaña de proselitismo adelantada. Los homenajes que organiza ese partido y que se repetirán en varios lugares de Puebla y la Ciudad de México, serán el terreno propicio para sembrar dudas sobre los resultados el peritaje de la caída de la aeronave y para pugnar por la victoria del PAN en las próximas elecciones.


Los panistas ven en la lamentable muerte de dos panistas la mejor causa para rescatar el espacio perdido, tanto a nivel electoral como a nivel social. La imaginación no les alcanza para tratar de abarcar todo lo posible y capitalizar unas muertes que nunca debieron suceder.


Ahora, la impericia de sus dirigentes y la ambición de sus funcionarios echan a andar una maquinaria que debe dejar en el luto la tristeza personal e iniciar en el trabajo social y respetuoso, el proselitismo.





Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor