1

877 vistas

Junio 27, 2019 10:55 hrs.

Sócrates A. Campos Lemus › diarioalmomento.com

Política Nacional › México Ciudad de México


MUCHA INFORMACIÓN TAMBIÉN ES DESINFORMACIÓN. La realidad es imposible ocultarla, seguramente los políticos en el poder del signo ideológico o partidista que sean, buscan ’calamar’ a la población en ocasiones ocultando las cifras de una realidad impactante y horrorizarte o buscan, al final de cuentas, hablar menos y hacer más para resolver los complicados problemas de la inseguridad, los cuales tienen muchas aristas, una cosa son los robos callejeros, los asaltos de personas por parte de delincuentes que aprovechan los descuidos, la soledad o la incapacidad de defensa del asaltado y otra cosa son las acciones del crimen organizado de los grupos mafiosos que cuentan con tecnología, armamento y servicios de inteligencia y, sobre todo, complicidades con las autoridades que les dan protección y las complicidades con los grupos del poder económico en los empresarios, banqueros y especuladores financieros y las relaciones internacionales para comprar con seguridad las drogas y los canales de distribución que abarcan la estructura de varios países, esos incrustados con la delincuencia organizada que está incrustada en el mismo nivel del poder político del país, así, hay ocasiones en que dan ’ternura’ con su inocencia los actuales miembros del poder que piensan que dando treguas y llamando a la civilidad se termina la violencia, sin reconocer que la naturaleza de esos grupos están en las grandes utilidades que les dan juego y poder y que, ellos, tienen un ’negocio’, no una causa social, y los negocios son para ganar dinero no para dejar las oportunidades de hacerlo.

Los llamados a realizar una renovación moral en la sociedad es clave dentro de un proceso educativo, muchos lo ven como una forma de formar ideológicamente a las nuevas generaciones de ’chairos’ y, otros, lo ven como el paso a los niveles de dictadura blanda que se mantenían con gobierno anteriores de corte populista, el caso es que cuando uno tiene en la estructura del poder gentes de diferentes ideologías e intereses, las cosas se van complicando, porque no hay forma de conciliar las visiones del cambio, usted no puede garantizar que un súper rico, hoy perdonado y convertido en consejero del poder, piense, de golpe y porrazo, como un hombre de izquierda nacionalista y socialmente responsable, no, los ricos no apuestan, invierten en los gobierno con el fin de ganar y ganar, no para hacer obras sociales, esas cosas las hacen por medio de las fundaciones que además tienen la virtud, para ellos, de ser escaparates y los canales para deducir impuestos, y así hacen obras sociales con el dinero que nos pertenece a todos por ello, no se entienden muchas acciones en la realidad política del país.

Como el dinero no tiene ni fronteras, ni patria ni moral es lógico que los banqueros y los financieros con algunos empresario de gran nivel, hacen las labores de ’lavadores’ de las utilidades del narcotráfico o de la delincuencia organizada porque ellos, necesitan dinero para operar y estos fondos les dan oportunidad de crecer en su influencia y poder, por esa razón, cuando escuchamos que los grandes mafiosos tienen fortunas calculadas en miles de millones de dólares y cuando mueren o los detienen, no hay forma de detectar donde se encuentran esas riquezas y es que, esas, se manejan por medio de bancos o de casas de bolsa y de cambio, operadas como si fueran de los grandes empresarios de los cuales no se podría dudar de que tienen recursos y no se hacen extraños las operaciones de cientos de millones de pesos o dólares y, lo curioso es que, los mafiosos, han confiado en ellos y en los políticos que les han protegido, y cuando mueren o son detenidos, nadie conoce los destinos de esos recursos que, en la realidad, van a parar a los bolsillos de los políticos, empresarios y banqueros que operaron esos fondos y se olvidan de que existen, así, hemos visto crecer a muchos financieros y empresarios que de pronto, en cuestión de años, alcanzan fortunas enormes que compiten en los mercados internacionales y se operan en la especulación financiera y hasta en los fondos políticos con los que apoyan a partidos y políticos para garantiza la protección de sus operaciones y la impunidad de sus transacciones.

Cuando sabemos que un gobernador ha saqueado cientos de millones de pesos con sus cómplices, entendemos que no se esconden esos recursos en las cajas fuertes clandestinas que las hay, sino que las operan los banqueros y los especuladores financieros y garantizan que esos recursos estén disponibles para lo que ellos vayan necesitando o operan como fondos de inversión que les dan la garantía de tomar utilidades de vez en cuando, con las que se mantienen en el juego del poder, porque político pobre no podrá establecer una corriente política que les garantice el estar presentes en la vida ’nacional’, así, siguen presidentes y gobernadores, funcionarios y políticos con grandes recursos, y nadie se explica cómo viven si supuestamente ya no reciben ni la pensión, pero ellos viajan, viejan y siguen bailando suavecito o dando de qué hablar en los escándalos en su vida personal, por esa razón operan con los medios de comunicación para evitar que los escándalos se conozcan tal como son, para que no se hagan más olas, porque en su experiencia política saben que en el país, no se castiga el delito, se persigue y castigan los escándalo, delitos sin escándalo, están bien resguardados y no provocan ninguna indignación ni demanda de investigación, por ello, vemos que los políticos, empresarios, especuladores exfuncionarios y banqueros, por medio de la ’publicidad’ y los recursos que filtran a los medios, garantizan la impunidad y los escándalos en un perfil bajo, se habla de ellos, se generan filtraciones que solamente tienen el objetivo de crear varias carreteras que no conducen a la verdad y así, la gente ve que los robos y los enriquecimientos de cualquier político o funcionario son ’normales’ y dejan las cosas por la paz, con el pretexto de que nada ganamos y podemos perder mucha tranquilidad cuando nos embisten los corruptos con su fuerza política y económica, así es como vemos que muchos tiemblan ,cuando Emilio Lozoya, por medio de su abogado comenzara a dar datos ciertos y canales del gran saqueo realizado en PEMEX donde, supuestamente, solo cumplía instrucciones del presidente y de Luis Videgaray ,y no acepta que lo conviertan en un chivo expiatorio, por ello, decimos que muchos políticos, empresarios, banqueros y ex funcionarios deben andar zurrados, porque al destapar la cloaca no solamente apestará el ambiente y manchará las ropas de muchos riquillos en el poder…

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor