1

557 vistas

Enero 06, 2020 13:14 hrs.

Arturo Zárate Vite › diarioalmomento.com

Política Nacional › México Ciudad de México


Cuando China empezó a invadir el mercado del mundo con sus productos, eran adquiridos pero había desconfianza sobre su calidad. Incluso, muchos daban por hecho que serían de poca duración, porque consideraban que eran una mala copia de la mercancía original.
Después China empezó a mejorar e igualar calidad y por lo mismo las sociedades cambiaron su percepción. Compraban con más confianza lo que traía la etiqueta de hecho en el país asiático.
Sin embargo, los chinos no se conformaron con equiparar o igualar la calidad de las grandes marcas, superaron a más de una y eso explica que ahora estén al tu por tu con las principales naciones exportadoras. China tiene crecimiento económico envidiable y decidido a terminar con su problema de pobreza en este 2020.
Hago esta introducción para contarte una historia sobre los trolebuses de Doña Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, que acaban de ser adquiridos (63) para circular en la avenida Eje Central Lázaro Cárdenas. Son de manufactura China.
Resultado de intercambio periodístico, firmado por el Club Primera Plana de México y la Asociación de Periodistas Chinos, que agrupa a más de un millón de colegas, hubo oportunidad de visitar la fábrica Yutong, en la provincia de Henan, donde se hacen autobuses y trolebuses. La principal fábrica de este tipo de unidades en el país del presidente Xi Jinping.
Abastece a más de 380 ciudades, en cinco continentes, en América, África, Europa, Asia y Oceanía. O sea que México no es el primer país que le compra transporte eléctrico, no contaminante.
También son clientes de los chinos, Francia, Rusia, Singapur, Israel, Emiratos Árabes Unidos, Chile, Uruguay, Venezuela, Ecuador, Colombia, República Dominicana, Cuba, entre otros.
Hay que destacar que China, con esta clase de unidades, está venciendo los índices de contaminación en sus ciudades.
En la fábrica hubo oportunidad de ver el proceso de producción de principio a fin, desde el armado del chasís, instalación de motores y llantas, colocación de asientos y pintado, hasta pasar por áreas en las que no está permitido tomar fotos y mucho menos videos, por ser estratégicas. Observar las pruebas a que son sometidas cada una de las unidades.
Hubo recorrido completo por la planta; para cerrar y para atender cualquier pregunta o duda, la explicación en sala de conferencias.
Es evidente que China quiere crecer como productor de autobuses y trolebuses. Y para crecer no puede haber mejor fórmula que fabricar unidades de calidad, que dejen satisfecho al cliente.
Los mexicanos, quienes habitan en la Ciudad de México, por lo pronto, quienes tienen que utilizar trasporte público por el Eje Central Lázaro Cárdenas, podrán probar y evaluar los primeros 63 trolebuses que acaba de comprar el gobierno de Claudia Sheinbaum a la empresa Yutong.
Vite10@hotmail.com
@zarateaz1

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor