1

1,634 vistas

Junio 07, 2019 19:38 hrs.

Froilan Bravo › elserenonoticiero

Medio ambiente Estados › México Estado de México


Ante los diputados Max Correa Hernández (morena) y María de Lourdes Garay Casillas (PES), presidentes de las comisiones de Protección Civil y de Protección Ambiental y Cambio Climático, respectivamente, los ponentes compartieron experiencias y conocimientos sobre alternativas para el manejo de residuos sólidos, así como la situación en la que se encuentra México en esta materia.
En su ponencia ‘Los tipos de residuos y su manejo inadecuado, problemas que generan en los municipios’, Carlos Álvarez Flores, presidente de la asociación civil México, Comunicación y Ambiente, responsabilizó a los alcaldes de los daños al medio ambiente por el mal manejo y disposición final de los residuos, ya que contaminan, a nivel nacional, más de 30 mil hectáreas de suelo y 200 cuerpos de agua, emiten 100 millones de toneladas de dióxido de carbono y no aprovechan 19 millones toneladas de basura orgánica para convertirla en energía eléctrica.

Al señalar que en sus 30 años de lucha social para el correcto manejo de residuos no había conocido que legisladores se interesaran en el tema, Carlos Álvarez elogió la iniciativa del diputado Max Correa de capacitar a los servidores públicos municipales, aunque lamentó la ausencia de los alcaldes, quienes, afirmó, evaden su responsabilidad sobre la disposición final de los residuos y la correcta aplicación de los planes de desarrollo urbano, por lo que pidió que los gobernadores los hagan cumplir la ley.

Además, con base en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, mostró la composición de los costos totales por agotamiento y degradación ambiental en 2017, la cual asciende a 947 mil 662 millones pesos; de manera particular, la derivada del mal manejo de los residuos sólidos fue de 70 mil 970 millones de pesos, cantidad que para el ponente demuestra los resultados de la inadecuada gestión de los alcaldes en este rubro.

Después de compartir que, de acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, hay mil 643 tiraderos a cielo abierto en el país, lamentó que aún no se aplique la Norma Oficial Mexicana para la composta, con lo cual se podría contribuir a la reducción de emisiones de dióxido de carbono.

Carlos Álvarez subrayó que el principal problema ambiental de México es la contaminación atmosférica y cuestionó los resultados de las quemas controladas en suelos agrícolas por ser parte de una campaña de Estados Unidos de América contra la composta, por lo que anunció que desde la iniciativa privada se buscará impedir esta práctica, situación que, dijo, se puede lograr con la entrada de la Cuarta Transformación de la vida pública del país, con morena y con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

’La ciencia está al servicio del capital y no enfocada a cuidar la salud ni el planeta; todo el circuito oficial corrupto y científico del mundo están enfocados en desarrollar petróleo y no aceptan que estamos envenenados con él’, expuso Carlos Álvarez al criticar la producción de plástico, ya que según datos de la ONU tan solo en 2016 se fabricaron en el mundo 460 mil millones de botellas de plástico de un solo uso, por lo que invitó al diputado a propiciar la prohibición estos materiales en la entidad desde el Congreso local.

Recordó que la ONU ha informado que 90% del agua embotellada y 83% del agua municipal o de grifo están contaminadas por microplásticos, además de que solo 20% de las botellas de plástico son reciclables debido a su estructura molecular.

México rezagado en la investigación sobre manejo de residuos

México rezagado en la investigación sobre manejo de residuos

Por otro lado, en su ponencia titulada ‘La importancia del estudio de los residuos sólidos urbanos’, Alfredo Alegría, presidente de Centro de Investigación sobre Biodigestión Anaerobia, Residuos Urbanos, Agua y Composta (CIBRUC), lamentó la poca investigación enfocada al manejo de residuos sólidos en México, aun cuando en otros países se desarrollan trabajos al respecto desde la gestación de la Agenda 21 en la Conferencia Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, organizada por la ONU en Río de Janeiro, Brasil, en 1992, que tuvo por objeto apoyar iniciativas para construir un modelo de desarrollo sostenible para el siglo XXI.

Explicó que la gestión integral óptima de residuos sólidos implica maximizar su reutilización y reciclado; usar tecnologías de eliminación (con rellenos diferentes y recuperación de energía); ampliar los alcances de la investigación; reforzar la innovación tecnológica y de reciclado; aplicar abono orgánico y apostar por la recuperación de energía, así como educar a la ciudadanía y servidores públicos sobre la problemática que implica el mal manejo de residuos.

Reconoció a la fracción parlamentaria de morena, y en particular al diputado Max Correa (morena), por la iniciativa de realizar la capacitación en el Congreso del Estado de México y ser la punta de lanza en un tema tan importante; además de que pidió a los servidores públicos de otras entidades presionar a sus legisladores locales para replicar el ejercicio de educar a los municipios y ellos, a su vez, a la población.

Economía circular, repensar la forma de producir y consumir

Economía circular, repensar la forma de producir y consumir

En tanto, el biólogo Noé Náñez González, director en Estrategias Competitivas Basadas en la Sustentabilidad (Ecosustentabilidad), habló de la economía circular, un sistema de aprovechamiento de recursos donde prima la reducción de los elementos: minimizar la producción a lo indispensable, hacer uso del producto cuando sea necesario y apostar por la reutilización de los elementos que por sus propiedades no pueden volver al medio ambiente.

El especialista en estudios medioambientales advirtió que si no detenemos pronto el daño que el ser humano está provocando a la naturaleza, este será irreversible, y apuntó que existe una gran cantidad de alternativas que están poniendo en la mesa de debate un sinfín de organismos para repensar la manera en la que producimos, vendemos y consumimos.

En este sentido, señaló que la economía circular no solo plantea reciclar, reducir y reutilizar, sino también innovar y transformar, en otras palabras, regenerar. Así, la economía circular se plantea como una medida más revolucionaria y transformadora, que lleva a las empresas al ahorro de recursos, al mismo tiempo que al consumidor a un cambio en sus hábitos de compra.

México, particularmente vulnerable al cambio climático

México, particularmente vulnerable al cambio climático

Marco Antonio Heredia, coordinador general de Cambio Climático para la Evaluación de las Políticas de Mitigación y Adaptación del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), indicó en su presentación que jamás se había dado una concentración tan alta de dióxido de carbono y que actualmente el planeta tiene una afectación atmosférica que no se tenía en los últimos 800 mil años.

Recordó que México es particularmente vulnerable al cambio climático por estar en una zona neotropical y en la ruta de los huracanes, de ahí que sufra afectaciones más intensas de los fenómenos meteorológicos, por lo que subrayó que es necesario hacer una constante vinculación del manejo de residuos sólidos y cambio climático para la implementación de las políticas públicas.

Destacó que las acciones deben ir encaminadas a la reducción de emisiones de dióxido de carbono y a fortalecer la capacidad de adaptación de habilidades para enfrentar mejor las variaciones climáticas, por lo que recordó que la participación de los estados y municipios debe ser fundamental para implementar programas desde ahora, ya que después resultará más caro.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor