¡Qué conste... son reflexiones!

Manipulación y comunicación

Sócrates A. Campos Lemus

Manipulación y comunicación

Temas clave / Opinión

Política

Agosto 02, 2018 14:26 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Sócrates A. Campos Lemus › diarioalmomento.com

3,837 vistas

Durante la guerra de Viet Nam provocada por los Estados Unidos se realizaban asesinatos de lesa humanidad en contra de la población civil, se utilizaba el napalm para incendiar aldeas con todo y habitantes y así, a pesar del gran armamento norteamericano los soldados gringos no veían nada a su favor, entre más asesinaban, más respondían los vietnamitas en liberar su tierra y su pueblo, y luchaban con armas improvisadas, incluso haciendo trampas con abejas o poniendo animales venenosos en los transportes de tropas y así, los vietnamitas resistían y, en los Estados Unidos se mentía de sol a sol, se hablaba utilizando a todos los medios de comunicación de que ellos venían ganando la guerra contra los comunistas y en esos medios se mostraban historias tan cursis como indignantes, y el asunto es que cada día en los aeropuertos de Estados Unidos llegaban más y más cajas con soldados murtos en batallas y, en las universidades norteamericanas se iniciaban las protestas en contra de la guerra y del reclutamiento forzoso de tal suerte que el gobierno utilizaba más y más las mentiras repetidas en los medios de comunicación y la gente le fue perdiendo la confianza a los medios de comunicación y así se fueron dando las cosas hasta llegar al escándalo de Nixon, donde los mismos medios mostraban las mentira y los escándalos de espionaje provocados desde el poder presidencial y se comenzó a rescatar el valor y la credibilidad en los medios de comunicación en los Estados Unidos.

En México, cuando inicia el conflicto estudiantil de 1968 hay que reconocer que este se incendia cuando los granaderos y las policías ordenadas por el regente de la capital y con la anuencia del presidente de la República en el ensayo de una guerra preventiva utilizada por la CIA para provocar conflictos y que se mostraran antes los dirigentes, antes de su organización para eliminarles, se acelera el conflicto estudiantil y los medios de comunicación estaban totalmente controlados de tal suerte que la radio y la televisión no hablaban del tema ni dejaban que se hablara del conflicto, a menos que se culpara de la crisis a los estudiantes y a los ’conspiradores comunistas’ que los manipulaban, decían, y en los medios escritos no sacaban notas donde se escuchara la voz de los jóvenes sino las notas que les filtraban desde la presidencia de la república ya que todos los medios de comunicación eran contralados por medio de los enormes adeudos que tenían con la importadora de papel que era la forma en que el gobierno controlaba a los medios y les daba sus dineros a los dueños y así, mientras las manifestaciones mostraban el enojo y la organización de los jóvenes con sus reclamos en los seis puntos del pliego petitorio, los medios de comunicación solamente eran usados para culpar a los agitadores comunistas y aparentar acciones de violencia de parte de los estudiantes, cuando las acciones violentas eran provocadas por las policías y las fuerzas especiales del gobierno, así, cuando en el mismo CNH se determinó publicar algún desplegado pagado con los recursos que los jóvenes juntaban en las colectas, nos dimos cuenta que la orden del gobierno era el de no publicarnos nada y hacer un vació en la información, de ahí salieron las ideas de los volantes y de las brigadas de información que con jóvenes de varias escuelas recorrían centros de trabajo y mercados para informar lo que venía sucediendo y se impulsó el manejo de las pintas, y los jóvenes de barrios que eran más aguerridos que los mismos estudiantes y que simpatizaban con el movimiento salieron a tomar camiones para que en ellos se pintaran las consignas o los acuerdos de manifestación o reunión, y así, cuando en las marchas multitudinarias que se dirigían al Zócalo cruzábamos por Bucareli y Reforma comenzó a tomar conciencia el grito de PRENSA VENDIDA y de ahí, muchos columnistas y reporteros que conocían la realidad de lo que acontecía comenzaron a rebelarse y fue en el EXCELSIOR, dirigido por Julio Scherer ,que se comenzó a escribir la realidad de lo que acontecía y se comenzaron publicar los desplegados aprobados por el CNH.

Al paso del tiempo, en alguna ocasión, platicando un poco con varios periodistas llegamos a la conclusión que el movimiento en vez de recular por la acción de la prensa vendida se fue fortaleciendo, porque en ese tiempo la gente pedía los volantes o acudía a las marchas y mítines para saben que sucedía y los padres comenzaron a platicar con sus hijos y las familias ya no se dejaban engañar por la manipulación de la prensa de tal suerte que, los medios de comunicación, al perder su credibilidad se fueron a pique y tuvieron que comenzar a abrir espacios para mostrarse más plurales y menos oficialistas, pero el dinero, dicen, es cabrón, y siguen en ese esquema subsistiendo gracias a la publicidad oficial que lleva el control del comentario y es la forma de mantener un control de parte del gobierno para con los medios de comunicación y así, en este proceso de cambios, los medios, a pesar de que decían cosas en contra de AMLO no pudieron contrarrestar la fuerza y la confianza popular en su favor y no pudieron bajar el encabronamiento ni la desconfianza contra el gobierno y los políticos y sus partidos, de ahí que los otros mecanismos de comunicación alternativa fueron vitales para el triunfo y el cambio que hoy se lleva, pero por desgracia, ahora, se ve, cuando menos, que hay una embestida contra los medios y esto afecta a miles de trabajadores de esos medios que sufrirán el enojo de muchos políticos que llegarán al poder, y no se dan cuenta que una cosa son los dueños que se dejaron convencer por los dineros del poder y otra, ajena a estos, son los trabajadores que venden su fuerza y talento, no su conciencia, así que ojalá AMLO, no juegue con los mismos dados que el actual gobierno y solamente consienta a sus medios y obligue a cerrar a otros con la chinga que sufrirán los trabajadores de esos medios, cuando no tienen culpa de las transas y los chayotes que se jugaron en este proceso…En el 68 la cerrazón de la comunicación por el control gubernamental abrió la comunicación social y ganamos, quieran o no…

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor