1

1,625 vistas

Mayo 10, 2019 08:53 hrs.

Carla Martell › diarioalmomento.com

Medio ambiente Nacional › México Ciudad de México


Plástico, plástico, plástico y más plástico, pareciera que las personas necesitan de este material para sobrevivir, casi como el aire, el agua o el alimento; ignorando que sin el debido procedimiento al desechar este elemento existe la posibilidad de que su paradero sea en reservas naturales, el sistema de alcantarillas o simplemente en lagos, ríos o mares.

Según la revista Science Magazine si en 2050 no se le pone un alto a la producción de plástico habrá cerca de 12 mil millones de toneladas esparcidas en los distintos ecosistemas de nuestro planeta. Expertos en la materia aseguran que es vital que todos aprendamos a aplicar las 3 r; reducir, reutilizar y reciclar.

El reducir consiste en tratar de ocupar lo menos posible de objetos contaminantes o plásticos, ya que en especial estos últimos pueden tardar hasta 1 000 años en degradarse, afectando las distintas formas de vida del planeta; al reutilizar evitarás seguir consumiendo y produciendo desechos, ya que le darás más de un uso a las cosas antes de convertirlas en basura y al reciclar aprenderás a consumir productos que te den la opción de ser reciclados, o a saber dónde depositar artículos que se tendrán este proceso.

México y su papel como país responsable por sus desechos

En México, empresas y asociaciones ya han iniciado la lucha por el planeta implementando programas y proyectos que buscan crear conciencia pública sobre la importancia del cuidado del medio ambiente.

Jorge Treviño Agruadu, director general de la asociación ambiental ECOCE, indicó que en 2017 el país alcanzó un nivel de reciclaje del 58%; lo que representa un avance exponencial en comparación con 2015, cuando de las 800 000 toneladas, sólo de PET, que se producían en México se lograba reciclar el 15%.

Treviño Agruadu afirmó que ’las empresas durante los últimos años invirtieron entre 350 y 400 millones de dólares para construir infraestructura para reciclar plástico’. Y como ejemplo está Coca-Cola, ya que en 2012 destinó 100 millones de dólares para comprar PetStar, que en conjunto con ECOCE, actualmente logra reunir a 24 000 pepenadores y recolectores que contribuyen a esta enorme iniciativa llamada reciclaje.

Entre otros de los movimientos que buscan que el reciclaje se convierta en una forma de vida para todas las personas está Bio Box, empresa 100% mexicana que quiere fomentar e incentivar en las personas la cultura del reciclaje. Bio Box coloca máquinas en súper mercados y centros comerciales a las que acuden las personas para depositar PET, tapas de botellas o diversos artículos de plástico, con el fin de obtener una ganancia en puntos PayBack, los que pueden ser acumular y canjear en la compra de casi cualquier artículo.

Otro caso más, reconocido en los últimos días, es el del estado de Jalisco, ya que a partir del 2020 impondrá multas por el uso de artículos como bolsas de plástico, envases de unicel, botellas de plástico y envolturas de comida chatarra a las empresas que no sustituyan sus empaques por biodegradables. Juan José Cuevas, regidor de Puerto Vallarte y una de las principales voces de esta iniciativa, argumentó que los plásticos afectan principalmente ríos y playas… los atractivos más importantes para el estado.

Sin embargo, aunque empresas, campañas y movimientos sumen esfuerzos titánicos por fomentar la cultura del reciclado en México si las personas no lo entienden y lo aplican esta iniciativa siempre se verá entorpecida. Recientemente, Sandra Leticia Guzmán Luna, directora general de Políticas para el Cambio Climático de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), subrayó que hay una ’deuda en materia de educación ambiental’, ya que en los mexicanos tienen un consumo desmedido de plásticos.

Te puede interesar: Educación ambiental, rezagada en la sociedad

@yoinfluyo
redaccion@yoinfluyo.com

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor