1

1,809 vistas

Junio 01, 2019 10:33 hrs.

Hernando Rocha › espacioweb

Economía Internacional › Colombia


Una guerra comercial que cada vez toma más vuelo y hace que los mercados internacionales padezcan por su intensificación y se muevan dentro de un ambiente de incertidumbre, ello producto de no saber hasta donde llegará esta confrontación económica y mejor por no conocer, ni al menos vislumbrar, hasta cuando durará o irá.

Por ahora no se hay programadas nuevas negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos, ronda que terminó en un punto de estancamiento el 10 de mayo.

En esta guerra comercial aparecen denuncias –con sustento o sin él- como las que han que realiza el presidente de Estados Unidos , quien ha acusado en reiteradas ocasiones a China de romper un acuerdo para cerrar su disputa comercial al renegar de compromisos alcanzados durante meses de negociaciones.

El gobierno chino por su lado, no se ha quedado cayado y señala que el responsable de lo que esta ocurriendo es Estados Unidos, el cual en forma unilateral ha tomado medidas en contra de empresas de ese país asiático como Huawei.

El portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Lu Kang, expresó su esperanza de que Estados Unidos decida volver a la mesa de negociaciones y con ello tratar de encontrar una salida y ponerle fin a esta guerra comercial, llamado al cual Estados Unidos no ha producido respuesta alguna.

Mientras que a los mercados bursátiles les aguarda un lunes lleno de incertidumbres y expectativas por las consecuencias que tendrá la intensificación de la guerra comercial que desde este sábado se registra y que fue desatada por Estados Unidos en contra de China, país que no se ha quedado atrás y ha respondido con decisión y carácter a la intensión estadounidense.

Lo cierto es que la incertidumbre que existe dentro de los mercados bursátiles no se ha podido medir hasta ahora en su totalidad por cuanto esa intensificación de la guerra comercial comenzó a regir una vez que las principales bolsas del mundo ya habían cerrado sus operaciones, aunque se prevé que con la proximidad de la vigencia de aranceles muchos más altos, los encargados de dichos mercados habrían tomado algunas medidas y acciones preventivas frente a lo que se les avecina.

El aumento de las tasas de arancel decretado por el presidente estadounidense Donald Trump afecta a una amplia gama de bienes de consumo y algunos productos procedentes de China, incluidos routers de Internet, aspiradoras o los productos de iluminación, entre otros.

Y China no se quedó quieta o atemorizada y por el contrario respondió con una medida de recaudo de aranceles adicionales a productos norteamericanos. Para ello elaboró lo que se denomina como ’lista negra’ fue publicada el pasado 13 de mayo y comenzó a ser aplicada desde la medianoche de Pekín, al mediodía de Colombia.

La oficina del Representante Comercial de Estados Unidos estableció el 1 de junio como fecha tope de uso de la anterior tasa arancelaria. Ese aumento aduanero incluye a un amplio número de bienes de consumo e intermedios provenientes de China, incluyendo módem y enrutadores para internet, muebles, electrodomésticos y productos de iluminación.

Previamente el sábado, China comenzó a aplicar medidas arancelarias de respuesta sobre parte de una lista de bienes de Estados Unidos valorados en 60.000 millones de dólares.

Los aranceles chinos aplican una tasa adicional de 20% ó 25% sobre más de la mitad de los 5.140 productos estadounidenses identificados en la lista.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor