1

6,795 vistas

Septiembre 05, 2019 08:45 hrs.

Redacción Contrapapel › Contrapapel.mx

Policiaca Municipios › México Estado de México / Texcoco


Mujeres policías de Texcoco presuntamente golpearon, agredieron y lesionaron a una mujer en las inmediaciones de las oficinas de la Dirección de Seguridad Pública derivado de un percance vehicular.

De acuerdo con Leslie Marlene Reyes Correa los hechos ocurrieron la tarde del pasado 30 de agosto alrededor de las 17:00 horas cuando circulaba por calles del municipio y un taxi chocó contra su vehículo.

Tras el percance vehicular, el taxista asumió su responsabilidad por lo que el chófer le indicó que su seguro se haría cargó del golpe.

Momentos después, una patrulla preventiva se acercó para brindarles apoyo, esperando que personal de vialidad llegará al lugar, sin embargo, tras varias horas de espera los elementos de vialidad nunca llegaron.

Durante este tiempo se presentó un ajustador al lugar y fue cuando cambió por completo la versión de los hecho, explicó la denunciante.

Por lo que indicaron que la mujer había tenido la culpa del percance, "Me exigieron cubrir los daños de su vehículo o que cada quien se fuera con su golpe, a lo que no accedi".

Al no llegar a ningún acuerdo, los policías indicaron a los conductores que debían ir con el oficial conciliador, llegando con la conciliadora Guadalupe Ramírez Peña, quien les pidió llegar a un acuerdo cosa que tampoco sucedió.

Tras no llegar a un acuerdo, la oficial conciliadora le exigió a Leslie Marelen que proporcionará las llaves de su vehiculo y que pagaría una grua que trasladaría al mismo al corralón, por lo que la afectada otra vez se negó.

Enseguida le advirtió que debía solicitar la grúa ya que era parte del procedimiento de operación, "la juez comenzó a salirse de sus casillas y en tono prepotente me dijo que quisiera o no iba a firmar el documento de autorización de arraste de mi vehiculo" indicó Leslie.

"Seguí sin aceptar, mis familiares estaban conmigo buscan una opcion más económica para el servio de grúa, cuando llegó la grúa destinada por la Juez quien se acerco y me dijo que no era un capricho, que mi auto se lo llevaría la grúa que ella dijera, quisiera o no y dando ordenes al oficial de que se llevaran mi carro e indicando que si yo me oponía el ya sabia que hacer".

Por lo que el oficial indicó a la afectada que "Haz caso a lo que te dice la licenciada, sino me pedirá que traiga elementos para que te arresten y no son muy cordiales que digamos, no hagas que la lic. me mande traer elementos mujeres, yo se lo que te digo por favor obedece la orden".

Fue en este momento cuando la mujer le dijo al oficial que no podía pagar la grúa, (entre 5 y 8 mil pesos) que de ser necesario y si no se estaban violando sus derechos aceptaba ser arrestada si así lo indicaba el reglamento y si la juez lo había dictaminado, poniéndose a disposiciòn del oficial sin oponer resistencia, explicó la víctima del abuso policíaco.

Posteriormente, llegaron al lugar al menos 8 mujeres pertenecientes a la policía municipal, y tras negarse a que la grúa se llevara su vehiculo, Leslie Reyes fue sometida del cuello, manos y pies por dichos elementos.

"Ejercieron una fuerza brutal, golpeándome con sus manos, radios y dando patadas en todo mi cuerpo, sentía que me pellizcaban y fue tal la fuerza en mi cuello que perdí el conocimiento debido a la llave que me aplicaron, me desmaye por asfixia" refirió la victima.

Por lo que al quedar tirada en la calle, las mujeres policías arrastraron a Leslie y la cargaron para ingresarla a la instalaciones de la policía municipal.

Momentos después , "al sentir golpes y escuchar palabras ofensivas y humillantes empecé a retomar la consciencia, aun mareada y al abrir los ojos noté que me encontraba en medio del patio de la central de policía municipal, completamente mojada y con la blusa arriba dejando ver mi brassiere que no cubría por completo mis pechos, y con el pantalón a la mitad de la cadera, mis brazos amarrados a la cabeza con mi propia chamarra".

Por lo que cerca de la 1:15 a.m., las oficiales que rodeaban a Leslie continuaron burlándose de ella y la levantaron a golpes para ingresarla a las galeras, no sin antes haberla dejado inconsciente durante cerca de 45 minutos.

La denunciante indicó que al ingresar a los separos estaba presente la oficial conciliadora Guadalupe Ramírez Peña, en donde le quitaron sus pertenencias y credenciales, mismas que fueron retenidas hasta el día 2 de septiembre.

Además, estando en las galeras, la hermana de la afectada pidió verla para asegurarse que estaba bien, por lo que la dejaron ingresar y al ver las condiciones en que se encontraba Leslie intentó sacar su celular y grabar a su hermana, pero una oficial se abalanzó sobre ella, la golpearon, mientras que un policía (hombre) la tomo de los pechos, la arrastraron por el pasillo y con groserías le dijeron que no podía grabar y que se saliera.

Tras pagar una multa de 800 pesos fue puesta en libertad supuestamente por ’desacatar la orden de que una grúa se llevará su auto’ cuando el vehículo podía circular sin problema alguno.

Por estos hechos Leslie Marlene Reyes Correa levantó una denuncia por abuso de autoridad ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México en Texcoco donde espera que haga justicia por el abuso de la oficial conciliadora y las policías.

De acuerdo con una valoración pericial de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) y confirmada por del hospital Guadalupe Victoria la mujer identificada como Leslie Marlene Reyes Correa resultó con lesiones de tercera prioridad que presuntamente dejarán secuelas.

Hasta el momento, la Dirección de Seguridad Publica no ha presentado ninguna información sobre el presunto abuso policiaco.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor